A través de estas líneas queremos compartir, con toda la Familia Religiosa, lo vivido el pasado 1° de mayo, día en que la Iglesia recuerda la memoria de San José Obrero.

Ese día, por la tarde, todas las Servidoras presentes en San Rafael, nos reunimos en el Noviciado “San José”. El motivo fue participar de la celebración de la Santa Misa en honor del Santo Patriarca, en la cual, se realizó la coronación de la imagen de San José que preside la Capilla del Noviciado.

La Santa Misa fue presidida por el Rdo. Padre Ricardo Clarey, provincial del IVE en Argentina,  y concelebrada por los padres Tomás Orell y Fernando Vicchi.

instituto-verbo-encarnadoLa intención de rendir este homenaje a San José, fue agradecerle tantos beneficios recibidos por su intercesión en estos 25 años de fundación. Y pedirle, de modo especial, nos conceda la gracia de que esta casa que está bajo su patrocinio, cuente siempre con “santas y abundantes” vocaciones.

Durante la homilía, el Padre Fernando Vicchi, explicó el significado de esta ceremonia de “coronar a San José”. Entre los motivos aducidos, el padre se refirió a aquellos alegados por el Papa Clemente XIII, en el siglo XVIII, quien aprobó por primera vez la coronación de las imágenes de San José.

Los motivos mencionados por el Papa como razones para justificar este hecho, por el cual San José es coronado sin ser llamado rey, son dos.

El primero es que San José, según consta en los Evangelios, es de estirpe real, pues es nombrado en el Evangelio de San Mateo como “hijo de David”. En segundo lugar, es que San José desempeñó, después de la Santísima Virgen, un papel inigualable en la historia de la Salvación. Esta unión tan estrecha con la Encarnación y la Redención le hace participar de la augusta dignidad de su Hijo adoptivo y de su Esposa castísima, que por la Encarnación y la Redención se hicieron reyes, por derecho de naturaleza y de conquista. Por esto hay que coronarlo, como a Jesús y María, aunque no se lo llame rey.

Luego de la Santa Misa, todas compartimos una cena y un sencillo fogón, para agradecer las gracias recibidas durante el día.

instituto-verbo-encarnadoPedimos a Dios que nos conceda crecer en una verdadera devoción a San José. Y contar siempre con su valiosa intercesión ante el Verbo Encarnado y María Santísima, confiadas en las palabras de la Gran Santa Teresa: “Que a otros Santos parece les dio el Señor gracia para socorrer en una necesidad; a este glorioso santo tengo experiencia que socorre en todas, y que quiere el Señor darnos a entender que así como le fue sujeto en la tierra, que como tenía nombre de padre siendo hayo le podía mandar, así en el Cielo hace cuanto le pide”.

Servidoras de la Provincia “Nuestra Señora de Luján”

 

Deja un comentario