“…Y sólo se alegra verdaderamente el que se alegra en el amor: “Donde se alegra la caridad, allí hay festividad.” [DE 212]

ssvmQuerida Familia Religiosa:

Queremos hacerlos participes de nuestra alegría de haber podido disfrutar de la primera convivencia de la Delegación Nuestra Señora de los Buenos Aires donde participaron las hermanas de la comunidad provenientes de la ciudad de La Plata (Bs. As), Campo de Mayo (Bs. As.), Venado Tuerto (Santa Fe), El Colorado (Santiago del Estero) y Cruz del Este (Paraguay).

La convivencia dio comienzo el día 14 de enero en el Mollar, una pequeña comuna ubicada en la margen izquierda del  dique La Angostura y a su margen derecho Tafí del Valle, heredera directa de las estancias jesuíticas fundadas en el siglo XVII.

Podemos decir que esta convivencia ha sido algo particular no solo por ser la primera que se realizó en la Delegación sino por las distintas circunstancias que hemos vivido en estos días. Dios en su Providencia dispuso que pudiéramos recrearnos deportiva y culturalmente pero también hacer diversos apostolados en el mismo lugar donde nos hospedamos, como en una pequeña misión.

El Mollar es un lugar muy tranquilo durante el año, la gente tiene una hermosa capilla que se ha levantado y se sigue ampliando gracias a los vecinos del lugar, la patrona de la capilla es Nuestra Señora de Covadonga; allí tuvimos la Santa Misa diaria con gran concurrencia de fieles. A medida que la gente se iba enterando de nuestra presencia y la del P. Esteban Cantisani quien nos acompañó, el número de personas crecía.

El mes de enero en particular, el Mollar recibe muchos jóvenes en busca de la diversión que aturde, envicia y hace perder el rumbo del “buen camino”; Dios quiso que palpemos esta realidad para rezar por estos jóvenes y tener la oportunidad de acercarnos a ellos, aunque muchos de ellos fueron quienes vinieron a pedirnos oraciones o solo a preguntarnos por curiosidad de donde éramos, porque vestíamos esta ropa y si podíamos regalarles la cruz que llevamos. ¡Buena oportunidad para abriles las puertas a Cristo!

Algo de historia de Tafi del Valle

El nombre Tafí del Valle proviene de la palabra de origen diaguita, “Taktikllakta” que significa “Pueblo de entrada esplendida”

El recorrido cultural que pudimos realizar en distintos días nos remonta a la época de los jesuitas, siglo XVIII. En la Banda se conserva en el museo, la capilla de San Ignacio y salas usadas por los primeros misioneros de estas tierras.

La estancia Las Carreras a 30 km de Tafi conserva un pequeño museo familiar de antigua tradición y la capilla donde se venera la imagen de Cristo de la Paciencia.

Estando a kilómetros de la ciudad de San Miguel de Tucumán no podíamos dejar de visitar la capital de la provincia, la Iglesia Catedral, la Basílica Menor de Nuestra Señora de la Merced y la Iglesia de San Francisco. Estos lugares fueron los puntos claves para recordar parte de la historia de nuestro país en la victoria de la batalla encomendada a Nuestra Señora de la Merced por Manuel Belgrano; también visitamos la casa histórica de la Independencia y el museo.

Recorrimos los valles Calchaquíes disfrutando en el Cafayate de los hermosos e imponentes paisajes que la naturaleza nos brinda hasta llegar a la Garganta del Diablo.

La actividad deportiva también se hizo presente conociendo la belleza de los cerros en una escalada hasta la cascada de los Alirses y la caminata junto a un grupo de jóvenes turistas que nos acompañaron al cerro de la Cruz en el Tafi del Valle.

Agradecemos a Dios por la gracia de haber podido disfrutar de esta convivencia en este lugar con tanta riqueza cultural, espiritual y humana. Agradecemos especialmente a todas las familias de la Tercera Orden que nos han recibido y acompañado en este tiempo, Dios los compense por su generosidad y disponibilidad.

En Cristo y Maria Santísima,

Madres y hermanas de la Delegación Nuestra Señora de los Buenos Aires.

 

Deja un comentario