Después de ocho meses en nuestra misión de Chipre, finalmente pude visitar el lado norte de la isla, que está ocupado por los turcos. Fuimos a Kormakitis, un pueblo al norte de Nicosia, la capital; allí tuvimos la Santa Misa con el Arzobispo Maronita, su excelencia Joseph Soueif, seguido de una reunión muy amena y almuerzo con motivo del Día de la Vida Consagrada en Chipre.

9050_7Gk4-SkK3Q

Viajamos en un ómnibus con muchos de nuestros hermanos sacerdotes y hermanas religiosas de la isla (la mayoría de los cuales son franciscanos). La aventura comenzó justo en la línea divisoria en Nicosia, donde se me informó amablemente que las fotografías no son permitidas en el punto de control (gracias), sin embargo, las inspecciones ahora son menos estrictas de lo que solían ser hace unos años, según escucho.

9050_7-Ondw_h3w

Las cosas parecen un poco diferentes en el lado turco, incluso aún estando en Nicosia; por ejemplo, se ve menos gente, hay muchos menos coches en las calles y varios almacenes están vacíos mientras que la vida nocturna parece ser bastante activa. También, tan pronto como se sale del área urbana, uno puede notar que las tierras en el norte son mucho más propicias para la agricultura. Pasamos varias granjas antes de llegar a nuestro destino… también pasamos tres bases militares.

9050_IRWrdGrsGw

Kormakitis, sin embargo, es un lugar tranquilo habitado por cristianos de rito Maronita… esto los hace Católicos. Sí, hay Católicos en la parte ocupada de Chipre, pero desafortunadamente sus números están disminuyendo y actualmente este pueblo, que una vez tuvo una población de más de dos mil, cuenta con un poco más de un centenar de personas cuya edad promedio está por encima de los sesenta. El turismo es la fuente principal de ingresos.

9050_4UViD3I8CA 9050_389uuxMKjg

La Iglesia donde tuvimos la Misa se llama San Jorge la cual está siendo bellamente renovada conservando el estilo antiguo. También, después del almuerzo, tomamos un corto paseo para visitar una de las muchas capillas que hay alrededor donde me alegré al encontrar algunas mujeres rezando el Rosario en Griego, aunque los Maronitas también hablan Árabe. Uno de los religiosos saludó a un local con el saludo Griego de Pascua: “Xristos Anesti” (Cristo ha resucitado), y la respuesta fue: “Alithos anesti!” (¡Verdaderamente ha resucitado!), nuestros hermanos Maronitas y casi todo Chipre, siguen el calendario litúrgico ortodoxo.

9050_QUVJThvCkQ 9050_31_XdjD-Qw 9050_YOYRaOEoBQ

Las raíces cristianas y apostólicas de Chipre hacen de esta isla un lugar muy interesante para misionar, verdaderamente es una gran bendición estar aquí. Pedimos por la perseverancia, el bienestar y la santificación de nuestros hermanos maronitas, y por todos nuestros misioneros. Viva el IVE! 

9050_8uLWD7bVhQ

Bendiciones.

P. Fernando Flores, IVE

Deja un comentario