Servidoras_Madrid

Nuestra crónica de hoy va llena de alegría y agradecimiento sobre todo a nuestro Protector y Padre San José y nos llena de satisfacción poder hacerles partícipes a todos.

El regalo nos lo hizo el Patriarca y Protector en su día: el 19 de marzo de este año de 2018, y por supuesto superó todas nuestras expectativas …

Desde hace bastante tiempo andábamos buscando otra residencia para la Casa Provincial de las Servidoras en Madrid; el contrato de la que habitábamos ya había terminado y aunque nos lo habían renovado, sabíamos que estaban esperando nuestra marcha para poder venderla.

La casa estaba ubicada en Madrid, en un barrio de trabajadores emigrantes, en Carabanchel, aunque el apostolado era hermoso y la casa bonita (sobre todo nuestra capilla) resultaba en extremo pequeña para nosotras, sobre todo para dar albergue a todos los que por una cosa u otra pasan y pernoctan en la Casa Provincial… La búsqueda de una nueva casa estaba siendo difícil, ya que a excepción de un solo piso que nos ofrecían a precio de un alquiler muy alto, no teníamos ningún otro ofrecimiento o posibilidades de elección.

Con ocasión del 30° aniversario de la fundación de nuestro Instituto, andábamos nosotras buscando afanosamente dónde poderlo celebrar. En nuestra casita imposible por sus dimensiones… buscando, buscando, se nos ocurrió pedir a nuestras amigas de la Visitación del Primer Monasterio (de los tres que tienen en Madrid) donde están las reliquias de las siete beatas mártires de la persecución de 1936, si nos podían prestar su Iglesia y un salón para festejar dignamente nuestro gran día. Las hermanas se alegraron muchísimo que fuésemos a festejar nuestro día en su monasterio. Al finalizar la fiesta, pedimos a la comunidad de la Visitación oraciones para que pudiésemos encontrar una casa en Madrid.
Y aquí llega el magno regalo de San José. Tan solo unos días después, nos llama la Madre Priora para comunicarnos que estaban cerrando el Tercer Monasterio en Madrid y que ya estaban adelantadas las conversaciones con la Universidad de Nebrija para alquilárselo, pero que al escuchar nuestro pedido de oración el día de San José, pensaron en cedernos una parte a nosotras, viendo nuestra necesidad y para que la Iglesia del mismo se reabriera. Esto significaba que, si nosotras queríamos, nos podían dejar la hospedería, la Iglesia y los Coros, firmando un comodato por 15 años sin costo alguno.

Ni poniendo toda nuestra imaginación en marcha hubiésemos pensado obtener este don, que ha superado ampliamente nuestras expectativas.

La Iglesia es preciosa, tiene varias capillas, entre ellas una a San José y otra a la Virgen del Pilar, y en el retablo dorado que ocupa toda la parte frontal, preside una gran imagen del Sagrado Corazón; bajo éste se encuentra un enorme y bello cuadro de la Inmaculada Concepción, Patrona de nuestra Casa Provincial, flanqueado por San Francisco de Sales y Santa Juana de Chantal; en el extremo izquierdo una gran imagen de San Miguel Arcángel y abajo dos cuadros: uno de la Anunciación y otro de la Visitación. En definitiva, todos nuestros patronos y devociones principales.

Aún no está abierta al culto, pero ya son muchos los vecinos de la zona que nos preguntan cuándo comienzan las misas, porque parece ser que tiene gran afluencia de fieles. Ahora, todos los días por la mañana y a puerta cerrada nos dice la Misa un sacerdote, capellán de las hermanas Salesas de este Monasterio, que continúa viviendo aquí. Por este motivo, nos corresponden de momento dos pisos: el primero y el tercero de lo que antes era la hospedería (este sacerdote, ya mayor, mora en el segundo). También nos han dejado para nosotras dos coros hermosos y grandes y salas contiguas.

El monasterio es del año 1907, dedicado a San Francisco de Sales, y se encuentra en un barrio céntrico, en una zona de Madrid muy buena en todos los aspectos, y está prácticamente “invadido” por universidades, colegios mayores y por tanto de estudiantes … ¿vislumbran el Apostolado que tenemos por delante?

Al Señor puesto a ser generoso no hay quien le gane: en frente a nuestra casa no hay edificios, tan solo un enorme parque lleno de árboles y paseos bonitos y hasta pistas de atletismo.

La fiesta de inauguración se realizó el día 15 de agosto, día de la Asunción de Nuestra Santísima Madre al cielo, para dicho día glorioso contamos con la presencia de varios sacerdotes del IVE, entre ellos, el Padre Provincial Alfredo Alós. Ellos celebraron la Santa Misa y bendijeron el Monasterio e Iglesia, luego de lo cual compartimos un almuerzo y pequeño festejo.

Aquí les dejamos con las fotos y con nuestra petición de que nos ayuden a dar las gracias a San José y que recen para que nos ayude a que podamos darle al Señor en esta nueva etapa todo lo que Él espera de sus Servidoras de esta Casa Provincial.

Hermanas de la Casa Provincial en Madrid, España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here