Quería contarles algunas de las cosas que están pasando en “el Bachi”. En primer lugar que el bachi ya no es solo el colegio secundario. En estos últimos años ha crecido de manera extraordinaria. Tenemos por las tardes un bachillerato y un primario para adultos, un nivel terciario: profesorados en Filosofía y Literatura, y además hemos abierto por las mañanas el nivel inicial y el primario, así que imagínense con cuantas más almas estamos tratando, un regalo de Dios.

bachi1

La realidad es que ahora hay gente a toda hora en el “Instituto de formación católica Alfredo R. Bufano”. Y eso trae de manera evidente, más responsabilidades y más gracias.

Alguna de las cosas que están sucediendo:

Como siempre tenemos el recreo eucarístico cada mañana para el colegio secundario, es muy edificante ver a nuestros alumnos participar con tanta seriedad y piedad de éstas celebraciones, ver que la mayoría del alumnado, diariamente, comulgando el cuerpo de Cristo. Y por supuesto cada mañana una gran fila de alumnos espera poder confesarse. Esto es algo que realmente emociona, pero claro el Bachi creció, y por las tardes existen dos recreos eucarísticos más, para el nivel de adultos que quieren terminar su secundario y para el nivel terciario. El Instituto, se ha vuelto más eucarístico, la presencia de Cristo en la Eucaristía, es notoria. Las visitas al santísimo antes del comienzo de clases y durante la mañana llaman la atención, nos hace pensar en jóvenes que se plantean la santidad sin recortes.

Éste mismo crecimiento del que les hablo, ha hecho que el recreo eucarístico del secundario sea en el edificio de adelante, que se encuentra a unos 200 metros del otro, en el cual, por la mañana funciona ahora el primario y el jardín de infantes; por lo tanto como la capilla está en ese edificio, para el recreo se traslada el Santísimo. Los alumnos de 7° anuncian al resto con campanas, el paso de Jesús  sacramentado, y al instante todo el colegio se postra para adorar al Señor, algo digno de ver, esto se repite todos los días. Decía que es algo digno de ver, y es así, ver a los alumnos del primario y jardín de infantes, frenar la pelota de futbol y sus carreras porque pasa Jesús.

Al comienzo, mientras esto estaba pasando, las maestras del primario tuvieron gran trabajo, al grito de “viene el Santísimo” enseñaban a sus alumnos a ponerse de rodillas, con el tiempo ya es una hermosa costumbre. Sin embargo, no deja de haber alguna que otra anécdota al respecto.

Un día me estaba revistiendo para celebrarle la Santa Misa a uno de nuestros cursos, y un alumno de 1° del primario, viene corriendo perseguido por otro con un palo, y me dice: -¡santísimo, santísimo dígale a José María que suelte el palo!!! claro al principio no entendía nada, pero después entré a atar cabos, el santísimo era yo, así me conocía éste niño, y ¿por qué? Porque cada vez que trasladaba el Santísimo, las maestras les decían – ¡de rodillas que viene el Santísimo!; en otra ocasión se acercó otro alumno de 1° y me dijo con mucha seriedad: –Yo siempre te he respetado… Me causó gracia la formalidad de sus palabras, luego le conté a su padre, quien quedo perplejo con esto. Al día siguiente, se me acerca el papá de éste niño y me cuenta que le preguntó ¿por qué me había dicho que siempre me había respetado? A lo que niño respondió: -es que cada vez pasa me pongo de rodillas…

Hemos tenido ya, varios campamentos: 2° y 3° de primaria, para muchos de estos niños su primera experiencia. Y por supuesto hemos tenido también campamentos con los alumnos de 7° de 1° de la secundaria. También tuvimos un curso de formación patriótica y madurez cristiana para los alumnos de 4° año, con grandes frutos.

Éstas son algunas de las cosas que estamos viviendo en el “Bachi”, les pido a todos sus oraciones para que El Señor Sacramentado nos siga bendiciendo.

P. Miguel Grillo , IVE

Instituto del Verbo Encarnado, Argentina 

Deja un comentario