Semana Santa y Pascua en el Monasterio “Beato Carlos de Foucauld”

0
1207

Querida familia, de un modo magnífico expresaba Juan Pablo, el Grande, que “la alegría cristiana es una realidad difícil de describir con palabras, porque es espiritual y forma parte del misterio. ¡No apaguéis esta alegría que nace de la fe en Jesucristo Crucificado y Resucitado! ¡Dad testimonio de vuestra alegría!”. Pese a la dificultad que implica expresar esta alegría pascual por medio de palabras haremos un intento, pero como es muy probable que las palabras queden cortas compartimos con ustedes un video (https://www.youtube.com/watch?v=K2aJdpF7ri8) de las ceremonias de esta Semana Santa vivida en el monasterio.

Es realmente una gracia poder celebrar estas fiestas Pascuales con tanto despliegue y preparación como se viene haciendo desde hace unos años, ya que nuestra comunidad monástica cuenta hasta hoy con solo tres monjes, pero la Providencia quiso que se reúna alrededor del monasterio un pequeño grupo de fieles que participan de la misa los domingos y de las grandes celebraciones. Vivimos en una de las zonas de mayor concentración de extranjeros en Túnez y es por eso que contamos con una feligresía muy variada, reuniendo más de 8 nacionalidades.

La gente participa de nuestras ceremonias sencillamente porque perciben el amor y el empeño con que intentamos celebrar la liturgia. Amor que se contagia a los fieles y que hace que en el momento de organizar no nos faltan colaboradores, entre ellos nuestros leales monaguillos, un pequeño coro compuesto por niños y adultos, los lectores, los que ayudan con la decoración y arreglos florales, limpieza y la preparación del clásico “partage”, momento de festejo que compartimos con los feligreses después de la Misa de la Vigilia. Este año recibimos además como regalo una casulla roja ofrecida por una de las familias amigas que estrenamos en la misa del Domingo de Ramos.

Todas las celebraciones fueron muy hermosas y realmente se vivía un clima de oración, los fieles siempre agradecidos con cada una de las ceremonias. Es para destacar que a pesar de que jueves y Viernes Santo son días laborales en este país, muchos venían al monasterio directamente del trabajo y los niños y jóvenes terminada la escuela. Organizamos el Vía Crucis en el parque del monasterio, actividad conjunta con la Parroquia San Cipriano colindante al monasterio. Concluido éste y antes de comenzar con la Ceremonia de la Pasión, los monjes estuvimos escuchando confesiones alrededor de una hora y media, con grandes frutos y numerosas confesiones.

La ceremonia de la Vigilia Pascual fue el culmen de las celebraciones de esta semana, donde gran parte de la feligresía cumplía algún oficio. En la mañana del domingo, después de la misa de Pascua, los niños (y también algunos grandes) se divirtieron con la ya tradicional búsqueda de huevos de Pascua escondidos por el jardín del monasterio.

Agradecemos una vez más a Dios la gracia de poder ejercer este apostolado tan propio de los monjes como es la liturgia y poder vivir en plenitud nuestro ministerio.

Creo que son ya bastantes palabras… los dejamos con las imágenes.

¡Felices Pascuas!

Monjes del Monasterio “Beato Carlos de Foucauld” – IVE Túnez

http://viecontemplative.vidareligiosa.org/

www.facebook.com/viecontemplative

Deja un comentario