Querida familia religiosa:

Nunca debemos olvidarnos de agradecer a Dios por tantos bienes que nos da, aún en medio de las dificultades, o más bien: aún agradecerle por las mismas dificultades. No tenemos que dejar de ver los bienes recibidos, que son infinitos, a raudales. Dejar de ver esto, puede hacer que perdamos la alegría, el sentido de nuestras vidas, la grandeza de las respuestas a nuestros llamados: al don de la vida, de la Gracia y de la vocación.

Es por eso que, al terminar este nuevo año, damos gracias a Dios por las vocaciones españolas que Dios sigue suscitando en nuestra provincia “Nuestra Señora del Pilar”.

En estos últimos tres años, Dios nos ha regalado diez vocaciones, a quienes hemos podido acompañar cada año en su toma de hábito en Italia. ¡Cuántos jóvenes nos agradecen estos viajes, que sin duda implican un gran esfuerzo, pero valen la pena!

Este año la toma de hábito sería el 10 de diciembre, día de la Virgen de Loreto, Patrona de nuestra Provincia italiana. Formamos un grupo grande para acompañar a las novicias en este momento tan importante de su vida. Varios viajaron en avión y nosotras lo hicimos en furgonetas, con varios jóvenes.

SSVM-Toma-habito-Espana-italia Salimos el día de la Inmaculada desde Barcelona y llegamos a dormir a nuestro Estudiantado Internacional “Santa Teresa de Jesús”, en Tuscania (Provincia de Viterbo).

Al día siguiente, después de desayunar, fuimos con los jóvenes a dar un paseo por el pueblo y por la tarde, nos esperaban las novicias a merendar en su convento, que se encuentra en Segni.

El día 10, entonces, fue la gran fiesta, donde ocho novicias recibieron el hábito religioso, entre ellas cuatro españolas.

Me llamó la atención el escuchar varias expresiones de los jóvenes, entre ellas frases cortas como ésta: “qué fuerte”. Yo me preguntaba “¿qué les parece tan fuerte a estos jóvenes?” Aparte de la fiesta, el trabajo, la alegría, la pobreza…

En primer lugar considero que es el testimonio que cada uno de nosotros está obligado a dar, que es el de nuestra identidad y pertenencia especial a Dios. “Qué fuerte” recibir el hábito, signo que expresa concretamente nuestro “no ser del mundo” (Cf. Jn 17, 14). Expresa el carácter de consagración y pone de relieve el fin escatológico de la vida religiosa.

SSVM-Toma-habito-Espana-italia

En segundo lugar, nuestra misma vida misionera, de ser enviados por Cristo para anunciar el Evangelio, ese mensaje que debemos llevar a los hombres de esta sociedad, que se expresa no sólo con palabras, sino con el Santo hábito. El Santo hábito es signo de Aquel a quien pertenecemos con todo nuestro ser y a quien anunciamos.

Al día siguiente, luego de una Misa de acción de gracias, ya en el camino de retorno, en la Catedral “Santa Maria Asunta,” en Pisa, volvimos a nuestra tierra.

Que Dios nos siga bendiciendo con estos apostolados y suscitando muchas y santas vocaciones para nuestra querida Familia Religiosa.

En Cristo y María,
M. Meryem Ana

Deja un comentario