Van unas líneas a modo de homenaje a quien consideramos como un gran amigo de nuestra Familia Religiosa, Mons. Thomas Daily.

Falleció el 15 de mayo de 2017, a las 12:02 a.m. a los 89 años en la Residencia Mugavero en la Diócesis de Brooklyn, donde sirvió con humildad y alegría desde 1990 hasta su jubilación, en el año 2003.

Son muchos los aspectos que podríamos destacar de la vida del obispo emérito de Brooklyn, Mons. Thomas Daily, pero queremos remarcar tres aspectos de su vida que más han marcado su relación con nuestra Familia Religiosa, su cercana paternidad, su simplicidad y su espíritu misionero.

Ante todo su paternidad: gracias a su apoyo incondicional y su cercanía podemos afirmar que nuestro obispo emérito era un reflejo transparente del Buen Pastor que “conoce a sus ovejas y las llama por su nombre”; de hecho si lo encontrábamos en algún lugar fuera de Brooklyn él sabía que éramos religiosas de su Diócesis, y siempre que iba a la parroquia contigua al monasterio, pasaba a saludarnos. El año en que se retiró lo invitamos a celebrar su cumpleaños en nuestro monasterio, nos celebró la Misa, se quedó al desayuno y le organizamos un pequeño fogón, estaba muy contento y no dejaba de agradecernos por esa celebración.

En segundo lugar quisiera remarcar su simplicidad: esto era muy notable, cuando estábamos con él podíamos sentirnos siempre en familia. Gozábamos mucho escuchando sus historias y anécdotas misioneras.

Por último, resalto su espíritu misionero: siendo un joven sacerdote fue a misionar a Perú, y construyó una iglesia en Cotahuasi, iglesia que años más tarde providencialmente heredaron nuestros misioneros. Siempre nos hablaba con gusto de los años en que misionó en Perú, y nos preguntaba cómo estaban nuestros misioneros allí, y si alguno de ellos venía a su diócesis y pasaba a visitarlo, le preguntaba por la gente de aquellos lugares que recordaba con nombre y apellido. De hecho, estaba feliz de ser el obispo de Brooklyn porque siendo una ciudad cosmopolita en la que convergen una variedad tan grande de culturas, se sentía misionero.

En la Misa de su funeral, su sobrino, el Padre Vincent E. Daily, de la Arquidiócesis de Boston, MA, remarcó en la homilía algunas cualidades de la espiritualidad de su tío: su amor por la Santa Eucaristía que se notaba en su fidelidad a la celebración diaria de la Santa Misa donde sea que estuviese; su amor filial a la Virgen María por medio de su devoción al Santo Rosario; y su amor por las “pequeñas almas”, aquellas que sufrían en silencio y ocultos en el mundo. Con la presencia de varios Obispos, sacerdotes y religiosos, acompañamos a los familiares y amigos del Obispo Daily al lugar de su entierro en la Cripta de la Iglesia de la Inmaculada Concepción en Douglaston, NY.

Nuestro más sincero reconocimiento y agradecimiento a quien nos ha hecho tanto bien con sus palabras y ejemplo de vida. ¡Dios mediante siga siendo un fiel intercesor por nuestra pequeña Familia Religiosa desde el Cielo!

En Cristo y María,

Hermanas misionando en la Diócesis de Brooklyn, NY

Provincia de la Inmaculada Concepcion

Para más información ver: http://dioceseofbrooklyn.org/bishop-thomas-daily-passing/

BishopDaily_Memoriam_USA_1

Deja un comentario