“Aunque uno viva setenta años, y el más robusto hasta ochenta,
la mayor parte son fatiga inútil porque pasan aprisa y vuelan”
(Sal 90 [89], 10)

Querida familia religiosa:

Con gran alegría los hacemos partícipes de los primeros 15 años de la llegada de las Servidoras a España.

Por providencia de Dios se dio inicio a la fundación en la isla de Tenerife que  cuenta con dos casas de acogida para ancianos (residencias) pertenecientes a la diócesis, una de éstas se encuentra en un  pueblo llamado “Icod de los Vinos” que es donde empezamos.

Para la ocasión, estuvo presente la M. Contemplación – provincial en España, y todas las hermanas de la isla. Invitamos de modo especial a nuestro obispo Don Bernardo Álvarez quien presidió la Santa Misa de acción de gracias. Concelebraron el Director de la Obra, Don Julián de Armas y los sacerdotes del IVE. También estuvieron los familiares de los ancianos y los trabajadores. Después de la Santa Misa compartimos un brindis y un pequeño fogón con canciones típicas.

Con esta misión pusimos hace 15 años atrás, un pie en España. Y no deja de ser significativo que se tratase justamente de una obra de caridad. Aprovechando la oportunidad, queremos contarles brevemente sobre el apostolado de las Servidoras en Tenerife. Nuestro principal trabajo aquí consiste en la atención espiritual de los ancianos. Compartimos con ellos los actos de piedad, y todos los días rezamos juntos el Santo Rosario y participamos de la Santa Misa. Otro importante apostolado es el que hacemos con los familiares y trabajadores de la obra.

Una de las cosas lindas de éste apostolado, es la gracia de estar con los ancianos hasta el último momento de su vida; cada muerte nos hace reflexionar en tantas cosas que recibimos de Dios y que a veces sin querer se nos van de las manos; siempre recordamos que lo poco que damos a los ancianos, ellos nos lo retribuyen dándonos su ejemplo y enseñándonos por la experiencia de vida.

Es muy notable en nuestra casa el ambiente religioso que se vive, ya que en la medida de las posibilidades, siempre que el tiempo lo permite, buscamos realzar los tiempos fuertes de la liturgia, especialmente realizando las celebraciones de cuaresma, las alfombras de flores para Corpus Christi y festejando la Navidad con la representación del Belén viviente (pesebre viviente).

Damos gracias por todo lo recibido y nos encomendamos a vuestras oraciones por nuestra fidelidad en la obra de Dios y que ha depositado en nuestras manos.

En Cristo y María.

Madre María Virgen Pía

Servidoras en Tenerife – España

Deja un comentario