“He aquí la esclava del Señor, hágase en mi según tu palabra” Lc 1,38

Votos LT (2)Dice el Código de Derecho Canónico que: “La vida consagrada por la profesión de los consejos evangélicos es una forma estable de vivir en la cual los fieles, siguiendo más de cerca a Cristo bajo la acción del Espíritu Santo, se dedican totalmente a Dios como a su amor supremo, para que, entregados por un nuevo y peculiar título a su gloria, a la edificación de la Iglesia y a la salvación del mundo, consigan la perfección de la caridad en el servicio del Reino de Dios y, convertidos en signo preclaro en la Iglesia, preanuncien la gloria celestial”[1]. Se trata, entonces, en sus elementos esenciales, de practicar los consejos evangélicos bajo voto, es decir de un modo estable, para dedicarse totalmente a Dios, y entregarse de un modo peculiar a la obra de la Iglesia en el mundo; y esto por medio de la caridad perfecta.

El sábado 12 de octubre, con gran alegría tuvimos la Santa Misa de primeros votos de la primera vocación lituana, Marija Aušros Vartai (María Puerta de la Aurora) quien actualmente se encuentra estudiando en el Estudiantado Internacional “Santa Teresa de Jesús” en Tuscania, Italia y viajó a su país natal, para realizar su primera profesión religiosa. La ceremonia tuvo lugar en nuestra Parroquia “Nuestra Señora del Escapulario” en Pumpenai, Lituania, al mediodía, y fue presidida por el P. Domingo Avellaneda, IVE, y concelebrada por el P. Federico Highton, IVE, y dos Padres diocesanos amigos de la familia de Marija Aušros. En la Santa Misa había muchos familiares de M. Aušros, y amigos y bienhechores de la comunidad. También estuvieron presentes la Madre M. Caridad nuestra Superiora Provincial, la Madre M. Pentecostés, Superiora de la comunidad de Luxemburgo y la Madre M. de Knock Superiora de la comunidad de Irlanda. Durante la ceremonia cantaron algunas mujeres del coro de nuestra parroquia que, con mucho esfuerzo, aprendieron la Santa Misa de Angelis para la ocasión.

Votos LT (3)

En la homilía el P. Domingo  habló de la consagración religiosa como un bien para la iglesia Universal y resaltó algunos aspectos de los cuatro votos que profesamos. Habló sobre el voto de pobreza, con el cual se pone de manifiesto, que Dios es la única riqueza verdadera del hombre, según el ejemplo de Cristo que siendo rico se hizo pobre (2 Co 8,9), confiando así toda nuestra vida a la Divina Providencia. Sobre el voto de castidad, con el cuál queremos ofrecer a Dios el holocausto de nuestro cuerpo y de todos nuestros afectos naturales[2] y sobre el voto de obediencia, por el cual, el religioso se compromete a obedecer en todo lo referente a la vida religiosa y apostólica al Superior, imitando en esto a Jesucristo, hecho obediente hasta la muerte de cruz (Flp 2,8).[3]  Sobre nuestro cuarto voto, que es el voto de esclavitud Mariana, mencionó, que implica una entrega total a María para servir mejor a Jesucristo[4].

Al final de la Santa Misa todos saludaron y felicitaron a Marija Aušros, entregándole flores, como es costumbre en Lituania. Luego de la ceremonia, continuamos con los festejos en la Casa de la Cultura, que está muy cerca de la iglesia, en un clima familiar y con un pequeño fogón en distintos idiomas. Al concluir el festejo, las personas que habían participado de la Santa Misa, se acercaban muy agradecidas y contentas, pues jamás habían visto una ceremonia de profesión religiosa.

Votos LT (5)

El domingo por la tarde tuvimos la gracia de peregrinar  a la capital,  Vilnius,  al Santuario de la Virgen, Puerta de la Aurora, Patrona de nuestra Provincia y de la comunidad de Lituania. Rezamos delante de la imagen de la Virgen agradeciendo por todas las gracias recibidas y pidiendo por toda la Familia Religiosa. Después visitamos la iglesia donde se encuentra el cuadro de la Divina Misericordia y la catedral de Vilnius en la cual están depositadas en una urna las reliquias de San Casimiro, Patrono de Lituania y de los jóvenes.

Demos gracias a Dios por todos los beneficios recibidos y pedimos por la intercesión de la Santísima Virgen María, Puerta de la Aurora, por la hermana Marija Aušros Vartai,  por su fidelidad a la vocación religiosa y pedimos por cada uno de los miembros de nuestra Familia Religiosa, la gracia de ser fieles esclavos suyos, entregándole todas las cosas:

“Todo por Jesús y por María; con Jesús y con María; en Jesús y en María; para Jesús y para María” [5]

Desde el país de las cruces.

M. María de Czestochowa, SSVM


[1] CIC, c. 573, §1.

[2] Cf. Const . [55].

[3] Cf. Const . [74].

[4] Cf. Const . [82].

[5] Const . [325].

Deja un comentario