Querida familia religiosa:

El pasado 05 de noviembre, en la Basílica Inmaculada Concepción de Barcelona, tres novicias españolas, quienes actualmente están completando su formación en el Estudiantado Internacional “Santa Teresa de Jesús” en Tuscania, Italia, realizaron su primera profesión religiosa.

Por la tarde tuvimos la Santa Misa, celebrada por el P. Alfredo Alós, Superior Provincal del IVE en España, y concelebrada por Sacerdotes diocesanos. Participaron además muchos familiares y amigos de las neo profesas, entre ellos muchos jóvenes de “Las Voces del Verbo.”

La profesión de los tres consejos evangélicos de pobreza, castidad y obediencia son los votos que realizan los religiosos, manifestando de este modo que desean seguir a Cristo más de cerca, en un estado de perfección.

ssvm-spain-first-vows-1Además, en nuestra Familia Religiosa, profesamos un cuarto voto mariano, mediante el cual nos obligamos a hacer todo con María, por María, en María y para María, marianizando nuestra vida en una “materna esclavitud de amor”.

ssvm-spain-first-vows-2“La castidad de los célibes y de las vírgenes, en cuanto manifestación de la entrega a Dios con corazón indiviso (cf. 1 Co 7, 32-34), es el reflejo del amor infinito que une a las tres Personas divinas en la profundidad misteriosa de la vida trinitaria… La pobreza manifiesta que Dios es la única riqueza verdadera del hombre. Vivida según el ejemplo de Cristo que «siendo rico, se hizo pobre» (2 Co 8, 9), es expresión de la entrega total que las tres Personas divinas se hacen recíprocamente… La obediencia, practicada a imitación de Cristo, cuyo alimento era hacer la voluntad del Padre (cf. Jn 4, 34), manifiesta la belleza liberadora de una dependencia filial y no servil, rica de sentido de responsabilidad y animada por la confianza recíproca, que es reflejo en la historia de la amorosa correspondencia propia de las tres Personas divinas.

ssvm-spain-first-vows-3Por tanto, la vida consagrada está llamada a profundizar continuamente el don de los consejos evangélicos con un amor cada vez más sincero e intenso en dimensión trinitaria… La misma vida fraterna, en virtud de la cual las personas consagradas se esfuerzan por vivir en Cristo con «un solo corazón y una sola alma» (Hch 4, 32), se propone como elocuente manifestación trinitaria”. Vita Consecrata, 21.

ssvm-spain-first-vows-4Pedimos a todos oraciones por la perseverancia y santidad de las hermanas que públicamente han profesados sus votos, para que puedan ser una “huella concreta que la Trinidad deja en la historia” (De la fórmula de profesión).

En Cristo y María,

M. Meryem Ana

Deja un comentario