En el año 2011 gracias a Dios pudimos participar con un grupo de jóvenes de Túnez en las jornadas mundiales de la juventud en Madrid, pero este año como las jornadas son en Brasil y los precios muy altos, el obispo y el vicario general nos pidieron de ayudar a organizar a nivel diocesano una jornada de jóvenes.

instituto verbo encarnado

Así fue que después de algunos meses de preparativos llegamos a los días esperados para estas jornadas. Desde el 14 al 16 de junio del 2013, una de las escuelas de la diócesis de Túnez fue la sede de las jornadas diocesanas de jóvenes. Estas jornadas tuvieron por tema la frase de los hechos de los apóstoles: “Hay mas gozo en dar que en recibir”. Ciertamente el tema central de las jornadas era el mensaje del papa Benedicto para las jornadas de Rio, pero como no podíamos poner ese título por cuestiones prudenciales estando en países árabes, tuvimos que elegir esta otra frase que es más discreta.

Estas jornadas por gracia de Dios, siendo las primeras en Túnez, reagruparon alrededor de 100 jóvenes, todos evidentemente africanos subsharianos (recordemos que en Túnez no hay cristianos católicos árabes, todos los católicos somos extranjeros) y fueron muy ricas en programa: momentos de oración, conferencias, debates y momentos de diversión, junto con el tradicional fogón y animación de cantos.

Una de las cosas más importantes fue la presencia de nuestro obispo todo el fin de semana de las jornadas. Presidió las Misas, confesó a los jóvenes, dio dos conferencias en las cuales destacó la importancia de la presencia de los jóvenes en Túnez y los llamó: “comandos de la iglesia”. Todos los jóvenes tuvieron la posibilidad de saludarlo y compartir con él los almuerzos y las cenas. Cabe aclarar que en Africa del oeste, de donde viene la mayoría de estos chicos, es muy difícil encontrar al obispo del lugar y poder hablarle cara a cara. Lo sintieron como un padre que se interesa por la vida de sus hijos.

El otro punto importante fueron las dos conferencias que se tuvieron; una sobre la cultura de la vida y de la muerte, y la otra sobre las vocaciones, dirigidas cada una por un sacerdote y un matrimonio. Los jóvenes participaron en modo muy activo a cada conferencia, dejando la obligación a los conferencistas de responder por e-mail todas las preguntas por falta de tiempo durante las jornadas.

Finalmente estas jornadas terminaron con dos momentos fuertes: el primero fue la representación teatral de la vida de los santos patronos de cada grupo realizada por los jóvenes mismos y la santa Misa de clausura presidida por el Obispo en la Catedral, con un gran regalo: la confirmación de 30 jóvenes universitarios de nuestras parroquias.

Por todo esto damos gracias a Dios, y pedimos oraciones por la perseverancia en la fe de todos estos jóvenes.

En Cristo.

P. Silvio Moreno, IVE

Misionero en Tunez.

Deja un comentario