Don Bosco es el Patrono de nuestro oratorio semanal. El día 31 de enero quisimos preparar “una gran fiesta” en su honor. Como nuestro oratorio se realiza los días sábados, pensamos invitar a los niños a una “actividad especial” el 1º sábado de febrero.

Para que fuera una verdadera fiesta organizamos una kermés, con muchos juegos, con muchos premios, con muchas cosas ricas, y con una presentación sobre la vida del santo.

Después de aprender los rasgos más importantes del gran santo de la juventud, explicamos a todos los niños en qué consistía la ´kermés´, dimos las reglas, y empezaron a jugar. Era muy lindo verlos tan entretenidos, sin parar de disfrutar, juntando la mayor cantidad de puntos posibles, para poder ir después a ´comprar´ los mejores premios!

En cada juego (por cuestiones de espacio y cantidad de adultos que nos ayudaran) había un joven (o papá) voluntario que los ayudaba a jugar y juntar puntos. Cada niño tenía una bolsita para juntar sus puntos sin perderlos. Fue grande la generosidad y alegría que demostraron estas personas que incondicionalmente vinieron a ayudarnos.

Cuando se hizo la hora de terminar, los invitamos a sentarse a la mesa para compartir la merienda y entre tanto venían a ´comprar´ sus premios…! Todos se fueron con algún regalo en la mano!

Además de lo que aprendieron sobre la vida del santo,  se vio que los niños aprovecharon a jugar con mucha alegría y entusiasmo en cosas sanas, olvidándose por una tarde de los juegos electrónicos, computadoras, tv, etc. y esforzándose en juntar muchos puntos, y por ende, premios más grandes!

Dios les conceda a todos ellos, por intercesión de San Juan Bosco, la gracia de tender a la santidad, y perseverar hasta el cielo!

En Cristo y María, SSVM misioneras en La Haya

Deja un comentario