Como todos sabrán, y por si alguien aún no lo sabe, el próximo 13 de octubre de 2013, en la ciudad de Tarragona (España), serán beatificados, junto a otros 500 mártires españoles de la persecución religiosa de 1936, los 18 monjes “mártires” del Pueyo (Barbastro). Para nosotros (y toda la Familia Religiosa) es un evento de suma importancia y transcendencia. Nuestro querido Santuario y Monasterio de la Virgen del Pueyo se convierte ahora también en “Santuario martirial”. Descansan en el mismo los restos de 15 de los 18 mártires, quienes fueron llevados al suplicio en comunidad, pocos días después (el 28 de agosto) del holocausto de los 51 mártires claretianos (con quienes convivieron en la misma prisión por más de 20 días) y que son los co-patronos de nuestra Casa Madre, “la Finca”. Ellos, los monjes mártires del Pueyo, vivieron en este Monasterio, construyeron sus edificios, trabajaron estas tierras, rezaron con gran devoción y fervor a la Madre del Cielo, la Santísima Virgen del Pueyo.

Nos toca a nosotros, monjes del Verbo Encarnado, continuar su obra, y ahora, preparar su beatificación, acompañar a sus familiares (que son muchos, e incluso aún está vivo el hermano de uno de ellos, con 89 años, y es sacerdote y canónigo emérito de la Catedral de Santander), fomentar su devoción, y sobre todo, desde su Santuario terreno y ante sus venerables reliquias, implorar su intercesión y bendiciones desde el Santuario Celestial. Dios mediante también llevaremos adelante el proceso de canonización.

Monjes del Pueyo en una fiesta del Corpus

 

Ceremonias en Barbastro y en el Pueyo

Además estamos preparando, con el apoyo de nuestro Obispo y de los monjes de la abadía benedictina de Leyre, Navarra (quienes han trabajado arduamente en el proceso de beatificación), las celebraciones de acción de gracias por la beatificación de nuestros 18 mártires del Pueyo aquí en Barbastro (en el Santuario y en la con-catedral de Monzón).

El sábado 26 de octubre por la tarde, a partir de las 18.00hs, se llevará a cabo el primer acto en honor de los mártires: procesión desde la explanada “Puerta del sol” con 18 tallas de madera (de cada uno de los mártires), entronización de las mismas en el Santuario, canto de las vísperas solemnes y estaremos terminando con un sencillo ágape, algo para festejar y compartir. Las 18 imágenes de los mártires han sido donadas, y miden cerca de 1,30 mtrs de altura.

Al día siguiente, domingo 27, habrá dos celebraciones. A las 12:00hs una Misa en el Monasterio Ntra. Sra. del Pueyo, presidida por el obispo de Barbastro, con el traslado de los restos de los mártires y la consagración del nuevo altar. Por la tarde una ceremonia más pública y multitudinaria en la con-catedral, la cual presidirá el Cardenal Cañizares.

El P. Jon de Arza IVE compuso una Misa en honor de nuestros mártires para las celebraciones de acción de gracias, que será ejecutada por nuestro coro de Montefiascone y algunos músicos de aquí.

Por supuesto que quedan todos invitados a participar de tan grandes eventos. Por cualquier consulta pueden escribir a monasteriodelpueyo@ive.org – santuariodelpueyo.verboencarnado.net

Una visita memorable: con ocasión de la beatificación de los mártires, nos visitó hace unos pocos días, el P. Benigno Benabarre OSB, monje en Filipinas, de 98 años. Él fue, nada más y nada menos, compañero de 15 de los 18 mártires del Pueyo. Vivió 6 años en el Monasterio Ntra. Sra. del Pueyo, 4 como colegial (seminarista menor), 1 de noviciado y otro como filósofo. Como se preparaba para las misiones benedictinas de Filipinas, en el 1932, lo destinaron para continuar su formación al Monasterio de Samos (Galicia), donde lo encontró la persecución del 36, y como fue zona tranquila durante la guerra, no murió mártir. Él fue uno de los que más trabajó para que se culmine el proceso de beatificación de los mártires y además escribió un hermoso libro sobre su vida “Murieron cual vivieron”, recogiendo en el mismo, preciosos testimonios de muchas personas que los conocieron y convivieron con ellos.

