Querida Familia Religiosa:

Hay una famosa frase que dice: “Si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes”, y me parece que describe acertadamente este relato que compartimos sobre las gracias que Dios derramó a lo largo del año pasado, especialmente en el trabajo con los jóvenes.

Sucede muchas veces que para emprender algún apostolado, hacemos cálculos humanos, contando sólo con nuestras fuerzas y nos olvidamos que somos “lapicitos” en las manos de Dios, es Él quien se encarga de dirigir y armar nuestros proyectos, de buscar y atraer a las almas hacia Él, valiéndose de instrumentos débiles e imperfectos… así su obra brilla más.

Los comienzos

En el año 2014 las “Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará”, comenzamos a trabajar en Los Juríes, Santiago del Estero, en conjunto con los padres del IVE. Nuestro apostolado parroquial se avoca principalmente a la catequesis en la zona rural. Debido a las distancias que debemos recorrer, lleva mucho tiempo poder cubrir aunque sea una parte del radio de nuestra Parroquia (3600 km2), lo cual no deja mucho margen para realizar otras actividades[1]. No teníamos pensado todavía armar formalmente un grupo de perseverancia y de jóvenes, ya que “no contábamos con el tiempo adecuado” para ello, pero la Providencia fue marcando el camino, y ahora contamos con un grupo de Cruzados de Jesús y el grupo de jóvenes San Juan Pablo II.

Por eso esta crónica es más bien una acción de gracias por todos los bienes recibidos a lo largo del año pasado.

MATARÁ

A partir del año 2015 nos unimos a la peregrinación diocesana de jóvenes a Matará. El año pasado decidimos invitar a algunos chicos del colegio secundario y de este modo se sumaron 14 jóvenes para la peregrinación.

Preparamos cancioneros para la caminata y unos pañuelos que servían como distintivo; a cada chico se le dio un papel con alguna intención en particular a la cual ellos tenían que agregar su intención personal para esta caminata.

El día viernes 13 de mayo nos congregamos en la Catedral de Añatuya, tuvimos la Santa Misa en honor a la Virgen de Fátima: en la homilía se habló, entre otras cosas de la importancia de ofrecer los sacrificios que suponía esta peregrinación, y el sentido de llegar hasta la cruz. Partimos caminando[2] y después de mucho esfuerzo, dolores, ampollas… llegamos a Matará, para rendirnos a los pies de la Cruz de Nuestro Salvador. Los jóvenes que fueron por primera vez estaban muy contentos, varios de ellos se acercaron después de mucho tiempo al Sacramento de la Misericordia.

SSVM-Argentina-JPII SSVM-Argentina-JPII

OBRAS DE CARIDAD

La alegría de estar cerca de Dios, se contagia… como decía Juan Pablo II a los jóvenes “Vivid a Jesucristo y contagiaréis también al mundo”[3].

Después de un tiempo surgió la propuesta del P. Juan Martín Sierra de arreglar un rancho de una familia muy humilde del campo. Llamamos a los jóvenes y ellos se encargaron de invitar a sus amigos del colegio.

El rancho se ubica en la zona rural, a 10 km de la ruta. Para llegar a él hay que entrar por unos caminos angostos que atraviesan el monte. Es difícil explicar el estado de precariedad de la casa: tenía agujeros en toda la pared y el desorden era tal que una vez que fueron sacadas todas las cosas del piso, encontramos una pequeña víbora venenosa debajo de la cama de uno de los integrantes. Los jóvenes se dividieron en grupos, algunos limpiaron adentro de la casa, quitaron todo lo que había, quemaron lo que no servía y comenzaron a emparejar el piso y tapar los agujeros haciendo una mezcla de barro y pasto seco. Por dentro se cubrió con un plástico para que no pasase el frío, ya que era invierno y por la noche caían heladas. Otro grupo, limpió el patio y quemó la basura.

Los jóvenes estaban muy contentos y entusiasmados por poder realizar esta gran obra de caridad.

