Luga es una ciudad distante unos 150 km. de San Petersburgo, por la ruta que va a Polonia. Dato importante, ya que en este lugar, nuestra parroquia de San Nicolás cuenta con fieles en su mayoría venidos de Polonia o de zonas lindantes con dicho país. Por el mismo motivo geográfico es que fue conquistada por los nazis en la II guerra mundial.

luga

La historia de nuestra comunidad católica comienza a finales del siglo XIX, con un grupo de polacos que construyeron primero una pequeña Iglesia de madera, y en el año 1904 cuando se terminó de construir el actual templo la parroquia contaba con 3000 fieles.

Durante el comunismo la Iglesia fue cerrada y usada como sala de fiestas, y en las purgas de Stalin del año 1937 fueron fusilados el párroco junto a 19 fieles, enterrados en el cementerio de Levashova, en los alrededores de San Petersburgo. Hoy en día todavía vive en Luga el hijo del organista allí fusilado.

Con la ocupación nazi se abrió nuevamente al culto la Iglesia, hasta que terminó la guerra, donde el templo paso a ser el único gimnasio deportivo de la ciudad. En esas condiciones fue devuelto a la Iglesia Católica en el año 1995, y reconsagrado en 1996.

En los ladrillos de la pared sur del templo se conservan numerosas huellas de fusilamientos hechos el siglo pasado.

Esta introducción viene al caso, dado que el año pasado en uno de los conciertos navideños (se hacen comúnmente en enero) un hombre, con admiración de todos los presentes, pasó a contar como al principio de la guerra, él junto a muchos ciudadanos se salvaron de los ataques nazis encerrándose en la Iglesia, era el único lugar donde no atacaban. Recordando, muchos incluso se emocionaron, su acotación meses después fue escrita en el periódico de Luga.

luga1

Quería escribirlo simplemente para un mostrar un poco, que si bien nuestra parroquia cuenta con pocos fieles, las posibilidades de apostolado son muchas y si bien pocos pueden darle importancia a lo religioso, en este caso no pueden negar que a muchos ateos esta Iglesia les salvó la vida.

Para el día 6 de enero pudimos organizar como todos los años un concierto de cantos navideños con participación de distintos coros de Iglesias protestantes.

P. Paolo Giacinti, IVE

Deja un comentario