Misa con P. Benigno (1)

Estuvo con nosotros 2 días, compartiendo nuestra vida monástica. Cuando llegó, con gran alegría, nos preguntó “¿cuántos monjes hay ahora?” –“dos”, contestamos- “pues ahora somos tres”. Lo aprovechamos muchísimo, nos contó cantidad anécdotas de aquella época y también de su misión ahora en Filipinas. Uno de los días nos predicó en la Misa, hablándonos de la virtud de la Fe, por la que dieron la sangre sus compañeros y de la cual es valiente y secular confesor.

A continuación comparto, para los interesados, un valioso testimonio del P. Benigno Benabarre, sobre sus compañeros, los mártires del Pueyo:

«El Monasterio benedictino “Nuestra Señora del Pueyo”, perteneciente a la Provincia española de la Congregación de Subiaco, suprimido en 1963, fue fundado en 1890, y fue elevado a Priorato independiente en 1910. En julio de 1936, la comunidad contaba con 11 sacerdotes, 4 profesos solemnes, 4 profesos simples, y 6 hermanos conversos. En el colegio-postulantado, que regentaban los monjes, cursaban estudios de Humanidades 6 colegiales.

con el P. Benigno Benabarre

La comunidad era ejemplar en el cumplimiento del lema benedictino “Ora et labora”. La liturgia se hacía con solemnidad, se enseñaban las varias asignaturas de Humanidades en el postulantado que, en el año 1930 llegamos a estar 40 niños, y en el clericato, donde se cursaban todos los estudios conducentes al sacerdocio. Todos los hábiles para el trabajo, incluidos los sacerdotes jóvenes, se dedicaban con frecuencia al trabajo manual.

El apostolado exterior se realizaba a través de la predicación y de los Ejercicios Espirituales. Da una idea de la intensidad del apostolado el que de 1925 a 1933, los monjes predicaron 2000 sermones, y dirigieron 50 tandas de Ejercicios. Al celo intelectual de los monjes se debió el que la biblioteca inexistente en 1890, contara en 1936 con unos 25.000 volúmenes».

Persecución religiosa y mártires: «Es un hecho la sangrienta persecución religiosa sufrida en España durante la Segunda República, del 1931 al 1939. Ya desde los inicios fueron saqueadas, destruidas y quemadas decenas de Iglesias y conventos por toda España. (…) Con la guerra civil vino lo peor. Del 18 de julio de 1936 al 1 de abril de 1939, fueron asesinados de modo expeditivo 12 obispos, 1 administrador apostólico, 4184 sacerdotes seculares, 283 religiosas y 2365 religiosos, de los cuales 44 eran benedictinos. De éstos, 18 pertenecían a la comunidad del Pueyo de Barbastro.

Sus nombres:

  1. P. Mauro Palazuelos (prior)
  2. P. Fernando Salinas
  3. P. Honorato Suárez
  4. H. Lorenzo Santolaria
  5. P. Ramiro Sanz de Galdeano
  6. H. Leandro cuesta
  7. P. Raimundo Lladós
  8. H. Lorenzo Sobrevía
  9. P. Santiago Pardo
  10. P. Domingo Cavallé
  11. H. Angel Fuertes Boira
  12. P. Ildefonso Fernández
  13. P. Mariano Sierra
  14. P. Anselmo Palau Sin
  15. H. Vicente Burrell
  16. H. Rosendo Donamaría
  17. Diac. Lorenzo Ibáñez
  18. Sem. Aurelio Boix”

instituto_verbo_encarnado

 

Encomendamos a las oraciones de toda la Familia Religiosa los frutos de la beatificación de nuestros “mártires del Pueyo” y las posteriores celebraciones de acción de gracias.

P. Emmanuel Ansaldi IVE

http://monasteriodelpueyo.wordpress.com

Home

Deja un comentario