“La familia está llamada a ser templo… La familia está llamada a ser templo, o sea, casa de oración: una oración sencilla, llena de esfuerzo y ternura. Una oración que se hace vida, para que toda la vida se convierta en oración”. (Beato Juan Pablo II)

 

Querida Familia Religiosa:

Queremos contarles una actividad muy importante que pudimos realizar en la comunidad donde trabajamos apostólicamente en la parroquia “Jesús de la Divina Misericordia” en la ciudad de Venado Tuerto.

venado

A fin del año pasado propusimos a los papás y niños de la catequesis realizar un viaje formativo en febrero, les enviamos una nota a todos detallando los lugares que iríamos a visitar, República de los niños, Parque temático de Tierra Santa, el zoológico de Buenos Aires y la Basílica de Nuestra Señora de Lujan.

Para poder concretarlo teníamos la necesidad de hacer una actividad en la que pudiéramos recaudar fondos para solventar el viaje y se nos ocurrió realizar el pesebre viviente en el Centro Cultural de Venado Tuerto. Todos los interesados se pusieron manos a la obra, los papás traían a sus niños a todos los ensayos y para aprovechar el tiempo se hicieron cargo del vestuario y escenografía del pesebre, algunas mamás remendaban los trajes, otras confeccionaban las alas para los angelitos, (que no eran tan angelitos!!!), las túnicas, las cortinas, los animalitos, etc. todo en un gran clima de familia y de alegría.

Cada familia se encargaba de vender entradas, mientras que nosotras íbamos a las distintas Iglesias a invitar y ofrecerlas para participar y colaborar, toda la ciudad de Venado Tuerto se enteró de que haríamos este pesebre a beneficio del viaje, lo publicaron en el diario, en la radio y en distintos facebooks… era la novedad!!! El día del pesebre, 22 de diciembre, fue uno de los días más calurosos, por el gran consumo de los aires acondicionados se cortó la luz varias veces de modo que tuvimos que armar la escenografía prácticamente sin luz.

Una hora antes de comenzar, nuestros pequeños entraron en pánico escénico, lo que hizo que todos estuvieran algo alterados y nerviosos, pero como suele suceder en el momento de actuar parecían verdaderos actores!!! Realmente se hicieron lucir, todo salió de maravillas!!! El escenario se vistió de noche y el humilde portal cobro vida… el Niño Jesús se hizo presente… y entre el baile de los ángeles y pastores que alegres cantaban, un sentimiento de emoción cubrió a nuestros espectadores!!! Dios nos estaba recordando su amor hacia nosotros sus más amados hijos! La emoción se transformó en gratitud de los padres hacia las hermanas, no podían creer lo que habían logrado sus hijos.

Lo recaudado en el pesebre no fue suficiente para solventar un viaje tan grande, era preciso realizar otra actividad más, se propuso hacer una rifa de mil números y venderlos durante el tiempo de nuestras vacaciones y convivencia, cuando volvimos nos encontramos con que se habían vendido muy pocos. Nos reunimos con los papás y nos dividimos en grupos para salir a venderlos casa por casa.

Caminamos gran parte de la ciudad y todos nos ayudaron!!! Al mismo tiempo las hermanas comenzamos una novena al Divino Niño para implorarle poder conseguir todo el dinero que necesitábamos y como Dios no se resiste a quien le pide con fe, premió el esfuerzo de estos papás quienes venciendo la vergüenza golpeaban las puertas sin saber cuál sería la reacción de la gente y como hemos podido experimentar, el resultado fue positivo y excesivo, por que recibimos mucho más de lo que necesitábamos. Dios nunca se deja ganar en generosidad!!!

El día del viaje no se hizo esperar llegamos a ser un total de 59 personas, entre ellas 12 familias, salimos de Venado Tuerto a las 04:30 am y llegamos a media mañana a nuestro primer objetivo: – La república de los niños, estuvimos todo el día disfrutando de los diferentes talleres que ofrecen para los niños, aprendieron a hacer pan, títeres, actuar como locutores, visitaron la granja y disfrutaron de una función de magia.

-El segundo día visitamos por la mañana el zoológico de Buenos Aires, lugar que impactó a los niños, al ver tantos animales de cerca que solo ven por televisión. Por la tarde después de haber comido unas ricas hamburguesas, partimos hacia el Parque Temático de Tierra Santa, donde pudimos apreciar los más grandes misterios de nuestra fe por medio de representaciones; presenciamos la del Nacimiento de Jesús que les recordó a los niños lo que ellos mismos habían representado un mes atrás; sobre la creación, lo que más les encantó tanto a los chicos como a los grandes y sobre la Resurrección del Señor.

En el sector de títeres participamos de la obra de la vida de San Francisco de Asís. Ya de regreso al hospedaje en la ciudad de La Plata para la cena pudimos contar con la presencia de las hermanas SSVM que trabajan en el Oratorio Don Bosco de la misma ciudad quienes nos agraciaron con un fogón para alegrar la noche.

-El tercer día y ultimo del paseo participamos de la Santa Misa dominical en la Catedral de La Plata, pero antes de llegar a destino el colectivo se paró y no arrancaba a lo que una mamá invitó a todos a rezar un misterio del rosario y terminado el misterio, problema solucionado, llegamos a tiempo para la Santa Misa. Recorrimos la Catedral y partimos rumbo a la Basílica de Lujan, la casa de Nuestra Madre, lugar de gracia y bendición.

Un día de visita completa ya que terminado el almuerzo gracias a la generosidad de buen hombre paseamos gratis en catamarán por el Río Lujan, visitamos la cripta y el museo donde se encuentran las distintas advocaciones de la Virgen y los tesoros de la Virgen de Luján, con una previa explicación del recorrido que haríamos. Las familias que nos acompañaban hicieron preguntas muy interesantes por todo lo nuevo que estaban conociendo y maravillados de las imágenes de la Virgen. Finalmente nos dirigimos al camarín de la Virgen de Lujan para presentarle nuestro agradecimiento por todo lo recibido durante el viaje y expresarle nuestros ruegos.

La visita a Luján fue una gracia especial para muchos de los que participamos de este viaje, algunos nos comentaban que sus papás o ellos mismos habían hecho alguna vez una promesa a la Virgen y querían volver para manifestarle su gratitud y este viaje fue una muy buena oportunidad para hacerlo.

Grande es el amor que Cristo tiene a los hombres que permite a su Madre interceder por nosotros para que nos acerquemos a Él. Que nuestra Madre la llena de Gracia de Luján patrona de nuestra Argentina sea nuestra guía a la Patria Celestial. Encomendamos nuestro apostolado a sus oraciones.

Comunidad “Sierva de Dios María de Lourdes del Santísimo Sacramento”, Venado Tuerto -Argentina. .

Deja un comentario