Querida familia religiosa, queríamos hacerlos partícipes de una de las actividades más significativas que hemos realizado antes de la Semana Santa.

Planificamos desde tiempo atrás, durante las clases de catecismo en la escuelita, realizar el “Via Crucis viviente”, con los niños de primer grado. Siguiendo los consejos de la hermana Mater Eclesiae quién nos visitó recientemente.

Jesús llevado por los soldados
Jesús llevado por los soldados
Jesús encuentra a las mujeres piadosas. De fondo, el público
Jesús encuentra a las mujeres piadosas. De fondo, el público

Les propusimos la idea a los pequeños, quienes felizmente aceptaron la propuesta, hicimos el sorteo de los personajes. Estaban muy entusiasmados, sobre todo los soldados. Durante tres semanas practicamos la obrita, era lo que más esperaban durante el día, “las clases de religión para actuar el Vía Crucis”. Todos hacían méritos en el comportamiento y disciplina para no quedar excluidos de la actuación y si había algún distraído que del propósito se olvidase, rápidamente aparecía otro más atento que le recordaba cómo se tenía que comportar. Aquí ya entraba en acción la máxima de Don Bosco: Alegría, estudio y piedad: es el mejor programa para hacer a un joven feliz y que más beneficiará su alma. (VII, 494). Estaban verdaderamente felices de poder representar la Pasión del Señor. Paralelamente los niños de sala de cinco años practicaban una canción que cantarían al final de la obra.

Durante las prácticas algunos divagaban, se distendían, se reían. Pero algo que sorprendió sobremanera fue verlos actuar el día de la obra. Todos y cada uno sabían lo que tenían que hacer, al ser una obra guiada por una voz en off, debían de evitar todo ruido posible para no distraer a los espectadores, pero eso no fue problema, ya que de niños de seis años pasaron a ser actores profesionales, los invito a que observen sus rostros, parece que rezan al actuar.

Jesús es crucificado
Jesús es crucificado
Durante la muerte de Jesús
Durante la muerte de Jesús

Cada escena era vivida intensamente por todos, inclusive por el público espectador, niños de cuatro y cinco años. Además entre la pequeña meditación leída por la voz en off, luego se escuchaba del lado de los observantes expresiones de condolencias, tales como: -“Pole, Yesu” (Pobre Jesús).

Fue un gran testimonio inclusive para los mismos maestros quienes se sorprendieron de la capacidad de sus pequeñuelos.

Servidoras del Señor y de la Virgen de Matara - Tanzania - Via Crucis - Jesús llevado por los soldados 02

Servidoras del Señor y de la Virgen de Matara - Tanzania - Via Crucis - Durante la muerte de Jesús 02

Nos encomendamos a vuestras oraciones para que este apostolado siga consolidándose siempre a mayor Gloria de Dios, convencidas de que “para salvar almas, vale más una onza de piedad que miles de arrobas de ciencia”. (XIII, 438). Y que  “el hombre sigue en la vejez, y hasta la muerte, el mismo camino que ha emprendido en su adolescencia”: Adolescens iuxta viam suam etiam cum senuerit, non recedet ab ea. Esto significa que si empezamos temprano una vida cristiana, la continuaremos hasta la vejez y tendremos una muerte santa, que será el principio de nuestra bienaventuranza eterna.

Jesús es descendido de la Cruz
Jesús es descendido de la Cruz

¡Adelante siempre adelante!

Hermanas misioneras en Ushetu – Tanzania (SSVM)

1 Comentario

  1. Qué alegría Hermanas ver estos testimonios tan agradables, con esos niños tan preciosos. Siempre en mis oraciones. Adelante y bendiciones. (Costa Rica)

Deja un comentario