Timon-JHS1Queridos Amigos,

En esta carta comparto noticias del Rosal Misionero; con ocasión de haber cumplido el 7 de noviembre pasado cinco años desde que lo iniciamos. Me escribieron desde la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción, Juries, Santiago del Estero, Argentina y deseo compartir con ustedes lo que en esa carta me dicen y también mi respuesta. ¡Qué Dios los bendiga!

Grupo del Rosal de Juries Santiago del Estero Argentina                                                         

Estimado Padre Héctor: Desde aquí le envío noticias del Rosal Misionero y en nombre de sus integrantes y en el mío, le enviamos nuestros deseos de que se encuentre bien. Le cuento que recibimos sus cartas (que agradecemos mucho) hago fotocopias y las reparto, seguimos su consejo de rezar el santo Rosario y luego nos reunimos los primeros sábados en la Iglesia; desde que Ud. se fue no dejamos de hacerlo. Como nuestro Párroco tiene que atender muchos lugares por la misión en el campo, no resulta fácil la adoración con el Santísimo expuesto, pero si lo hacemos ante el Señor junto a su sagrario y así tratamos de ser fieles en el amor de Jesús y la veneración de la Santísima Virgen. Bueno, a usted Padre y a todos los integrantes del Rosal pedimos oraciones por nuestro grupo y también por los enfermitos de nuestro pueblo, nosotros aquí siempre rezamos por todos, y al buen Dios pedimos bendiciones para todos. También queremos pedirle nos envíe unas líneas ya que este 7 de noviembre día de la Virgen Medianera de todas las gracias cumplimos los primeros 5 años. Con cariño. Sra. R. B. 30 octubre, 2013

Aquí va mi carta:

Queridos todos:

¡Ave María purísima! Me alegra tener noticias de ustedes, y la verdad es que se pasa rápido el tiempo, ya hemos llegado a los cinco años de existencia; simplemente de mi parte corresponder agradeciéndoles por la ofrenda del Avemaría, y bendito sea Dios porque semana a semana, mes a mes y año a año, en sus corazones florece para la Reina del cielo la preciosa corona de rosas espirituales.

Pensar que allí en los Juries la Divina Providencia quiso que se siembre la primera semilla del Rosal, y ahora viene a mi mente aquel santo Rosario comunitario que ante el Santísimo expuesto, con afecto y cariño ofrecimos a la Santísima Virgen; ese día cada uno de nosotros dejó ante los pies de Jesús Sacramentado su manojo de devoción e intenciones.

Más también tengo vivo (como no puede ser de otra manera) los días calurosos de Santiago del Estero, pensar que la temperatura de aquel año llegó a los 54º; personalmente nunca había vivido algo así y para mi eso fue impresionante, sentir la experiencia de ver los campos en sequía sin una gota de agua, y en las misiones por los lotes daba risa mirar por el espejo retrovisor de la camioneta  como atrás de la huella se quedaban en el aire los nubarrones de tierra. Al mismo tiempo también partía el alma ver al borde del camino como de a poco iban cayendo muertos algunos potrillos, caballos, terneros, vacas etc., y al día de hoy tengo grabada en la memoria a las palomas y a los pajaritos con el pico entreabierto mendigándole al cielo la tan anhelada lluvia.

Pero el Señor es infinitamente bueno, y con su dedo movió a las “lentas” y preciadas nubes, y vaya que venían repletas de agua. Llovió tanto que las calles –a pesar de ser anchas- se inundaron de vereda a vereda ¡Dios nunca se deja ganar en generosidad! ¡Y que hermoso ver a los niños y a toda la gente jugando con el agua de lluvia! Cómo no agradecer a la Divina Providencia si en un abrir y cerrar de ojos, para maravilla nuestra, el campo de estar seco se convirtió en una rica vertiente de vida gracias al agua del cielo; magnífico se puso el monte que cobró notable animosidad y alegría, me parece escuchar el ruido de las chicharras y los coyuyos, el silbido de las aves, el balido de los terneros, y el mugir de las vacas, el relincho de los caballos ¡es la fiesta de la creación! aunque conviene decirlo al modo santiagueño: ¡El monte todo era repique de bombos y cantos de chacareras!

En fin, todas las cosas dichas son experiencias vividas en nuestro andar de misión. Y les cuento que de los Juries fui rumbo al Perú, y como los peruanos son bien marianos, allí floreció de manera hermosa el Rosal, nombro algunos lugares en que cayó la semilla: Arequipa, Camaná, Moquegua, Lima, Puno, etc., pero también mientras trabajaba en esa misión, me llegaban otros nombres de nuevos integrantes de nuestra querida patria Argentina y es así que la semilla del Rosal ya ha florecido en zonas como San Luis, Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Neuquén, Tucumán, etc., y al mismo tiempo también se unieron a nuestra comunión espiritual de oración fieles devotos del Ecuador (Guayaquil), de Colombia, y México ¿Ven? De cada lugar un poquito. La misión en Perú fue como un relámpago, pues de un día para otro tuve que levantar campamento y otra vez partir, y de allí pasé por Chile; y como los novicios nuestros estaban haciendo una misión popular, me sume a ellos y pude visitar unos cuantos enfermos y les bendije las casas; luego allí hice los ejercicios espirituales de mes; y me comunicaron mis superiores que me destinaban a España ¡Qué sorpresa! Y bueno, ahora habrá que saltar el “charco”, como solemos decir.

