ASOCIACION DE FAMILIAS CRISTIANAS EN TÚNEZ (AFCT)

PEREGRINACION 2014

PEREGRINOS AL ENCUENTRO DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARIA

 

Querida familia religiosa,

Cumpliendo nuestra promesa, aquí va la última entrega de las Crónicas de nuestro apostolado con las Familias en Túnez. La crónica anterior daba algunas noticias sobre la Primera Jornada Diocesana de la Familia realizada el 10 de mayo; la que presentamos ahora trata sobre la peregrinación llevada a cabo en la segunda semana de junio por cuatro santuarios de tres países: Lourdes (Francia), Loyola y Santiago de Compostela (España) y Fátima (Portugal).

La originalidad de la presente es que el cronista esta vez no será el capellán de la AFCT sino el relato y las impresiones del matrimonio responsable de la Asociación (el Presidente y su esposa) con algunas precisiones y detalles que me parecieron importante agregar.

10 - Ingreso lateral de la Catedral

Más fotos en http://www.facebook.com/institutodelverboencarnado 

La Partida

 

Un pequeño grupo de la Asociación de las Familias Cristianas en Túnez partió por 8 días (del 7 al 15 junio de 2014) con destino a Lourdes, Loyola, Santiago de Compostela y Fátima.

Después de haber visitado Milán y Roma (junio de 2012, en ocasión de la VII Jornada Mundial de la Familia) tras los pasos del Vicario de Cristo (Benedicto XVI en Milán y San Pedro en Roma), y el año pasado Tierra Santa (julio de 2013) tras los pasos de Cristo mismo, nos parecía, lógico completar nuestro itinerario católicovisitando algunos lugares marcados por la presencia de nuestra Madre Santísima, como Lourdes y Fátima.

El grupo constituido fue, una vez más, del todo original: un

sacerdote argentino, una religiosa italiana, miembros de familias francesas y africanas (Costa de Marfil, Rwanda, Benín), países de diferentes culturas, pero todos unidos en un mismo espíritu: el Espíritu Santo, que garantiza alegría y buen humor (manifestados en el canto y la danza) fraternidad y solidaridad (desde las personas más jóvenes hasta las más ancianas), el recogimiento y la oración …

El día de la partida (sábado 7 de junio) nos encontramos en la Catedral de Túnez, un grupo de 18 personas (de 10 a 78 años) para recibir unas palabras y la bendición de Mons. Ilario Antoniazzi.  Con el Padre Sergio, Párroco de la Catedral, sumábamos 19. Nuestro Obispo nos recordó la diferencia fundamental entre un simple viaje de turismo y una peregrinación. Acto seguido tuvimos la Misa de envió presidida por el P. Sergio en honor de Ntra. Sra. de Cartago. Nuestro Capellán resalto la figura de Maria en la Historia de la salvación y en la historia personal de cada cristiano.

Aprovecho igualmente para destacar que al día siguiente, tendríamos la gracia de revivir el misterio de Pentecostés en Lourdes, junto a Ntra. Madre celestial y a miles de discípulos del Señor venidos de todo el mundo. En efecto, el domingo 8 de junio habíamos hecho las reservas necesarias para participar en la Misa internacional. Y por la tarde, rezaríamos el Santo Rosario a la luz de las antorchas (aux flambeaux) unidos al Santo Padre en Roma pidiendo por la paz en Tierra Santa. ¡Qué gracia!

Al final de la Misa nos recordó las intenciones especiales de esta peregrinación, a saber:

– Por la paz en Oriente Medio y en los países africanos que sufren el

flagelo de la guerra

– Para las familias cristianas, especialmente por las que viven en Túnez

– Por el futuro socio-político y religioso de Túnez, el país que nos acoge.

 

Lourdes

 

Partimos desde el aeropuerto de Tunis-Cartago con destino a Toulouse, donde tomamos los vehículos de alquiler para trasladarnos a Lourdes. Allí Pasamos solamente dos días; sin embargo pudimos cumplir todo el programa previsto: asistimos a la Misa Internacional, participamos en el rezo del Santo Rosario aux flambeaux y el día siguiente en la procesión del Santísimo Sacramento junto a los enfermos. También caminamos tras los pasos de Santa Bernardita, visitando el molino de la familia Soubirous, la cárcel (o cachot) donde habitaba la familia en el momento de las apariciones, la Iglesia parroquial donde fue bautizada y la capilla del Hospital de las Hermanas de la Caridad de Nevers donde hizo su primera comunión en privado. También tuvimos una Misa en la Gruta, el rezo del Via Crucis y el baño en las piscinas alimentadas por el agua de la fuente prodigiosa. Durante nuestra estadía en Lourdes tratamos de profundizar los signos de un itinerario espiritual: la roca (con su gruta), la fuente de agua, la luz de las antorchas, los enfermos y la multitud de peregrinos.

