Reunión de la rama contemplativa del instituto del Verbo Encarnado en el Monasterio de Nuestra Señora de El Pueyo (España)

 

En el día de ayer, viernes 11 de septiembre, he concluido la Reunión en El Pueyo de los representantes de la rama monástica del Instituto con los miembros del Consejo general y algunos Superiores provinciales.

En la tarde del día 10, jueves, se realizaron todavía algunos trabajos particulares en orden a la presentación de los modos o propuestas para el próximo Capítulo general. Por la tarde, después de la Adoración y del canto de Vísperas, las buenas noches estuvieron a cargo del P. Alejandro Robledo, Superior del Monasterio de Canneto, en Italia, que contó la historia y actividades particulares que se realizan allí.

El día viernes tuvo lugar la Misa de clausura, que se celebró en la Capilla de las reliquias de los 51 Mártires Claretianos de Barbastro, solemnizada por el canto del coro de El Pueyo más el aporte de algunos de los otros monjes, y culminada con algunas estrofas del Himno “Jesús, ya sabes” (Canción del misionero). La Misa fue presidida por el P. Alberto Barattero, y en ella predicó el P. Juan Manuel Rossi sobre la alabanza que el monje tributa a Dios con su muerte, siguiendo el ejemplo de los beatos Mártires benedictinos de El Pueyo, patronos de la Rama contemplativa del Instituto del Verbo Encarnado.

Después de la Misa los padres de la Reunión pudieron visitar el Museo de los Claretianos, allí mismo, donde se conservan muchos de sus textos escritos en la cárcel, comparados por el Papa san Juan Pablo II con los textos martiriales de los primeros cristianos. Después de la visita del Museo se continuó la peregrinación durante la mañana por la Catedral de Barbastro, donde se encuentra la tumba y un pequeño Museo del beato Florentino Asensio Barroso, obispo mártir de Barbastro; el Colegio de los escolapios en la Plaza del Ayuntamiento, que fue cárcel tanto para los claretianos como para los benedictinos y el obispo en aquel verano de 1936; y finalmente el cementerio de Barbastro y el lugar del martirio de muchos de los beatos mártires, en la Carretera de Barbastro a Berbegal. Fue todo de grandísima edificación y vivido con espíritu de peregrinación auténtica por todos los padres.

Ya por la tarde, nuevamente en El Pueyo, se realizaron las votaciones para los representantes de la Rama contemplativa en el próximo Capítulo general. Fueron elegidos capitulares los Padres Pablo Di Cesare y Diego Fuentes, y como suplentes los Padres Luis Martínez y Enrique González.

Hoy por la mañana, día 12 de septiembre, fiesta del Nombre de la Santísima Virgen María, presidió la Santa Misa el P. Marcelo Gallardo, que celebra su 29º aniversario de ordenación sacerdotal. Predicó el P. Elvio Fontana, haciendo referencia a la Virgen Santísima como Mar de gracias y al modo de su “omnipotencia suplicante”.

Ya la gran mayoría de los participantes de la reunión están de vuelta en sus destinos. Gracias a Dios, y a las oraciones de todos, estos días han sido de abundantes frutos para la Rama contemplativa y esperamos sean muchos más los que se sigan a partir de esto, y sobre todo de la fidelidad con que cada uno realice su entrega monástica en el Instituto, allí donde Dios lo quiere. La gran caridad y ambiente de verdadera familia con que se han vivido estas jornadas, y la unanimidad en el espíritu y los criterios a adoptar son garantes de la asistencia y la bendición del Espíritu Santo, y esto es lo que nos obliga a todos a ser fieles, para bien propio, del Instituto y de toda la Iglesia.

P. Juan Manuel Rossi

 

Sitios relacionados:

Sitio web del Monasterio de Nuestra Señora de El Pueyo

Facebook del Monasterio de Nuestra Señora de El Pueyo

La vida contemplativa en verboencarnado.net

Deja un comentario