FORMACIÓN OFICIAL

A partir de aquí comenzamos con algunas reuniones esporádicas, para algún festejo, visita de misioneros… pero nada oficial y constante… hasta que un día, reunidos en el convento, los mismos jóvenes se pusieron de acuerdo y plantearon la idea de formar un grupo que tuviera charlas de formación y un patrono. Sin dejar de ser un sacrificio para nosotras, pero sabiendo que Dios habla por las circunstancias, aceptamos el pedido e hicimos un lugar en nuestro horario para poder trabajar con ellos.

Se eligieron los dirigentes y comenzamos con las reuniones; actualmente integran el grupo 20 jóvenes. Las charlas están orientadas a afianzar su fe, ya que muchos de ellos después de la Confirmación se alejaron de la Iglesia por distintas razones.

ANÉCDOTAS

Es muy gratificante ver cómo la Verdad va entrando en sus almas. Cuán cierto es lo que dice San Pablo: “¿Cómo invocarán a Aquel en quien no han creído? Y ¿cómo creerán sin haber oído de Él? Y ¿cómo oirán si nadie les predica?”[4].

Dimos charlas sobre la “Verdadera Iglesia”, explicando algunas de las tesis más simples, y contando sobre el descubrimiento de la tumba de San Pedro debajo del Vaticano, también se les habló sobre el culto a las imágenes.

Un día, al mediodía, al salir de clases vinieron al convento dos de los jóvenes. Entusiasmados nos contaron la posibilidad que tuvieron de defender su fe. Una de las profesoras había comenzado a cuestionar en clases algunos puntos de la fe católica: el Papa, el culto a las imágenes, etc. Estos jóvenes, usando sus propios argumentos simples y racionales, fueron refutando cada objeción y ante estas respuestas la profesora se quedó sin palabras. Por ejemplo, hablando sobre la jerarquía de la Iglesia y la necesidad de “intermediarios” dieron dos ejemplos muy ilustrativos: primero, que ella como profesora en un colegio, depende de un superior a quien tiene que responder para que exista un orden, del mismo modo en la Iglesia. Otro ejemplo que le dieron fue que, si no necesitamos intermediarios entre Dios y nosotros, entonces ¿porque ella iba a su iglesia? (profesaba otra religión).

SSVM-Argentina-JPII

A CONTINUACIÓN CONTAMOS ALGUNAS DE LAS ACTIVIDADES QUE REALIZAMOS CON LOS JÓVENES A LO LARGO DEL AÑO PASADO:

BEATIFICACIÓN DE LA MAMA ANTULA

Decía el Papa Juan Pablo II a los jóvenes: “sólo Jesús conoce vuestro corazón, vuestros deseos más profundos. Sólo Él, que os ha amado hasta la muerte, es capaz de colmar vuestras aspiraciones. Sus palabras son palabras de vida eterna, palabras que dan sentido a la vida. Nadie fuera de Cristo podrá daros la verdadera felicidad”[5].

La primera peregrinación con los jóvenes fue a la capital de Santiago para poder participar de la Santa Misa de beatificación de María Antonia de Paz y Figueroa[6].

El día anterior a la Misa, participamos de la peregrinación que se realizaba con los jóvenes pasando por los cuatro templos más importantes y antiguos de Santiago: Iglesia Catedral, La Merced, Santo Domingo y San Francisco. En cada parada se representaba un aspecto de la vida de la Beata. En la Iglesia de La Merced bailaron danzas folklóricas, en la Iglesia de Santo Domingo se escuchó el repiquetear de los bombos santiagueños, y en la Iglesia de San Francisco hubo un momento de oración frente al Santísimo Sacramento.

Los jóvenes vivieron todo esto con gran alegría y entusiasmo, cantando y bailando las danzas típicas santiagueñas; tal fue su entusiasmo que hasta salieron en varios diarios locales.

