Este ano, por gracia de Dios, hemos podido realizar dos nuevos apostolados con la ayuda de las servidoras: la kermes y el campamento.

  • La Kermes. Tuvo lugar Después del último día del catecismo. Fue algo nuevo para todos, tanto los niños como los papas estaban muy contentos con la fiesta de la Kermes. Como de costumbre habían muchos juegos y competencias donde los chicos ganaban dinero falso y luego compraban golosinas, comidas, juguetes y animales…

Finalizamos la fiesta con la Santa Misa, que tuvo la particularidad que hubo imposición de escapularios a los chicos. Fue algo nuevo para muchos, de hecho varios papas, pedían que se les impusiera el escapulario también a ellos.

  • El Campamento: como coronación de los apostolados con niños, este año pudimos realizar el primer campamento de niños en el mes de Junio. Vinieron 28 niños, y duro una semana. Los primeros días fue para las niñas y luego para los varones.

Gracias a Dios salió todo muy bien y todos estaban muy contentos. Era interesante que no solo lo agradecían los papas sino que los mismos niños te lo agradecían. Un niño de 8 años (el más pequeño) recuerdo que me dijo, cuando volvíamos de una caminata: “Padre te agradezco que nos hayas traído a este lugar, cuando vuelva a casa y vaya a la escuela les contare a mis compañeros de esta actividad porque es algo muy bueno”.

Algunos papas estaban emocionados porque el campamento les recordaba a los campamentos que ellos habían hecho cuando eran niños con los salesianos, y nos pedían que organicemos uno para ellos.

El día se desenvolvía más o menos así: teníamos la Santa Misa a la mañana, luego hacíamos algunas actividades al aire libre, como la buscar leña para el fogón, la guerra de agua, el infaltable futbol para los varones, bañarse en la cascada de un pequeño rio, al atardecer hacíamos una pequeña procesión con la Virgen y luego de la cena hacíamos una gran fogata.

  1. Maximiliano Navarro VE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here