“No basta amar a los niños, es preciso que ellos se den cuenta que son amados”. “Os doy un consejo para ser feliz: evitar el pecado y frecuentar la Santa Comunión”

ive_laplataEn ésta pequeña crónica queremos contarles, acerca de las actividades que por gracia de Dios hemos podido llevar a cabo en las semanas del 7 al 16 de agosto en el Oratorio “Don Bosco” de la ciudad de La Plata.

Realizamos una novena de competencias para la fiesta en honor al nacimiento de San Juan Bosco.

Durante esos días fueron diversas las actividades. Los niños que asisten al apoyo escolar fueron divididos en tres grupos, los cuales estaban bajo el patrocinio de santos o beatos salesianos, como Ceferino Namuncurá, Laura Vicuña y Domingo Savio.

Cada equipo estaba conformado por ocho niños y una religiosa. Las actividades comenzaban con los buenos días, en ellas se relataban historias de los sueños de Don Bosco, relacionados con los sacramentos de la Penitencia y la Eucaristía, la pureza y el amor a la Santísima Virgen. Durante esos días se rezaba una oración a Don Bosco. Después del desayuno teníamos las actividades en las que había competencias. Cada día se proyectó quince minutos de la película “El Gran Milagro” que deja varias enseñanzas sobre la participación en la Santa Misa.

Las actividades que se realizaron fueron en base a los buenos días o de la película.

La primera competencia fue de plástica, en la que dibujaron, pintaron e hicieron un collage con papel crepe. Todos participaron en diversos niveles de acuerdo a las edades y capacidades de cada niño.

El segundo día las competencias fueron de Lengua con cuentos y poesías. Era muy hermoso ver a los más pequeños, de 3 años, recitar una estrofa de una poesía en honor a San Juan Bosco. También hubo representaciones de teatro sobre uno de los sueños de Don Bosco “la Visión del infierno”. Cada día se subían o bajaban puntos, de acuerdo a la obediencia, buen espíritu y a las distintas actividades.

Concluimos la novena con la Santa Misa en la cual se bendijo una corona nueva para Ntra. Sra. de Lujan, y un Via Crucis para la capilla del Oratorio. Luego de la Santa Misa tuvo lugar la entrega de premios, y un pequeño festejo en acción de gracias.

Como en todo cumpleaños hay torta, Don Bosco que cumplía 197 años, también tuvo la suya. Esta fue donada generosamente, por un benefactor dueño de una de las panaderías que nos ayudan para los desayunos semanales de los chicos. El escribió sobre la torta: “Feliz Cumpleaños Don Bosco”.

Demos gracias a Dios que por intercesión de su Madre y San Juan Bosco nos permite ser instrumentos para la salvación de las almas más necesitadas y pidamos que nos siga bendiciendo para que no nos cansemos de hacer el bien y hacerlo bien.

Encomendamos a sus oraciones los frutos de éste gran-pequeño apostolado con éstos niños y jóvenes.

En Cristo y María.

Hermanas de la Comunidad  Beata Sor María Ludovica de Angelis, de La Plata   

Deja un comentario