Nuestra Señora de Cartago
Por: Hnas. De la Comunidad “Santas Perpetua y Felicitas”, Misioneras en Túnez

 

Querida familia religiosa,

Queremos unirnos a todos para dar gracias a Dios por el décimo año de fundación de la Residencia universitaria Nuestra Señora de Cartago en estas tierras Tunecinas (la antigua Cartago).

Historia de la residencia

En el año 2009, empecemos a recibir en nuestra propia casa a algunas chicas subsaharianas, es decir provenientes de países que se encuentran debajo del Sahara. Estas jóvenes, se encontraban en graves dificultades, económicas o morales llegando en algunos casos incluso a la prostitución. Algunas de ellas habían llegado a Túnez por razones de estudios, y como sus familias no lograban sostenerlas económicamente al correr de los años, empezaban a buscarse la vida usando medios poco dignos o viviendo en situaciones económicas muy precarias. Estos casos fueron creciendo hasta que vimos la necesidad de tener una comunidad de hermanas que se dedicaran a este apostolado. Distintas realidades que se fueron dando nos hicieron comprender una vez más aquello de que “Dios habla por las circunstancias”. Dios nos pedía abrir una casa de acogida para estas jóvenes propia de nuestro instituto. Fue así que el 25 de diciembre 2009 abrimos la comunidad de hermanas teniendo como patrona “Nuestra Señora de Cartago”.

La residencia hoy

Por distintos motivos, en el año 2015, las hermanas tuvimos que dejar de vivir con las chicas, pero igualmente se mantuvo el apostolado hasta ahora y está a cargo de la comunidad “Santas Perpetua y Felicitas” que se encuentra a una distancia de sólo cinco minutos andando de la residencia.

Las chicas que piden ahora ingresar en la residencia – gracias a Dios – no están necesariamente en peligros inmorales como en el pasado, sino que muchas veces ellas mismas buscan vivir en un ambiente comunitario, en un lugar seguro. Buscan también estar cerca de la catedral   atendida por la Familia Religiosa para poder formarse en la vida cristiana.  Es así como con el tiempo, la residencia se fue transformando en un hogar donde las jóvenes se van formando y capacitando de muchas maneras para vivir en la sociedad manteniendo sus valores católicos, ya que la sociedad de Túnez es musulmana, lo cual hace aún más necesario el testimonio de la fe pues es éste muchas veces el único anuncio que podemos realizar. Las chicas se comprometen además a participar en la pastoral de la parroquia.  Hoy día tenemos seis jóvenes, dos oriundas de Camerún, dos de Guinea Ecuatorial, una de Burkina Fasso y una de Costa de Marfil; que tienen entre veinte y uno y treinta años.

Los padres del IVE abrieron un par de años más tarde, también una Residencia chicos, que se encuentra también cerca de la Catedral y que colabora a su vez en las actividades de la parroquia. De estas dos residencias han salido algunos frutos que Dios nos ha dado el consuelo de percibir: de la Residencia de los padres han salido dos vocaciones y una de la nuestra; además algunos jóvenes han pedido formar parte de la Tercera Orden y algunas de nuestras chicas han podido recibir los sacramentos, incluso algunas que venían de familias protestantes o musulmanas.

Festejos de 10 años

En ocasión de los diez años de fundación, no quisimos que pasara desapercibido este importante aniversario; por eso ya en octubre, con la ocasión del mes extraordinario de las misiones, las chicas prepararon una presentación sobre la evangelización de sus respectivos países; presentaciones que fueron muy enriquecedoras especialmente para nosotros misioneros al ver cuán reciente es la evangelización de estas tierras.

El quince de diciembre hicimos un Convivium en honor a nuestra Señora de Cartago. Se trataba del primer Convivium para las chicas, por lo que costó al inicio que entendieran de que se trataba, pero lo prepararon con mucho esfuerzo. Fueron invitadas además otras chicas que participaron incluso activamente del mismo. Algunas prepararon cantos, otras poesías. Algunos cantos fueron en sus lenguas maternas. Una de ellas recitó el Dios te Salve Maria en wolof, lengua de Senegal, otra comentó una parte del principito etc… Estuvieron también presentes para apoyar y animar a las chicas: los padres del IVE, el embajador de Camerún a Túnez, y algunos bienhechores. La Virgen bendijo los muchos sacrificios de las chicas y hubo un clima de familia y de mucha alegría.

