Guayaquil, 28 de febrero de 2013.

 Para nosotros, que trabajamos en la Parroquia de San Luis, rey de Francia, en el Guasmo (Ecuador), ha sido muy difícil atraer a los niños y jóvenes a la Iglesia. Por eso desde hace un tiempo decidimos empezar el Oratorio Festivo. El problema era, sin embargo, que no había jóvenes que quisieran ayudarnos con el oratorio infantil.

Gracias a Dios este año 2012-2013 algunos jóvenes quisieron ayudarnos y decidimos agradecerles el esfuerzo que durante todo el año realizaron con algo especial. Para ello buscábamos algo que no solo fuera un paseo sino que les hiciera bien espiritualmente . La ocasión llegó cuando en Loja cinco Religiosas de las SSVM realizaron sus votos perpetuos. Hacia allí nos fuimos, recorrimos varios lugares, ya que Loja tiene lugares muy bonitos en montañas, ríos y bosques.

Estuvimos en la ceremonia religiosa, la cual les hizo mucho bien (la liturgia, el canto, los diferentes en ritos…); para todos ellos era la primera vez que presenciaban una ceremonia así. Luego compartimos el almuerzo y el Fogón. La Providencia nos ayudo en todo momento, aun en los mas pequeños detalles. Por ejemplo el Padre Javier me pidió que celebrara una Misa en un pueblito cercano (Zamora huayco Alto). Allí fue llegar y ver cómo el Sacristán empezaba a tocar las campanas… la gente poco a poco empezó a salir de sus casas… porque esa es la señal de que ha llegado el Sacerdote. Es impresionante ver en esos lugares como la gente reza, su devoción. Esto también ayudó a los chicos, pues fue importante para ellos el ver estos ejemplos de Fe.

Todo esto sirvió para que estos jóvenes que me ayudaron durante el año en el apostolado con los niños del Oratorio recibieran nuevas bendiciones de Dios.

De hecho queríamos agradecerles de la mejor manera y esto fue así fue: “Todo contribuye para bien de los que aman a Dios” (Ro 8, 28).

Nos encomendamos a sus oraciones.

P Ariel

Guayaquil -Ecuador

Deja un comentario