Suiza, es un país muy interesante desde muchos puntos de vista. La Reforma Protestante golpeó con especial dureza a Suiza, con la reforma de Juan Calvino en la Suiza occidental (Ginebra) y la de Ulrico Zwinglio en la Suiza oriental (Zúrich), de modo que sólo la Suiza central permaneció católica. Hoy en día, sólo el 34% de los suizos son católicos. El 22% son reformistas y casi el 30% son aconfesionales.

Suiza está dividida en cuatro grupos lingüísticos (más del 60% de lengua alemana, el 22% francesa, el 8% italiana y el 0,5% de lengua romanche), con una población total de sólo 8 millones de habitantes y un territorio de 41.290 km².

La Iglesia Católica está dividida en seis diócesis y dos abadías territoriales (Einsiedeln y San Mauricio), a veces estas diócesis son multilingües, como nuestra diócesis de Friburgo-Losana-Ginebra, donde se habla tanto alemán como francés y que incluye cuatro cantones, cada uno con sus propias normas y leyes.

Suiza SSVMNuestra fundación oficial el día 2 de febrero -fiesta de la Presentación al Templo y de la vida consagrada- se convirtió en una gran celebración. Decoramos la iglesia tal como hacemos siempre en nuestras misiones: con muchas flores, un nuevo mantel de altar, velas, un pedestal para la Virgen, etc. Todo esto conmovió a la gente, uno de los sacerdotes de la parroquia en donde celebramos la Misa se mostró muy contento y agradecido con la liturgia. Así como también las familias y los religiosos se acercaban para agradecer lo bien decorada que estaba la Iglesia.

La comunidad está formada por la Madre María Vergine dei Tramonti Simmermacher, Maria Laetitia Dei Bakermans y Maria Zuflucht der Sünder Peveling. Nuestro principal apostolado es la formación, humana, espiritual, moral e intelectual de las chicas universitarias, las cuales vienen a Lausanne a realizar sus estudios. Las chicas vienen de Francia, Suiza y otros países. Han elegido esta residencia por el ambiente de familia y de alegría que aquí se respira. Pronto iniciaremos, si Dios quiere, pequeños encuentros de formación para ayudarles también a que conozcan, abracen la fe o maduren en ella.

Para la apertura de nuestra misión, vinieron desde Roma la Madre Corredentora y la Madre Sponsa Amabilis; desde Francia la Madre Reina de los Ángeles y el Padre Christoph Godel, vicario del Obispo Charles Morerod en esta región de la diócesis. Así pudimos celebrar el Santo Sacrificio de la Misa con religiosos, amigos y benefactores. Al final de la Misa, pusimos la misión bajo la protección de Notre-Dame de Lausanne, patrona de nuestra comunidad, y nos consagramos enteramente a ella.

Suzia SSVM

Después invitamos a todos a nuestro foyer (residencia) para celebrar el evento. Fue una hermosa fiesta llena de alegría y fraternidad.

En la parroquia de Saint Redempteur, colaboramos con el sacerdote italiano Don Gianpaolo en la atención de un grupo de jóvenes adultos. Actualmente por el coronavirus los encuentros se realizan a través de Zoom. Además, ayudamos en la parroquia francófona llevando la comunión a algunos ancianos y algunas familias francesas católicas con muchos niños han empezado a visitarnos.

Suiza SSVM

Es una enorme gracia de Dios que aquí en Lausanne, en la parte francófona de Suiza, podamos predicar a Cristo Crucificado. No hay que olvidar las raíces cristianas de Suiza, tanto así que su misma bandera hace referencia a la victoria de Cristo y a la sangre de los mártires que misionaron este país. Y el himno nacional, escrito por un monje cisterciense expresa una confianza incondicional en Dios:

Conduce en la tempestad violenta,
Tú eres nuestro refugio y nuestra defensa,
¡Tú, todopoderoso, salvador!
En la noche tormentosa y en el horror
Confiemos en él como niños.
Sí, el alma piadosa sabe
Sí, el alma piadosa sabe
Dios en la santa patria,
Dios, el Señor, en la patria santa.

 

¡Estas son las raíces católicas de Suiza!

¡Que viva Suiza y que viva la Misión!

 

Hermanas de la Comunidad Notre-Dame de Lausanne

Lausanne, Suiza, febrero de 2021.