La toma de posesión de una parroquia.

La toma de posesión de una parroquia no tiene nada de extraordinario, es decir, fuera de lo ordinario… La de Génova, sí.

¿Qué es lo ordinario en una toma de posesión? Lo ordinario lo indican las rúbricas: el obispo entrega de las llaves de la parroquia al nuevo párroco, se hace la lectura del decreto de nombramiento, se renuevan las promesas sacerdotales, se le entrega las llaves del sagrario, etc.

El Cardenal Bagnasco al ingreso de la Parroquia

¿Qué fue lo extraordinario? Lo extraordinario, fuera de lo ordinario, de esta toma de posesión está marcado por lo siguiente:

El p. Omar Mazzega

  1. El obispo que presidió la Santa Misa fue el Cardenal Angelo Bagnasco, presidente de la Conferencia Episcopal Italiana. Hay que recordar que dicho cargo es elegido directamente por el Santo Padre (en este caso, fue por Benedicto XVI).
  2. La presencia del superior general del IVE y miembros de su consejo.
  3. La presencia del superior provincial del IVE en Itala.
  4. La presencia de la superiora general de las Servidoras y miembros de su consejo.
  5. La presencia de la superiora provincial de las Servidoras en Italia.
  6. El coro de nuestro seminario de Montefiascone, que viajaron explícitamente para este evento. También cantaron algunas Servidoras venidas del estudiantado de Tuscania por el mismo motivo. Hay que notar que, a pesar de haber cantado solo tres cantos (el resto lo cantó el coro local), fueron elogiados por el Cardenal al finalizar la Santa Misa.
  7. Y lo más notable es que fue también un cambio de congregación: anteriormente los Canónigos Regulares Lateranenses regenteaban la parroquia, presentes desde 1448 hasta la fecha. El IVE, por pedido del Cardenal Bagnasco, se ha hecho cargo de esta parroquia.

Luego se realizó un almuerzo con la participación de gente de la parroquia y sacerdotes, seminarisas y religiosas. El clima de alegría que caracteriza nuestras fiestas es de todos conocido (ordinario)… Aquí fue una novedad (fuera de lo ordinario): es la primera vez que hacemos una fiesta según nuestro estilo habitual. Toda la gente quedó muy contenta por la alegría de nuestros religiosos, muchos de ellos jóvenes.

Un detalle: el Cardenal pidió visitar la casa parroquial. Al regresar se detuvo en la puerta del salón observando el clima de fiesta y de alegría que reinaba: cantaban cantos en varias lenguas: español, brasilero, ruso, inglés y también muchos en italiano, yendo desde el sur hasta el norte de la península y, en especial, genoveses. Posteriormente, manifiestó su contento por todo lo acontecido en este día.

Todo esto hizo de esta toma de posesión algo extra-ordinario, es decir, fuera de lo ordinario.

Agradecemos a Dios y a la Virgen, bajo la advocación de Virgen de la Guardia (festajada en esta parroquia, devoción de Génova debida a una aparición de la Virgen en 1490 sobre el monte Figogna que domina la ciudad y parte del litoral de la Liguria), por este regalo del Buen Dios.

 

P. Omar Mazzega, IVE.

Génova, Italia.

 

 

 

Deja un comentario