Querida Familia Religiosa:

Queremos contarles sobre nuestra comunidad misionera en Ciudad del Este, Paraguay. Allí colaboramos con el apostolado parroquial, en la Parroquia Cristo Rey, asistida por los sacerdotes del IVE, desde el año 2012. Desde nuestra llegada a esta misión hemos podido palpar día a día la inmensa bondad de Dios para con las almas. Las actividades que hemos emprendido han sido variadas con gran concurrencia de niños, jóvenes y adultos dando muchos frutos espirituales tanto para ellos como para nosotras. Les contamos algunos apostolados que realizamos:

paraguay

Oratorio de verano

Hemos podido organizar el oratorio infantil tres días de la semana, comenzando con los buenos días, ensayo del pesebre viviente, merienda,  juegos y talleres. Aprovechamos el gran espacio del parque cerca de la Parroquia.

Los niños que participaron pertenecen a la Parroquia y muchos de ellos han asistido a la catequesis durante el año. Ellos son los que invitaron al oratorio a sus amigos y hermanitos.

 

Campamento vocacional

Como muchos saben Paraguay es una tierra muy devota y amante de Dios y de la Virgen, por lo cual es también una tierra muy fértil espiritualmente y Dios bendice a este pueblo con muchas vocaciones.

Desde que llegamos a esta misión hemos tenido muchas visitas de jóvenes interesadas en conocer sobre la vida religiosa y las misiones. Cada jueves después de la Santa Misa realizamos la reunión del grupo vocacional, donde asisten jóvenes buscando formación religiosa para luego discernir su vocación.

Pudimos realizar el segundo  “campamento vocacional”  al cual asistieron 22 chicas. Cada equipo tenía su patrona, en esta oportunidad elegimos a la Beata Laura Vicuña, Antonieta de Meo y Beata Kateri Tekawita. Se organizaron diversas competencias, himnos, coros, servicio y cocina a leña. Los juegos en el agua fueron los más exitosos.

 

Pesebre viviente

El pesebre viviente lo realizamos después de la Santa Misa del domingo 23 de diciembre, en la plaza del barrio frente a la parroquia.

El trabajo previo de escenografía y vestuario estuvo a cargo de las hermanas, de las  niñas sacristanas  y del grupo de jóvenes.  Participaron más de 70 niños quienes terminando el pesebre cantaron villancicos en guaraní y en castellano.

Finalizada la actuación, todos recibieron  regalos, los reyes magos repartieron golosinas a los niños, las señoras de la Legión de María ofrecieron ensalada de frutas para todos y las hermanas entregamos panes dulces que la municipalidad nos había regalado para cada familia. Nadie se fue con las manos vacías.

Encomendamos nuestra misión a sus oraciones pidiendo a Dios que no se deja ganar en generosidad nos alcance la gracia de ser grandes misioneros.

SSVM en Paraguay

Instituto del Verbo Encarnado

2 Comentarios

Deja un comentario