El RIM 10 fue el primer asentamiento militar permanente en la región y uno de los primeros regimientos que tuvo la Nación. Fue creado en Buenos Aires el 9 de agosto de 1814, y el día 9 de julio de 1816 fue el custodio de la declaración de la Independencia en la Casa de Tucumán. Desde el año 1937, el Regimiento de Infantería de Montaña N°10 tiene su asiento en Covunco Centro, provincia de Neuquén, a casi 50 kilómetros del viejo Fortín que se estableciera durante la Campaña al Desierto.

Misión en el Regimiento con la ayuda de las Hermanas

Por gracia de Dios, y por abrirnos las puertas el Jefe del Regimiento, Tte. Coronel Conforte, después de dos veces que he ido sólo, hemos podido realizar por tercera vez la misión de Semana Santa; pero ésta vez con la ayuda de nuestras hermanas “Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará”. Con esta ayuda hemos podido abarcar más, llegar a más personas y poder recoger más frutos, como al final pudimos constatar. Mientras yo como sacerdote me dediqué a visitar, -como otros años- el Regimiento durante toda la mañana, comenzando con la invocación y prédica después del izamiento de bandera, confesiones, consultas, etc; las hermanas, con la ayuda de las señoras se encargaron de la visita de las familias en el barrio militar, invitando a las ceremonias de Semana Santa. También comenzaron con un oratorio para niños y ayudaron a las catequistas del lugar con la organización de la catequesis de comunión y confirmación. A esto se suma la reunión y enseñanza de liturgia al “pequeño clero” de Monaguillos, que engalanaron cada día las misas de la Semana Mayor.   Además charlas para padres, enseñanza del Sto. Rosario, películas formativas y debate a cargo de las hermanas.

El Jueves Santo festejamos la “institución del Sacerdocio” reuniéndonos con las familias. Durante todas las Misas tuvimos la ayuda del Coro de la Banda con el Subteniente Aguirre, ayudándonos en esto la hermana Coronada. Miércoles Santo tuvimos una misa especial en el Patio n°1 del regimiento para todos los militares y con el acompañamiento de la Banda.

Una novedad cultural interesante para nuestro Instituto, fue que, durante la inspección que se lleva a cabo cada 4 años en dicho cuartel y que este año coincidió con el tiempo de Semana Santa, el coronel inspector de bandas escuchó a los músicos un himno que compusimos a la Virgen de la Merced Patrona del Ejército argentino, cuyo arreglo instrumental estuvo a cargo del Subteniente Maestro de Banda. El coronel expresó su agrado y reconocimiento del himno y pidió el permiso de elevar la partitura al Estado Mayor del Ejército.

Autor de la letra fue el seminarista de filosofía Ignacio Caratti. Autor de la música, quien subscribe. Quien llevó a cabo el deleite de poder escucharla, haciendo los arreglos musicales, la instrumentalización y la dirección, fue el Subteniente Maestro de Banda, Walter Aguirre y ejecutada por la Banda de dicho Regimiento 10 de línea, con sus uniformes históricos con que custodiaron en 1816 la casa de Tucumán.

La ceremonia de la Vigilia Pascual brilló por su solemnidad y respuesta de la gente. En el Domingo de Pascua, en el que también acudió mucha gente y tuvimos bautismos, actuó por última vez la banda ejecutando, como broche de oro al final de la Santa Misa, el himno a la Virgen Patrona de la Merced.

Damos gracias a Dios.

Padre Agustín Spezza.

Deja un comentario