• ¿Por qué dedicar fuerzas a la formación de los laicos?

Nuestras Constituciones llaman a todo consagrado de nuestra Familia Religiosa a una seria convicción: «Los miembros del Instituto dedicados al apostolado eminentemente espiritual trabajarán convencidos del inmenso valor que tiene para la vida de la Iglesia la santificación de los seglares» [n. 176], y por tal convicción se nos indica en modo claro que junto a la atención a los seminarios, el Instituto deberá «Prioritariamente dedicar tiempo a la formación de dirigentes laicos» [n.172]. Estamos verdaderamente convencidos de ellos: sin la colaboración de los laicos, (pensemos en la ayuda que especialmente nos brindan nuestros terciarios), nuestro fin específico de la evangelización de la cultura queda incompleto:

Hay que estar en el mundo y asumir en Cristo todo lo humano, ya que “lo que no es asumido no es redimido”, “y se constituye en un ídolo nuevo con malicia vieja”. Iluminando, los sacerdotes a modo de directores espirituales, lo temporal y formando a los laicos para que ellos “traten y ordenen, según Dios, los asuntos temporales”[11].

Son ellos quienes ordenarán aquellos asuntos temporales que al sacerdote o al religioso no le son inmediatamente confiados. Estamos, pues, plenamente convencidos de este aspecto de nuestra labor pastoral como religiosos. Pero es preciso también convencer a los mismos laicos acerca de su vocación al apostolado, y en modo especialísimo al joven católico. Ahorremos toda nuestra consideración con esta exhortación tan incisiva del Padre de nuestra Familia Religiosa a los jóvenes:

«Cada nueva generación necesita nuevos apóstoles. Es aquí donde surge una misión especial para vosotros. Sois los primeros apóstoles y evangelizadores del mundo juvenil, atormentado, hoy, por tantos retos y amenazas. Ante todo vosotros podéis serlo y nadie puede reemplazaros en vuestro ambiente de estudio, de trabajo y de recreo. Son muchos vuestros coetáneos que no conocen a Cristo, o no lo conocen lo suficiente. Por consiguiente, no podéis permanecer callados e indiferentes. Debéis tener el valor de hablar de Cristo, de dar testimonio de vuestra fe a través de vuestro estilo de vida inspirado en el Evangelio. (…). Ciertamente, la mies es mucha y se necesitan obreros en abundancia. Cristo confía en vosotros y cuenta con vuestra colaboración. Os invito, pues…, a renovar vuestro compromiso apostólico. ¡Cristo tiene necesidad de vosotros! ¡Responded a su llamamiento con el valor y el entusiasmo característicos de vuestra edad!»

(San Juan Pablo II, Mensaje para la IV JMJ, 1988).

  • Las iniciativas de nuestros jóvenes

“Podéis ser los apóstoles de nuestro tiempo” les dice el Papa Magno, y como confirmación de ello queremos compartir las nuevas iniciativas que, guiados por nuestros religiosos, están llevando adelante los jóvenes que han participado en nuestros Cursos para Universitarios (aquí llamadas “Jornadas de formación”); ellos, queriendo conservar el espíritu de esta intensa semana formativa, continúan durante el año a través del grupo Voces del Verbo, llevando a la acción apostólica concreta, la formación recibida.

Ante todo queremos presentarles la nueva página web en italiano del grupo www.vocidelverbo.com, donde podrán encontrar la presentación que los mismos jóvenes hacen del grupo, junto a otros videos de apologética, presentes también en nuestro canal de YouTube. Allí, los mismos jóvenes tratan temas como el aborto, la virtud de la castidad, las pruebas de la existencia de Dios, y otros, en un lenguaje y con argumentos que puedan ser más convincentes para los jóvenes de hoy.

Pues como «las comunicaciones sociales influyen largamente entre los jóvenes que son, a fin de cuentas, el futuro de la sociedad» (Cfr San Juan Pablo II, Mensaje para la XXXVIII jornadas mundiales de las comunicaciones sociales), las Voces del Verbo llevan adelante un proyecto aun mas magnánimo. Como oposición a las noticias que hoy se difunden con el único fin de denigrar a la Iglesia de hoy, nuestros jóvenes quieren ofrecer un informativo católico, donde el fin principal es demostrar como la Iglesia continúa hoy con el mismo empeño de caridad al prójimo desde sus inicios en tiempos apostólicos; y cómo, mientras se quiere presentar también hoy una Iglesia tibia, derrotista, sin “garra”, nuestros jóvenes quieren mostrar que la Iglesia de hoy sigue enviando hoy misioneros que dan su vida por llevar la Buena Noticia de Cristo a los lugares más escondidos. A su vez, en este informativo será siempre dedicado un espacio a recordar a los mártires que en nuestros días, han llegados al ofrecimiento martirial de sangre para dar testimonio del amor de Cristo. Así como Jesucristo, también la Iglesia y sus hijos más fieles son los mismos «ayer, hoy y siempre», de lo cual esta iniciativa lleva su nombre.

La Iglesia, como Cristo, no morirá nunca «porque está fundada en la Fe de un Dios que conoce bien el camino para salir del sepulcro» (G.K. Chesterton). Pueden encontrar el primer video del informativo (por ahora sólo en italiano) en Youtube.

El grupo Voces del Verbo está creciendo también fuera de Italia, en lugares como Albania y España, donde se han realizado también ya las Jornadas de Formación y donde el grupo funciona con mucho fruto. Sabemos que se tiene intención de comenzar en otros países.

Pidamos a Maria Santísima que esta iniciativa sea, como aprenden nuestros jóvenes con la práctica anual de los Ejercicios Espirituales, a Mayor Gloria de Dios y salvación de las almas. Y que por este empeño apostólico, su premio sea poder oír un día, aquella Voz que quieren reproducir con sus vidas. La Voz de Aquel que mirándolos a los ojos, cara a cara, les diga: “Porque me has reconocido delante de los hombres, yo también te reconoceré delante del Padre (Cfr. Mt 10, 32-33)…, Ven, servidor bueno y fiel, entra en la alegría de tu Señor (Mt 25, 21).

Andrés Bonello, IVE

Deja un comentario