Lo que más nos marcó en Lourdes fue la multitud de pueblos y lenguas reunidos alrededor de Cristo y la Virgen Santísima. La sensación de que no estamos solos, como a veces se puede pensar viviendo en Túnez. Ver el fervor de los fieles manifestado exteriormente y a los ojos de todo el mundo hace tanto bien! Otra cosa que nos conmovió profundamente fue el saludo de la Paz de Cristo en todos los idiomas y, en particular, el intercambio con los enfermos, quienes en su sillas de ruedas esperaban para saludarnos con una sonrisa…

 

Loyola

 

Dejamos Lourdes para continuar nuestro camino rumbo a Santiago de Compostela, unos 850 kms, por lo que nuestro programa había previsto un alto en LOYOLA, tierra de San Ignacio. Allí visitamos la torre-casa donde nació el pequeño Iñigo y donde luego, ya adulto y convaleciente de una herida de guerra, se convertiría en Ignacio. Luego de la Misa en el Santuario de Loyola y de un rápido almuerzo, seguimos nuestro camino hacia Compostella.

 

San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesus, es bien conocido por el método de sus “Ejercicios Espirituales”. El conocimiento de esta experiencia en la vida de san Ignacio, como así también los frutos que los Ejercicios ignacianos han dado en la Iglesia a través de los siglos, suscitó entre los peregrinos el deseo de hacer la experiencia de estos ejercicios. De la vida de San Ignacio, hemos aprendido que cualquiera sea el tipo de vida que llevemos (disoluta u ordenada), y cualquiera sea el nivel de nuestra fe, Dios nos ama y siempre puede llamarnos a hacer grandes cosas para su mayor gloria.

 

Santiago de Compostela

 

Llegados a Santiago de Compostella permanecimos allí tres días. ¡Qué emoción nos invadió cuando llegamos a la plaza principal de la Catedral!

Especialmente el día que recorrimos a pie los últimos kilómetros que van desde el Monte do Gozo hasta la Plaza del Obredoiro, delante de la Iglesia que custodia los restos del Apóstol Santiago. ¡La alegría llegó a tal punto que en el momento de la llegada, bailamos y cantamos al son de gaitas y guitarras! Por gracia de Dios pudimos asistir a la Misa del Peregrino en el marco de una Catedral colmada de gente, y al vuelo del famoso “botafumeiro”, rito que se reserva para las grandes fiestas religiosas. El incensario gigante, atravesando de lado a lado el crucero de la Iglesia, lanzaba hacia lo alto espesas nubes de incienso junto con nuestras oraciones, para gloria de Dios Padre!

 

Lo que nos impresionó en este lugar santo fue comprobar las diferentes motivaciones de los peregrinos embarcados en el camino de Santiago.

También nos llamó la atención la alegría de la gente que llegaba, habiendo sufrido durante el camino pero felices de haber alcanzado la meta, una figura del gozo que experimentaremos al llegar a la meta final: la vida eterna.

 

Fátima

 

Después de tres días intensos, partimos para cumplir la última etapa de nuestra peregrinación:  Fátima, en Portugal. Fátima y sus pastorcitos (Francisco, Jacinta y Lucía). Fátima y la Capilla de las Apariciones. Fátima y la procesión con antorchas. Fátima y el Via Crucis en la localidad de Aljustrel. Fátima y la Penitencia. Si la penitencia; es lo que la Virgen pidió a los pastorcitos …  Hoy  vivimos en un mundo donde todo nos es debido (exigimos derechos descuidando nuestras obligaciones, sobre todo respecto a Dios). La penitencia es algo que, desgraciadamente, tiene muy poco espacio en la sociedad moderna y, sin embargo, el mundo necesita tanto de ella …

 

Fátima nos dejó el recuerdo de un profundo clima de recogimiento y oración.

Oración y penitencia por los pobres pecadores He ahí el resumen del mensaje que nuestra Madre del Cielo nos dejó en Fátima.

 

El regreso

El Domingo 15 de junio, tuvimos la gracia de disponer de la Capilla de las Apariciones para celebrar la Santa Misa muy temprano (a las 5. 30 hs). Luego de desayunar en el albergue, partimos para Madrid, desde donde tomaríamos el avión de regreso a Túnez.

Alegres partimos, regresamos felices, enriquecidos por tantas experiencias vividas, tantos momentos de oración compartidos, cansados, sin duda, pero también transformados!

Bajo la protección de María, la Inmaculada Concepción (Lourdes), peregrinamos a la Casa del Padre, ayudados por el ejemplo de los mártires y santos que nos han precedido (Santiago Apóstol, San Ignacio de Loyola), y asistidos por los bastones de la penitencia y la oración (Fátima).

Damos gracias a Dios por esta peregrinación donde tantos dones hemos recibido y donde pudimos rezar por todos aquellos que fueron confiados a nuestras oraciones.

 

Hervé y Anne Laot

Asociation de Familles Chrétienne en Tunisie (AFCT)

Más fotos en http://www.facebook.com/institutodelverboencarnado 

Deja un comentario