Crónica de los Padres William Duraney y Martín Villagrán. Misioneros del Instituto del Verbo Encarnado en Alemania. Comunidad de San Pedro Canisio

(Parte I)

Nuestra Diócesis, la Universidad Católica y el Seminario

Por gracia de Dios hemos dado inicio a una nueva fundación del IVE en la Diócesis de Eichstätt, Alemania el 17 de setiembre, providencialmente en el día de Santa Hildegarda.

Por el momento estamos abocados al estudio de la lengua en vistas a asumir los apostolados que en un futuro (próximo, esperamos) nos encomiende el Obispo.

Por esto en esta crónica no podemos hacer más que presentar brevemente la Diócesis en la que estamos, algunas experiencias que hemos tenido en nuestra breve estadía y algo sobre el patrono que hemos elegido para nuestra comunidad, San Pedro Canisio (en la siguiente crónica).

Algo sobre la Diócesis de Eichstätt

Nueva Mision del Instituto del Verbo Encarnado en Alemania: Santo Patrono, San Pedro Canisio. Misioneros P. William Duraney , P. Martín VillagránLa Diócesis de Eichstätt se encuentra en el corazón de la Baviera católica y tiene ligada a sus inicios (alrededor del año 740) la figura de tres grandes santos de origen anglosajón, hermanos entre sí y primos de San Bonifacio a quien ayudaron en la gran obra de evangelización de las tierras alemanas. El primero de estos santos es San Willibaldo, que fue el primer Obispo de la Diócesis y por tanto fundador de la misma (sus reliquias se veneran en la Catedral); sus hermanos, San Wunibaldo y Santa Walburga, se Santificaron en la vida monástica siendo ambos sucesivamente superiores de un “monasterio doble” por ellos fundado.

Nueva Mision del Instituto del Verbo Encarnado en Alemania: Santo Patrono, San Pedro Canisio. Misioneros P. William Duraney , P. Martín VillagránEs de destacar además la figura de un Obispo de esta sede episcopal (Gundekar I) que fue uno de los pocos papas de procedencia alemana y que ejerció el ministerio petrino en los años 1055-1057 bajo el nombre de Víctor II.

Actualmente la diócesis cuenta con 415.000 fieles bajo el cuidado pastoral de Mons. Gregor Maria Hanke, benedictino, que en el año 2006 ha sucedido a Mons. Walter Mixa celoso y esforzado pastor de su grey.

El primer Seminario diocesano de lengua alemana

Por el momento estamos alojándonos en el Seminario diocesano que es nada más y nada menos que el primer seminario diocesano fundado en el mundo germano parlante luego de la reforma de Trento en la cual se da inicio a la formación institucionalizada del clero secular. El Seminario (Collegium Willibaldinun) fue fundado en el año 1564 por lo que el año pasado celebró su 450º aniversario.Nueva Mision del Instituto del Verbo Encarnado en Alemania: Santo Patrono, San Pedro Canisio. Misioneros P. William Duraney , P. Martín Villagrán

Nueva Mision del Instituto del Verbo Encarnado en Alemania: Santo Patrono, San Pedro Canisio. Misioneros P. William Duraney , P. Martín VillagránActualmente hay unas 30 vocaciones mayormente provenientes de Alemania aunque también hay seminaristas de Holanda, Ruanda, India, Nigeria y otras nacionalidades. Gracias a Dios se dan muchas oportunidades de apostolado con los mismos seminaristas y formadores ya que compartimos numerosas actividades y momentos como ser las comidas, la liturgia, la recreación, el deporte e incluso algunas peregrinaciones. Hemos participado, por ejemplo, en la Misa solemne en la que el Obispo confirió el ministerio del acolitado a 6 seminaristas (y en los sucesivo festejos) y nos han invitado también a una peregrinación a Münich para visitar la tumba del Beato Rupert Mayer, sacerdote jesuita valiente opositor del nazismo (sufrió tres prisiones por predicar sin permiso y por proteger el sigilo sacramental) y muy venerado especialmente en la Baviera.

Nueva Mision del Instituto del Verbo Encarnado en Alemania: Santo Patrono, San Pedro Canisio. Misioneros P. William Duraney , P. Martín Villagrán Nueva Mision del Instituto del Verbo Encarnado en Alemania: Santo Patrono, San Pedro Canisio. Misioneros P. William Duraney , P. Martín VillagránAdemás de los seminaristas suelen haber en el Seminario muchos huéspedes de muy diversa procedencia que vienen principalmente para estudiar en la Universidad Católica que está a pocos pasos.

Quizás lo más particular de todo esto es que en el mismo predio del Seminario funciona también un Seminario “Oriental” para la formación de seminaristas de las Iglesias Orientales que trabajarán con las comunidades de ritos orientales presentes en Alemania o que simplemente realizan algunos estudios en la Universidad. Al llegar han sido los sacerdotes orientales con sus familias quienes nos han acogido y ayudado en lo que hemos necesitado.

La única Universidad Católica de Alemania

Nueva Mision del Instituto del Verbo Encarnado en Alemania: Santo Patrono, San Pedro Canisio. Misioneros P. William Duraney , P. Martín VillagránTan pequeña como es, Eichstätt alberga sin embargo la Universidad privada más grande de Alemania (con casi 5.000 estudiantes) que es a su vez la única Universidad Católica de toda Alemania y de las zonas germano parlantes. Siendo que la población total es de unos 14.000 habitantes puede deducirse el particular ambiente universitario que domina a la ciudad. Lo mismo se puede observar en cuanto a los edificios de la ciudad puesto que la Universidad fue creciendo siempre más y más y ante la necesidad de estructuras adecuadas se han ido realizando nuevas construcciones o comprando antiguos edificios de modo que por toda Eichstätt (que, insistimos, es muy pequeña) se encuentran propiedades de la Universidad Católica: biblioteca, aulas, salas de conferencias, oficinas, etc.

Nueva Mision del Instituto del Verbo Encarnado en Alemania: Santo Patrono, San Pedro Canisio. Misioneros P. William Duraney , P. Martín VillagránNueva Mision del Instituto del Verbo Encarnado en Alemania: Santo Patrono, San Pedro Canisio. Misioneros P. William Duraney , P. Martín VillagránYa se nos ha ofrecido varias veces la posibilidad de acceder a la Biblioteca de la Universidad (que parece ser muy abundante y completa) lo cual nos interesa especialmente para continuar nuestros estudios e investigaciones personales pero que suponemos que también abrirá una oportunidad nueva de contacto con jóvenes estudiantes y con los profesores y por tanto de apostolado y ministerio sacerdotal.

… continúa en la siguiente crónica.

 

Deja un comentario