SSVM-Argentina-JPII SSVM-Argentina-JPII

Al día siguiente nos dirigimos al predio de la beatificación. La Santa Misa fue presidida por el Card. Angelo Amato, quien destacó las grandes virtudes y la gran obra que llevó a cabo la Beata, a pesar de las dificultades que encontró en el camino, obteniendo la fuerza de su unión a Jesucristo, a quien se confiaba plenamente.

SSVM-Argentina-JPII

CAMPAMENTO DEL ESTUDIANTE- MENDOZA

Con un grupo de 17 jóvenes viajamos a Mendoza, para participar del Campamento del Estudiante en Campo de los Andes. Los chicos pudieron aprovechar de las charlas, de los juegos, realizar consultas a los sacerdotes, compartir con los religiosos, quienes daban su testimonio de alegría en cada actividad y conocer nuevos amigos de otras partes. Una de las cosas que más les gustó fue el poder escalar las montañas, donde vieron por primera vez la nieve y, a pesar de lo exigente que fue para ellos, estaban muy contentos de poder contemplar la belleza de la creación[7].

SSVM-Argentina-JPII

Terminado el campamento fuimos a San Rafael. Allí aprovechamos para conocer Valle Grande y disfrutar un poco del agua: los chicos estaban fascinados, y para hacerlo más emocionante todavía, realizamos rafting en el río Atuel. Uno de los chicos comentó: “primero la montaña, ahora esto… ¿Qué más tienen preparado?”.

Pudimos visitar los Hogares de nuestra Congregación, comenzando por el Hogar San Martín de Tours. Mientras esperábamos que nos atendieran, se armó una guitarreada con los jóvenes y con algunos de los internos del pabellón del Sagrado Corazón: hubo competencias de zapateo, payadas, etc. También visitamos los Hogares “Santa Gianna Beretta Molla” y “Divina Providencia”. Los chicos estaban muy contentos de ver esta gran obra y muchos quedaron entusiasmados con la idea de volver algún día para realizar un voluntariado.

SSVM-Argentina-JPII

Fue un viaje de mucho provecho para los chicos, sobre todo espiritual, ya que muchos se acercaron más a Dios gracias a la ayuda de los padres del IVE.

PRIMERAS COMUNIONES

Tres de los jóvenes no habían realizado su Primera Comunión, así que nos pusimos en campaña y después de varias clases, se prepararon para recibir por primera vez los sacramentos de la Confesión y de la Comunión.

El día 8 de diciembre se realizaron las Primeras Comuniones de los niños de catequesis, a las que se sumaron estos jóvenes. Como es costumbre en nuestro pueblo, se realiza la “Semana Blanca” los niños que han recibido por primera vez a Jesús Sacramentado: van todos los días a Misa durante una semana vestidos de blanco. Nuestros jóvenes se sumaron muy contentos a la misma.

SSVM-Argentina-JPII

Por estos y tantos otros beneficios damos gracias a Dios. Y pedimos sus oraciones para que Dios siga trabajando en las almas de estos jóvenes y ellos sean dóciles a su llamado.

Hermanas de la Comunidad Santiago Apóstol

Los Juríes –Santiago del Estero.

[1] De martes a domingo tenemos clases de catecismo en la mañana y en la tarde en escuelas rurales, en distintos parajes, además de la catequesis parroquial.

[2] La distancia a recorrer es de 60 km, participan aproximadamente unos 300 jóvenes de la diócesis. Se realizan tres paradas. Este año tardamos 15 horas desde la ciudad de Añatuya hasta Matará.

[3] San Juan Pablo II, Brescia, Italia, 03-10-1982.

[4] Rm 10, 14.

[5] San Juan Pablo II, Mensaje para la XVIII Jornada Mundial de la Juventud, 25-07-2002.

[6] Gran promotora de los Ejercicios Espirituales según el método de San Ignacio de Loyola.

[7] Para los que no conocen Santiago del Estero, el clima es árido, en la zona donde se encuentra Los Juríes no hay ríos cerca, y al estar al este de la Argentina es un relieve llano.

Deja un comentario