‘Oportet autem illum regnare’

(1Cor 15,15)

«Todo el trabajo misionero y apostólico se fundamenta en la convicción de que es necesario que El reine (1Cor 15,25)»[1]. Es por eso esto que los Juegos Florales 2018 en nuestro seminario tuvieron como tema el reinado social de Nuestro Señor ya que también la Iglesia Católica de Brasil celebra el Año Nacional del Laicado desde el 26 de noviembre de 2017, Solemnidad de Cristo Rey, hasta el 25 de este año. Otro factor decisivo para seguir ese tema fue la convocatoria por parte de nuestro Superior General al encuentro Internacional de nuestra Tercera Orden en Roma. Es así que los días 3, 4 y 5 del corriente mes vivimos intensamente los Juegos Florales 2018 bajo el lema“Omnia in Cristo instauranda”.

Compitieron dos equipos, uno bajo el patronato de San Mateus Moreira, laico, protomártir de Brasil. Vale la pena “gastar tinta” (y retina) contando la historia de los Protomártires, pues sabemos que su sangre fue la semilla[2] de por lo menos 172,2 millones de católicos, lo cual hace que Brasil sea el país con el mayor número de católicos[3] en toda la faz de la tierra. Los mártires tuvieron por verdugos a los holandeses calvinistas que invadieron algunos territorios del nordeste de Brasil. Entre los años 1630 y 1654, los extranjeros obligaron a los católicos a convertirse al calvinismo, prohibiendo también la celebración de la Santa Misa. El 16 de julio de 1645, el Padre André de Soveral y otros 70 fieles fueron brutalmente asesinados por 200 soldados holandeses e indios potiguares mientras participaban de una la celebración de la Santa Misa en la Capilla de Nuestra Señora de las Candelas, en el Engenho Cunhaú, municipio de Canguaretama. Después de tres meses, el 3 de octubre de 1645, se dio la masacre en Uruaçu. En este día, fueron muertos el Padre Ambrosio Francisco Ferro y el laico Mateus Moreira, el cual, según relatos, tuvo el corazón arrancado por las espaldas. Antes de morir, Mateus expresó en exclamó la siguiente frase: “¡Alabado sea el Santísimo Sacramento!”.

San Juan Pablo II, en visita a la ciudad de Natal realizada el día 13 de octubre de 1991, concedió a ellos el nombre de Protomártires del Brasil, durante la misa de cierre del XII Congreso Eucarístico, ocurrido en la capital otiguar. Nueve años después, el 5 de marzo de 2000, San Juan Pablo II beatificó a los padres André de Soveral y Ambrosio Francisco Ferro, además de Mateus Moreira y los 27 compañeros. Finalmente fueron canonizados por su Santidad el Papa Francisco el 15 de octubre del 2017.

El otro equipo tuvo por nombre y patrono al Beato Anacleto Gonzáles Flores, laico, abogado y dirigente moral de los cristeros en el occidente mexicano, reconocido por su resistencia pacífica en contra del gobierno que fuera hostil a la naturaleza humana y por tanto a la fé católica. Murió torturado y fusilado el 1° de abril de 1927, perdonando a sus verdugos e inmortalizando las siguientes palabras: “Que escuchen por segunda vez las Américas, yo muero, pero Dios no muere[4], viva Cristo Rey!”.

