Por: P. Gabriel María Prado, IVE
Hace unos días, la orden de San Benito, que durante más de 10 siglos de historia ha mantenido la casa de nuestra Madre, María de Valvanera, patrona de La Rioja, donó el Monasterio de Valvanera a la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño. Tras la donación, hemos firmado con la Diócesis un comodato por el cual seguiremos atendiendo el Monasterio de Valvanera como lo hacemos desde el 2018.
No podemos disimular nuestra ilusión, como le pasó San Juan de la Cruz frente al nuevo convento de Segovia que andaba «el Santo echándole su bendición y con deseos de que creciese y se acabase, pronosticando lo que aquí se había Dios de servir», y «alegrándose mucho de ver crecer un tal edificio, que había de ser seminario de virtudes y letras».
Nos encomendamos a sus oraciones,
P. Gabriel María Prado, IVE
Monasterio de Valvanera