Querida Familia Religiosa,

Queremos compartir con ustedes dos hermosas noticias del último tiempo aquí en Alepo.

Les pedimos que sigan rezando por nosotros y por el fin de la guerra.

Consagración a la Virgen

En la terrible explosión de 3 misiles ocurrida en enero a pocos metros de donde vivimos, nuestra Iglesia Catedral sufrió serios daños, por lo que pasó 4 meses clausurada. En mayo pudimos “reabrirla”, justamente para el mes de María. Fue un acontecimiento que renovó la esperanza de todos.

consagracion_ive

En las prédicas de la misa diaria a lo largo de ese mes tan amado por los cristianos orientales, el Padre Rodrigo desarrolló el libro de San Luis María G. de Monfort “Tratado de la verdadera devoción a María Santísima”, que no está aun traducido al árabe. Fue acogido con tan vivo fervor por nuestra feligresía, que espontáneamente pidieron poder consagrarse a la Virgen según el modo expuesto por el Santo de Monfort. Fue así que se prepararon durante varias semanas, y el 16 de julio, día de Nuestra Señora del Carmen, 17 personas se consagraron a la Virgen, y les fue impuesto el escapulario del Carmen.

Alepo llevaba 2 semanas sitiada. Escaseaban los alimentos básicos y la gente ya cedía a la desesperación. Exactamente ese día, el día de la consagración, se liberó uno de los caminos y pudo ingresar algo de alimentos. La solución no fue definitiva, porque el asedio continuó, y duró 3 largos meses… Pero fue un signo de Nuestra Señora, para mostrar a sus hijos que no están solos, que Ella no los abandona, y que con especial preferencia bendice a quienes están sufriendo. Porque se parecen más a Su Hijo!

Totus Tuus Maria!!

 

Ejercicios Espirituales

Agosto fue el mes de los ejercicios espirituales. Se hicieron 6 tandas de ejercicios -para jóvenes y adultos; para religiosas y para sacerdotes- predicados por el Padre Rodrigo, en árabe y en inglés.

ee

“La guerra nos ha hecho volver a las cosas esenciales”, dicen aquí a menudo. Han perdido mucho en este tiempo. Han perdido seres queridos de forma atroz; han perdido de un día para otro sus casas, trabajos y empresas; han perdido sus sueños y su futuro; han perdido la tranquilidad y armonía de sus calles, y los juegos despreocupados de sus niños en ellas.

Pareciera que lo han perdido todo…
Pero… no han perdido la sonrisa! Y aun en medio del llanto por tanto sufrimiento, no han dejado de sonreír y dar gracias a Dios! Y es porque, aunque han perdido tanto, han ganado espiritualmente mucho más. El signo más patente es cómo viven la Santa Misa. El interés por conocer la liturgia; la participación activa en los cantos; la devoción y el silencio… Ciertamente han crecido!

ee1

Por eso los ejercicios espirituales de este año fueron del todo particulares. Fueron una respuesta a la sed de oración y de unión más intensa con Dios a la que se sienten llamados.
Han perdido mucho… pero han ganado mucho más…. la vida Eterna!!!

Misioneros en Alepo

 http://soscristianosensiria.wordpress.com

https://www.facebook.com/SOScristianosensiria 

Deja un comentario