Dice nuestro derecho propio que los seminaristas «deberán aprender a experimentar la ley del trabajo, por medio de “la entrega denodada al trabajo intelectual y material (cumpliendo perfectamente con el deber de estado hasta el fin)”[5]»[6] un medio más, y muy eficaz para alcanzar este fin fueron los “Juegos Florales” de este año, ya que los seminaristas que se encuentran en Teología cuentan hoy en día con experiencia en esta actividad tan formativa, es por eso que este año concentramos nuestras fuerzas no tanto en lo exterior (porque gracias a Dios todos: competidores y helanodices[7] ya sabían lo que debían hacer) sino en que realmente los formandos den lo mejor de sí. Saben ustedes que en síntesis nuestros “Juegos Florales” se dividen en dos grandes competiciones: las culturales y las deportivas, en cuanto a las últimas como podrán ver en el video https://www.youtube.com/watch?v=3_PGsr8NJF8&t=4s  tal vez faltó un poco de destreza o técnica, pero no lo más importante, espíritu y “garra”. En lo que se refiere a las culturales por el tema escogido fue una óptima ocasión para estudiar (las partes fundamentales) del Compendio de Doctrina Social de la Iglesia y también nuestro Directorio de Tercera Orden. En lo referente a las lenguas los Lussores (jugadores) no escatimaron esfuerzos y se esmeraron en los diversos diálogos en diferentes lenguas, en donde siempre es de resaltar el Colloquium Personarum, (es decir el diálogo en latín).  Y hablando de lenguas en cuanto ensayos y poesías, merece una mensión especial el número y estilo. Obtuvo el primer lugar un Poema Épico, “Oda al Martirio”  (en portugués), el segundo Triunphus Anacleti (“El triunfo de Anecleto”, poesía en versos latinos) y el tercero fue una poesía en español (“Copla a la vida laical”).

Realmente en estos días de modo particular los seminaristas fueron “protagonistas”[8] de su formación, ya que en la formación «debe darse una educación de la inteligencia y de la voluntad. De amor apasionado por la verdad por medio de una formación intelectual amplia y que sea filosófica, dando tiempo a su contemplación[9]; y de la voluntad teniendo un espíritu recio[10], firme y libre[11]»[12].

Los “Juegos Florales 2018” concluyeron con la pieza Teatral, en este caso escrita por el Apóstol de Brasil y nuestro celestial Patrono, San José de Anchieta. Es la primera vez que los nuestros llevan al escenario una obra de teatro del Poeta de la Madre de Dios.  Los vencedores de esta edición de los JF 2018 fueron los del Beato Anacleto Gonzáles Flores que a la voz de “Viva Cristo Rey” dieron lo mejor de sí en cada competición.

Antes de despedirnos, aprovechamos para pedirles oraciones por nuestro Seminario Mayor San José de Anchieta y por todas las vocaciones que Dios nos confía para que puedan ser “personalidades equilibradas, sólidas y libres”[13] capaces de “la entrega personal total a Jesús y a la Iglesia”[14].

 

Padres formadores del Seminario Mayor San José de Anchieta

Provincia Nuestra Señora Aparecida

San Pablo – Brasil

[1] Directorio de Espiritualidad, 225.

[2]Semen est sanguis christianorum” Tertuliano, Apologético 50, 13.

[3] Es lo que revela Anuário Pontifício 2017 y el Anuarium Statisticum Ecclesiae 2015, segun https://pt.aleteia.org/2017/04/11/brasil-e-o-pais-com-o-maior-numero-de-catolicos-do-mundo/

[4] Dichas palabras fueron pronunciadas por primera vez por Gabriel Gregorio Fernando José María García y Moreno y Morán de Buitrón (estadista, abogado, político, periodista y escritor ecuatoriano, dos veces presidente constitucional de la República del Ecuador) antes de ser asesinado el 6 de agosto de 1875 (también por enemigos de la fé).

[5] Directorio de Espiritualidad, 91. Se trata de cumplir la voluntad de Dios en las obligaciones de cada día. Aconsejaba Don Bosco a sus sacerdotes: “Que tus mortificaciones consistan en el cumplimiento fiel de tus deberes y en soportar los defectos ajenos” (Recuerdos confidenciales a los directores, en Obras Completas de Don Bosco, Madrid 1979, 550).

[6] Directorio de Seminarios Mayores, 185.

[7] Propiamente significa “jueces” aunque para nosotros son los seminaristas que ayudan en la organización al padre formador encargado de dicha actividad.

[8] Cf. Pastores dabo vobis, 69.

[9] Cf. Constituciones, 199.

[10] Cf. Optatam Totius, 11: “edúquese en la reciedumbre de alma”.

[11] Cf. Constituciones, 198.

[12] Directorio de Seminarios Mayores, 182.

[13] Pastores dabo vobis, 43, citado en Constituciones, 198.

[14] Pastores dabo vobis, 52.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here