Queridos todos en el Verbo Encarnado,

P. Athanasius recién ordenado
P. Athanasius durante la misa de ordenación sacerdotal

Con gran alegría les comunico que ayer, jueves 12 de septiembre el diacono Hany Badry, religioso del Instituto del Verbo Encarnado, ha sido ordenado sacerdote. Según la tradición copta, al momento de la ordenación, cada sacerdote debe tomar un nombre que refleje un ideal de vida sacerdotal. A nuestro nuevo sacerdote fue puesto el nombre de Athanasius, en el honor del gran Atanasio de Alejandría, defensor de la fe y doctor del Verbo y de la Encarnación.

La santa Misa de ordenación fue realizada en rito Copto por Mons. Kyrilos William, Obispo de Assiut, concelebraron varios sacerdotes diocesanos y cinco sacerdotes de nuestro Instituto, entre ellos el P. Daniel Cima, quien fuera rector del seminario donde estudió P. Athanasius y P. Emanuel Martelli, actual superior provincial del Instituto del Verbo Encarnado en Egipto.

En la homilía, Mon. Kyrilos ilustró los milagros que el sacerdote y solo el sacerdote puede hacer, especialmente la Santa Misa y el perdón de los pecados en la confesión, invitando a los jóvenes a ser generosos en responder a la llamada del Señor.

La pequeña Iglesia parroquial del Dronka, pueblo natal del neo sacerdote y tierra santa por haber dado alojamiento a la sagrada familia durante 6 meses, rebosaba de gozo contemplando a su primer hijo sacerdote.

P. Athanasius, en medio de una gran emoción por parte de todos los presentes, dedico’ una parte importante de su acción de gracias a los superiores del IVE y en especial a nuestro fundador P. Carlos Miguel Buela, a quien citó recordando que “el seminario es la Misa”.

Después de la santa Misa, en medio de un clima de fiesta, la familia del neo sacerdote ofreció un gran almuerzo para toda la población cristiana del pueblo.

Damos gracias a Dios por la gracia de contar con un nuevo sacerdote, especialmente en estas tierras del Egipto, lugar santificado por la presencia de la Sagrada familia y por innumerables mártires, cuya sangre sigue floreciendo en nuevas vocaciones.

En Cristo y Maria

P. Emanuel Martelli, IVE

Superior Provincial

Deja un comentario