Noviciado del IVE en Ucrania

 

El tiempo de vacaciones no es sólo un tiempo para descansar, sino también una gran oportunidad para enriquecerse espiritualmente y descubrir algo nuevo, hasta ese momento desconocido. Este fin de semana, cinco monaguillos tuvieron la interesante experiencia de vivir en nuestro Noviciado.

En esos días rezaron con nosotros el breviario, el rosario, participaron de la Liturgia Divina y tuvieron tiempo de lectura espiritual.

Lo que más impresionó a los monaguillos fue el viaje que hicimos al pueblo de Starunia, donde nació el Beato mártir Simeón Lukach. Los muchachos quedaron sorprendidos por el heroísmo y el valor del Beato Simeón, quién, regresando enfermo del exilio una y otra vez continuó con su actividad pastoral, a pesar de la persecución y las amenazas de las autoridades soviéticas; también tuvieron la oportunidad de ver con sus propios ojos la ropa y las pertenencias del obispo Simeón.

Realizamos una salida del todo particular a un volcán de lodo, único en Ucrania, y en el mundo. Los siguientes días, hubieron discusiones animadas sobre la cantidad de petróleo que había en el lago y sobre un fuego de origen desconocido.

Al finalizar el campamento, los monaguillos se probaron a sí mismos como apóstoles-pescadores. Agotados, pero contentos y satisfechos los chicos regresaron a sus casas.

Invitamos a nuestro noviciado a nuevos aventureros que quieran navegar mar adentro, muchachos que busquen la aventura de Cristo.

Noviciado del IVE en Ucrania