Pedimos a las jóvenes que escribieran cantos para su patrona, la Virgen de Cartago, y el resultado fue muy hermoso, incluso una de las chicas de guinea ecuatorial escribió en castellano, por lo que podemos decir que se trata de la primera canción dedicada a esta Advocación en castellano.  Entre los cantos que escribieron las jóvenes para su patrona, habíamos decidido premiar uno para que quedara como himno oficial de la residencia, que es el que transcribimos a continuación junto con su respectiva traducción:

Oh Marie, Notre Dame de Carthage,

Soutien notre espérance,

Affermis nos pas de sainteté,

Nous sommes là pour te magnifier !1. O Marie, Vierge Immacule,

Le choix de Dieu parmi toutes les femmes,

L’Esprit de Dieu s’est incarné en toi,

Tu nous révèles la puissance de ton Fils.

O María Nuestra Señora de Cartago

Sostiene nuestra esperanza

Afianza nuestros pasos de santidad

Estamos aquí para proclamar tus grandezas.1. Oh María, Virgen Inmaculada ;

La elección de Dios entre todas las mujeres,

El Espíritu de Dios se ha encarnado en Ti,

Tú nos revelas el poder de tu Hijo.

2. O Marie, Mère aimable,

Ton fils Jesus nous a confié à Toi

Depuis ce jour nous sommes tes enfants

Et Tu es la dans notre vie.3. O Marie, source de grâce

Le Seigneur a fait pour toi de merveilles

Apprends- nous a toujours dire oui !

Et de l’aimer, toute notre vie.

2. Oh María, Madre amable,

Tu Hijo Jesus nos ha confiado a Ti:

Desde ese día somos tus hijos,

Y tú estás aquí en nuestra vida.3. Oh María, fuente de gracia,

El Señor ha hecho en Ti maravillas,

Enséñanos a siempre decir que si,

Y a amarlo toda nuestra vida.

 

De fiesta en fiesta a la grande fiesta: el día de navidad, día mismo de la fundación, después de un almuerzo festivo con la familia religiosa en el monasterio de los padres, ¡fuimos a tomar un helado por los 10 años!

El sábado 28 de diciembre, las chicas animaron el oratorio mensual de los jóvenes al nivel parroquial, con juegos, comidas, bailes; durante el mismo presentamos la residencia y dos chicas dieron sus testimonios.

Finalmente el viernes 3 de enero, tuvimos la Santa Misa de acción de gracias en la catedral presidida por el P. Silvio Moreno, IVE, y concelebrada por los Padres Jaime Martinez y Alfredo Alos.  Luego de la Santa Misa tuvimos una cena festiva en la residencia con el obispo, los padres del IVE, las hermanas, los chicos de las residencia de los padres y algunas ex -residentes y amigas.

Por medio de esta crónica queremos dar gracias a Dios Padre, rico en misericordia, por permitirnos poder realizar esta obra con las jóvenes subsahariana en tierras “ajenas”, tanto para nosotros misioneros como para ellas, ya que tanto los unos como las otras somos extranjeros aquí en Tunéz. Pero esta tierra que es “ajena” es al mismo tiempo y con la gracia de Dios “propia” ya que aquí tenemos una mies abundante de almas. Gozamos además  de la especial protección, ayuda y cuidado de una inmensa cantidad de testigos, los mártires del Norte de África, quienes acá mismo en Cartago, Túnez,  han dado su sangre para que fuera semilla de nuevos Cristianos, como decía Tertuliano, (que era cartaginés).

Por último, les contamos que nos estamos preparando para la obra teatral de Calderón de la Barca, El gran teatro del Mundo, que esperamos poder realizar para la fiesta de nuestra Señora de Cartago el 24 de mayo y así concluir nuestro año jubilar dándole gracias a nuestra Buena Madre repitiendo de nuevo:

O María Nuestra Señora de Cartago
Sostiene nuestra esperanza
Afianza nuestros pasos de santidad
Estamos aquí para proclamar tus grandezas

Hnas. De la Comunidad “Santas Perpetua y Felicitas”
Misioneras en Túnez