Queridos Amigos

Mando estas líneas por el pedido de uno de ustedes. Me insistió en que escriba y cuente un poco lo que he hecho estos últimos años en Suncho Corral.

Cuando me destinaron a Suncho Corral hace 7 años acepté con buen ánimo y con muchas ganas de trabajar.

Comencé con las actividades en la parroquia, tratando de organizar los grupos, que eran de toda clase y edades. Con el tiempo me di cuenta que esto no era suficiente, porque después de la confirmación la juventud se alejaba, y el trabajo quedaba reducido a un grupo minoritario de jóvenes.

Entonces en miras a cambiar la situación, surgió la idea de formar un colegio, pues la educación ha decaído mucho y rápidamente en Argentina. En ese momento estaban tratando de sacar la ley de educación sexual (hoy implementada), ley que es lamentable, pues ha hecho y hace mucho daño.

Considerando que con una buena educación integral, poco a poco se pueden cambiar las sociedades, y viendo que gran parte de la feligresía es docente, fue que en el 2009 me reuní con algunos de ellos y comenzamos a trabajar para arrancar el colegio en 2010.

Necesitábamos un terreno: le pedimos al Obispo el predio que esta frente a la Iglesia, y él nos lo concedió, pidiéndonos que no dejásemos la parroquia.

El comienzo no fue fácil, ya que por ley nosotros debíamos pagar los sueldos de los docentes durante los tres primeros años. Para lograrlo hicimos beneficios e incluso las mismas maestras venían a hacer empanadas, pizzas, etc. (y con eso poder pagarse el sueldo).

Comenzamos con un grado y dos salas de jardín. Durante un año los alumnos de 1° grado estuvieron en un salón parroquial y los de jardín en el salón parroquial, dividiendo con durlock dos aulas y una secretaría.

Después tuvimos que empezar a edificar las aulas del primario. No teníamos dinero. Entonces le dije a un fiel de la parroquia que es albañil que teníamos que empezar o empezar. El comenzó a venir desde octubre hasta marzo (50° a la sombra) en sus tiempos libres (“la siesta”) y yo trabajé con él haciendo de ayudante de albañil, cavando cimientos, preparando mezcla, picando ladrillos, etc. Este entusiasmo fue contagioso, y jóvenes de la parroquia también vinieron a ayudarnos. Hace un año comencé a hacer bloques de cemento para abaratar costos. Y esto ha dado buenos resultados.

En cuanto a la pastoral del colegio: es muy buena. Tenemos escuela para padres todos los meses; reuniones con las familias 2 veces al año, campamentos, catecismo, recreo eucarístico, etc. Y con los docentes me reúno todos los miércoles después de media hora de adoración y vamos teniendo charlas de formación, etc.

Al presente el colegio es mixto y tienen unos 200 alumnos. La idea en un futuro de separarlos.

Este año comenzamos con el séptimo grado y si Dios quiere, empezaremos con el secundario en el 2016, un Bachillerato Humanista.

Lo más grande de todo: Somos instrumentos de Dios, y yo soy el más indigno. DIOS OBRA A PESAR NUESTRO…

Van algunas fotos dese los comienzos hasta el presente.

Instituto del Verbo Encarnado - Colegio Suncho CorralInstituto del Verbo Encarnado - Colegio Suncho Corral 02

Instituto del Verbo Encarnado - Colegio Suncho Corral 03

A esto queremos llegar…
A esto queremos llegar…
Visto del costado derecho del escenario que se ve detrás de la cancha de futbol
Visto del costado derecho del escenario que se ve detrás de la cancha de futbol
Los alumnos de 6 en clases de catequesis
Los alumnos de 6 en clases de catequesis
Esto es lo que tenemos… hasta el momento (Este año tengo plata para construir un aulas y un baño)
Esto es lo que tenemos… hasta el momento
(Este año tengo plata para construir un aulas y un baño)
Y aquí falta hacer el resto….
Y aquí falta hacer el resto….

 

Recen mucho. Yo los tengo presente en mis oraciones.

P. Juan Cruz Fariña, IVE.

Deja un comentario