Por: P. Gabriel Romanelli, IVE

 

Gaza, Mayo 2020

Durante este bendito mes, dedicado en gran parte del mundo católico a Nuestra Madre del Cielo, nuestra Parroquia de la Sagrada Familia de Gaza ha lanzado una nueva iniciativa que realizamos con el esfuerzo de todos los responsables del grupo, sacerdotes, religiosos y laicos.
Es así que cada día a las 4pm nos reunimos con los encargados en la Parroquia para dar comienzo a la transmisión en vivo por medio del canal del Oratorio y del párroco (facebook en árabe براعم مار: يوسف o en árabe y en español «Gabriel Romanelli»). Luego quedan registrados los encuentros para el provecho de quien, por distintas circunstancias, no ha podido verlo en tiempo real. Esto también porque, desgraciadamente en Gaza, no tenemos electricidad y, por lo tanto, internet… todo el tiempo.
El Oratorio tiene más de 120 miembros estables entre niños de muy corta edad hasta adolescentes a punto de comenzar la escuela secundaria. Quienes están en la escuela secundaria y los universitarios tienen otros grupos: el grupo de jóvenes San José y Las Voces del Verbo.
El encuentro diario se desarrolla por espacio de media hora. Evidentemente todo es en árabe, ya que es la lengua que usamos aquí en Gaza y en gran parte de la región de Medio Oriente para nuestra vida cotidiana y, por consiguiente, para la Sagrada Liturgia y reuniones de formación y clases.
Comenzamos saludando a los niños y ofrecemos un canto a la Virgen. Luego se reza un misterio del Santo Rosario, invitando a que, en otro momento del día, lo terminen de rezar en casa con sus papás y hermanos, cosa que sabemos que lo hacen. ¡Gracias a Dios y a Su Santísima Madre!
Luego viene un tema de formación: al ser muy distintas las edades de los niños y adolescentes tratamos, en la medida de los posible, que todos puedan aprovechar, intercalando la parte teórica de los temas con explicaciones didácticas y prácticas. Es así que hemos visto temas como: el Cirio Pascual; el Santo Altar; La Devoción a la Virgen; los 7 santos Sacramentos; la Oración; la vida de la santa palestina María de Jesús Crucificado; El santo sacramento de la penitencia; del Santísimo Sacramento de la Eucaristía, el mobiliario litúrgico; etc.
Luego, se presenta a los niños y adolescentes una pregunta, en relación al tema que se ha presentado: y quién responda exactamente por medio de las redes sociales del Oratorio, tiene un premio.
También empezamos con un concurso de poesías y otras iniciativas para honrar a la Virgen, dividiendo los grupos en cuatro: los más chiquitos; los de 1ro a 3er grado; los de 4to a 6to y los de 7mo a 9no (según las divisiones con que se cuenta en la educación palestina). Al final del mes se premiarán los más representativos de esos trabajos. También se ha hecho en los primeros días un concurso de dibujos sobre la Virgen, y se ha premiado los tres más lindos.
Además, cada día se hace un sorteo de dos presentes. Todos estos regalos son a nombre de Nuestra Señora. Es la Virgen que, como buena Madre que es, quiere hacerse presente en la vida de nuestros niños y adolescentes y estar cercana a nuestra familias. Es por eso que, durante todo este mes, además de estos encuentros, se sigue llevando la imagen de la Inmaculada de Luján casa por casa y los sacerdotes se acercan a las familias a llevar la Santísima Eucaristía y a confesar a quienes lo desean.  Los regalos se distribuyen todos los jueves por la mañana.
Luego viene el momento de un consejo espiritual de parte del Padre o de una Religiosa: deséen ser santos, decídanse a serlo; recen de corazón; lleven una vida ordenada; respeten y amen a los ancianos; ofrezcan sacrificios espirituales; enciendan una candela con una intención especial; etc.
Se canta otro canto a María Santísima y el sacerdote da la bendición.
El Espíritu Santo, el gran director y Santificador de las almas quiere que nos aprovechemos de estas situaciones que vivimos a nivel planetario para ver qué nuevos modos tenemos para hacer llegar de manera sencilla y eficaz el mensaje y los Sagrados Misterios de siempre: ¡Jesucristo! y, junto con Él, la Santísima Virgen María y San José.
Muchas gracias a todos quienes nos ayudan a llevar adelante estas iniciativas, desde quienes nos ayudan con sus presentes, hasta los religiosos y religiosas de la Familia Religiosa del Verbo Encarnado aquí en Gaza: el Padre Iusuf Asad, IVE -vicario parroquial-; las Hermanas Mariam Zambaqah, SSVM y María del Pilar, SSVM -comunidad de Hermanas de la parroquia-; la Hermana Martina de las Religiosas del Santo Rosario de Jerusalén y los laicos responsables: Hanna Mikhail; Anton Misak; Nour Najjar; Regina Sayeg y Ramzi Amash, además de otras personas que nos ayudan a la concreción de este apostolado y a las familias que llevan adelante las conexiones.
¡Es un hermoso equipo de trabajo! y, estas situaciones inimaginables … no han hecho más que tratar de pensar e imaginar nuevos canales para que Él reine, y, Ella reine. Ya que por dignación única de Dios, la Virgen está asociada indisolublemente al misterio de la glorificación del Padre y de la Salvación de las almas.
P. Gabriel Romanelli, IVE
Párroco de Gaza