El lunes 25 de agosto comenzamos la novena a nuestra querida patrona, la Beata Laura Vicuña en la que pedimos especialmente por la perseverancia de todas las aspirantes y por todas aquellas niñas que tienen impedimentos para ingresar.

aspi

Para la fiesta cada una, con mucha responsabilidad, se hizo cargo del oficio que se le habían asignado. Entre ellos: la sacristía y la liturgia; las canchas para hacer deporte; el parque; el kiosco y la comida festiva que no podía faltar. Dos actividades que requirieron mucho esfuerzo fueron el bordado de los ornamentos litúrgicos y los ensayos para la obra de teatro. En este tiempo se pudo palpar un clima de verdadera alegría en donde todas ayudaban.

Sin darnos cuenta, llegó el día tan esperado, el 3 de septiembre. En el que recordamos la beatificación de Laurita. Hasta la noche anterior estuvimos con los preparativos, y como cada cosa tiene su tiempo, llegó el momento de festejar.

Como es ya tradición cada año para esta fecha, recibimos por la mañana la visita de las hermanas del Estudiantado “Santa Catalina de Siena” y se dio comienzo al festejo con la celebración de la Santa Misa presidida por el Padre Gabriel Zapata, quien en la homilía nos animó a seguir creciendo en nuestra fe, que es el centro de todo cristiano y que se ve reflejada en la vida de Laurita.

Ofrecimos ajuares y manteles junto a las intenciones y florecillas que durante la novena estuvimos realizando. Al finalizar, nos entregaron a todas las aspirantes una pequeña Cruz de Matará que esperábamos ansiosamente.

Más tarde tuvimos tiempo de hacer deporte: vóley, básquet, softball y hándbol. Pudimos palpar durante las competencias el buen espíritu y compañerismo de todas.

Luego del almuerzo, las hermanas del Estudiantado nos divirtieron con un fogón en el que no pudo faltar un gracioso sketch. También se leyeron los saludos de las hermanas de diferentes misiones y de la Madre María de Anima Christi.

Al atardecer merendamos al aire libre entre guitarreadas y mateadas. Luego tuvimos el Santo Rosario y al finalizar quemamos las intenciones y florecillas a los pies de la Virgen para que Ella las presente ante Jesucristo. Después tuvimos la Adoración al Santísimo Sacramento con el rezo de Vísperas, seguidas de las Buenas Noches dadas por la Hermana María del Líbano, quien nos señaló la importancia de la Eucaristía como centro en la vida de toda aspirante.

Después de la cena se proyectó un video que muestra la vida en el Aspirantado y a modo de cierre se presentó la Obra de teatro titulada: “De la esclavitud al trono”, que trata de la vida de Santa Batilde, esposa de Clovis II, Rey de Francia, fallecida en 680, quien descendiente de los reyes Anglo-Sajones, es llevada desde Inglaterra a Francia, como esclava. A lo largo de la obra se va mostrando cómo sus inusuales cualidades mentales, sus virtudes y su gracia que impresionaron al Rey Clovis II, quien la liberó y se casó con ella, le permitieron una repentina elevación de su dignidad, la cual no disminuyó en nada sus virtudes, sino que le dio nuevo lustre. Su humildad, espíritu de oración y la generosidad de su gran corazón hacia los pobres fueron particularmente destacables.

Damos gracias a Dios por tantos bienes recibidos en estos días. A Él le pedimos, por intercesión de nuestra querida patrona, nos ayude a imitar sus virtudes. Y a nuestra Madre, la Santísima Virgen María, rogamos nos fortalezca para seguir respondiendo fielmente al “sígueme” de Cristo que nos llamó desde pequeñas.

En Cristo y María,

Laura Morales y Bernardita Navarro

Aspirantado “Beata Laura Vicuña”

2 Comentarios

Deja un comentario