Temprano por la mañana del domingo 6 de septiembre 2015 se iluminaron las colinas con intensas tonalidades de verde, bajo un nítido y diáfano cielo. Cosa no común aquí en Escocia donde las nubes y lluvias están al orden del día, pero efectivamente fue así. Sin embargo, ha sido otro el magnífico sol el que ha empezado a iluminar cinco centros habitados, en el límite norte de la arquidiócesis de Edimburgo: el sol de una nueva misión del Instituto del Verbo Encarnado.

Vista de Cowdenbeath
Vista de Cowdenbeath

Algunos nombres de estos pueblos son casi impronunciables para la lenguas latinas: Cowdenbeath, Loghgelly, Kelty, Lochore y Ballingry. Estos fueron antiguos asentamientos de irlandeses, quienes habían emigrado para trabajar en las (actualmente cerradas) profundas minas de carbón, más allá del caudaloso Forth, en el antiguo reino de Fife, desde donde había gobernado diez siglos atrás Santa Margarita de Escocia.

Vicario General p. Patrick Burke
Vicario General p. Patrick Burke

De pueblos se están transformando en ciudades a causa de un crecimiento demográfico constante (y a partir del próximo año se prevé una intensificación de este fenómeno ya que será terminado el tercer puente sobre el río) siguiendo así la suerte de Dunfermline, es decir transformándose en las habitaciones de la cercana Edimburgo (que implica menos gastos económicos y más tranquilidad para las numerosas familias jóvenes). La ubicación de los mismos es muy conveniente para todos, también para nuestros misioneros, quienes tienen el aeropuerto internacional a veinte minutos, dos estaciones de trenes y la autopista lindante.

P. Nicholas Grace celebrando la Santa Missa en Ballengry
P. Nicholas Grace celebrando la Santa Missa en Ballengry

La comunidad que ha recibido la gracia de ser la primera en misionar establemente estas tierras se conforma así: padre Franco Liporace y el neo sacerdote irlandés padre Nicholas Grace, quien ya debutó como vice párroco celebrando las Misas dominicales. Hemos sido recibidos muy cordialmente por el clero, fue efectivamente el vicario general a presentarnos y acompañarnos en todos estos días, prestándonos su vehículo. Así también el domingo, después del almuerzo, fuimos invitados por otro sacerdote al estadio de Dunfermline a ver una partida memorial del Celtic Football Club con jugadores ya retirados. Terminamos el día con la cena ofrecida por un tercer sacerdote diocesano.

Feligreses al final de la Misa en Cowdenbeath
Feligreses al final de la Misa en Cowdenbeath

Agradecemos esta fundación al Gobierno General y ponemos bajo la protección de nuestra Señora de Luján y del mártir escocés San John Ogilvie la conversión de las almas y las vocaciones religiosas (que desde hace varios años ya estamos recibiendo) de esta nación.

P. Ernesto Caparrós.

Superior Provincial

Provincia “Madonna di Loreto” (Italia, Grecia, Albania y Escocia)

Foto de p. Nicholas Grace y p. Philip Doherty, quien se acaba de jubilar, delante de la casa parroquial
Foto de p. Nicholas Grace y p. Philip Doherty, quien se acaba de jubilar, delante de la casa parroquial

Deja un comentario