El Señor dice: “¡Navega mar adentro!” y el mapa de la divina Providencia indicaba hacia las Islas de Tenerife; como es evidente esta misión para mí se convertía en una realidad totalmente nueva, pero si Dios lo quiere, hacia esas aguas, con la gracia de Cristo, dirigimos las velas y firme sostenemos el timón. El primer lugar que visité llegado a España fue la Cueva de Manresa, que es donde San Ignacio de Loyola tuvo la inspiración de los Ejercicios Espirituales… una enorme gracia, pues venía de hacer ejercicios espirituales de mes; es emocionante y un gran honor poder celebrar el santo Sacrificio del altar en la Cueva de San Ignacio; a él y a los grandes santos de la Compañía de Jesús, les ofrecí el Rosal Misionero y los tuve a todos presentes. Inicie mi apostolado en las Islas de Tenerife el día de San Juan de Ávila (¡gran apóstol de Andalucía!). Sin embargo, en este lugar estuve solo por unos cinco meses, pues como viene del África una polvareda que le llaman ‘calima’, al ser asmático, me enfermé, y caí tumbado (en la bendita ‘calima’ sobrevive un bichito microscópico piel de judas que los médicos llaman ‘ácaros’, y estos despiadados salvajes ¡pues no me perdonaron el pellejo!).

Así que otra vez, a levantar campamento. Me cambiaron a una zona más seca y es por eso que ahora estoy en la ciudad de Granada, parroquia del Santo Ángel Custodio.  En este lugar ya hemos pasado por más de noventa casas bendiciéndolas y rezando el santo Rosario, además de visitar a los enfermos, por lo general aquí es ir y venir, subir y bajar por los edificios… ¡la misión va muy bien! El Rosal, para gloria y honor de la Virgen María, también ha florecido. Vienen los primeros sábados de mes a rezar como unos cincuenta devotos. Incluso, algunas veces, hemos tenido hasta setenta y más también… ¡Viva el Corazón Inmaculado de María!

Acá en España hay muchos santos y mártires, y en cada lugar que peregrinamos voy rezando por todos. Ya hemos pasado por Manresa, Barbastro, Barcelona, Guadix, Málaga, Córdoba, Santa Fe, Sevilla, Valencia, Zaragoza, Compostela (donde pude rezar la santa Misa en la tumba del Apóstol Santiago). Luego el Viento del Espíritu Santo tuvo a bien enviarnos a rezar a Navarra, donde está el Castillo de San Francisco Javier, ¡el Patrono de las Misiones! Y de ahí a la casa donde se convirtió San Ignacio de Loyola. También fuimos a rezar a nuestra querida Virgen de Lourdes, Francia, y como nos quedaba cerca nos llegamos al Santuario de la Virgen de Betharrán. Además, como las reuniones anuales de formación los misioneros del Verbo Encarnado las hacemos en Italia, he peregrinado también allí. Es una enorme emoción rezar en la tumba de San Pedro y ante las reliquias del gran Beato Juan Pablo II ¡Cuantas gracias recibidas del cielo! “¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me hizo?”.

Quiero contarles para terminar, que desde que estoy aquí han ingresado al Rosal además de granadinos y de otras partes de España, devotos de Chile, Honduras, Estados Unidos, Italia, Francia, Bélgica, Rusia, Jordania, etc. Como pueden ver, el humilde Rosalito de la Virgen, escondido y sencillo… ¡florece!  Faltan tres devotos y llegamos a los primeros mil integrantes. La verdad es que esto recién empieza. Les pido oraciones para mantenernos todos constantes y fieles en el servicio de Cristo, pues a todos nosotros lo único que nos tiene que importar es ganar almas para la causa de Dios. La ilusión y el sueño misionero gracias a Dios está intacto y renovado. Los enviados de Cristo contamos con el ofrecimiento de sus oraciones y sacrificios. Recuerden que en las misiones de la santa Iglesia, a cada alma consagrada le toca ir al frente en la primera línea del gran combate espiritual, pero todos ustedes con la oración del avemaría desde el lugar en que se encuentran, hacen las veces de la retaguardia… ¡A ofrecerlo todo por amor a María Santísima!

No puedo terminar sin motivarles a rezar por nuestro querido Papa Francisco, pidamos especialmente por su salud, santificación e intenciones.

 ¡Viva la Virgen! ¡Viva Cristo Rey!

 Unidos todos en el Santo Sacrificio del altar y en el rezo del avemaría.

 6 de noviembre del 2013

Cuando les llegue esta carta si Dios quiere estaré haciendo ejercicios espirituales, pero como el 19 de noviembre del presente año, cumplimos diecinueve años de ordenación sacerdotal, téngannos a todos presentes en el ofrecimiento del santo Rosario.

Con mi bendición.

P. Héctor Luna, IVE. Esclavo de María

http://www.rosalmisionero.net/

rosalmisionero@ive.org

1 Comentario

Deja un comentario