“No me acuerdo hasta ahora haberle suplicado cosa que haya dejado de hacer… querría yo persuadir a todos que fuesen devotos de este glorioso Santo, por la gran experiencia que tengo de los bienes que alcanza de Dios” (Santa Teresa de Jesús).

En el año de 2020, las Hermanas del Aspirantado “Santa Barbara Yi” pudimos por gracia de Dios construir una nueva capilla. Ya que desde hacía algún tiempo ésta quedaba pequeña.

Comenzamos con el proyecto para una nueva capilla, el lugar más importante del convento, donde estamos unidas en Santo Sacrificio y donde vive permanentemente el Rey y Creador de todo el Universo, Jesucristo, nuestro futuro Esposo.

El lugar que se escogió para la construcción de la capilla era un hexágono de paredes irregulares. Todas nosotras, en comunidad comenzamos a rogar a San José por la concreción de nuestro proyecto. Hicimos una “treintena” que duro aún más de treinta días (desde octubre hasta la inauguración). ¡Y San José escuchó nuestras súplicas!

Para poder conseguir los fondos necesarios hicimos panes para vender, lo cual fue un grandísimo apostolado con nuestros vecinos y también con los parroquianos de algunas Parroquias conocidas. Tuvimos también una gran ayuda de los Sacerdotes diocesanos que nos asisten y celebran la mayoría de las Misas que tenemos en nuestra casa.

San José y las aspirantes -1

La mayor parte de los ornamentos nos los regalaron de una provincia vecina, Minas Gerais. En los viajes para conseguir lo necesario conocimos una joven con inquietudes vocacionales, quien por gracia de Dios ya ingresó en el Aspirantado.

Estábamos en el año del proyecto “¡Rege o Maria!” y pensamos que la patrona de la capilla podría ser Nuestra Señora. Considerando que es una casa de formación para Aspirantes y que San Juan Bosco, gran formador de niños y jóvenes, nos ha legado su método preventivo y su devoción a Maria Auxiliadora, nos pareció que la advocación más conveniente sería ésta: ¡Nuestra Señora Auxiliadora!

Después de la venta de muchos panes, viajes con sacos de cemento, limpieza intensa, con muchos ruegos y cartas a San José, incluyendo una peregrinación a un Santuario Josefino de una ciudad vecina, la capilla quedó lista y bellísima como nunca habíamos visto antes. ¡San José nos dio una sencilla, pero al mismo tiempo hermosa y digna cuna para su Hijo!

La capilla fue inagurada, el día 12 de diciembre de 2020 a las 18hs, con la presencia del Obispo de nuestra diócesis y concelebrada por otros sacerdotes.

El mismo San José estuvo en todos los detalles: en el día de la inauguración llegaron los bancos y el retablo para el Sagrario, provenientes de otras provincias. Los proveedores nos habían dicho que sería casi imposible que llegasen a tiempo.

Finalmente, por medio de esta crónica, queremos agradecer a Dios y al Custodio de las Vírgenes, por habernos dado esta hermosa capilla. Que Nuestra Señora Auxiliadora nos conceda la gracia de tener siempre una visión providencial de la vida.

 

Hermanas del Aspirantado “Santa Barbara Yi”