En las Buenas Noches del día 19 de julio, el p. Tomás Ravaioli habló de un aspecto central de la vida del misionero, según su experiencia en Papúa-Nueva Guinea. La misión es apasionante, y siempre se puede hacer muchísimo bien a las almas, pero lo realmente determinante es el bien que uno puede hacer a su compañero de misión. Con fuertes textos del Beato Pablo Manna, enfatizó la necesidad de una verdadera caridad, sin límites, delicada, atenta, misericordiosa, amable, que pueda desembocar en una profunda amistad espiritual con aquellos que Dios pone a nuestro lado según los designios de su Providencia. Sin esto todas las demás obras se desdibujan y el fruto que se pueda esperar o ver tendrá pocas raíces.

En el día de ayer, 20 de julio, las sesiones comenzaron con el tratamiento de lo referido a economía, administración, y ayudas entre provincias y a las misiones más necesitadas. Se habló también del trabajo de la “Oficina de las misiones” del Instituto. Debemos mantener alto el espíritu de pobreza y saber materializarlo en todas las ocasiones de la vida, las pequeñas y las grandes. Fueron tratados largamente diversos aspectos doctrinales y prácticos, y se pudieron discutir los modos enviados sobre ello.

El resto de las sesiones del día se dedicó a hablar de los “Apostolados propios”: Servidoras del Señor y de la Virgen de Matará (también fue tratado bajo el aspecto de la pertenencia a una única Familia, con las consecuencias que derivan), Tercera Orden y voluntariados, pastoral con universitarios, jóvenes, etc.

La última sesión de la tarde estuvo dedicada a la presentación por parte de las comisiones de los resultados de sus trabajos, y a la votación de los temas propuestos. Se discutió y votó sobre “expansión y división de jurisdicciones” (fueron elevadas al rango de provincia la Vice-Provincia de Nuestra Señora del Cisne, en Ecuador; y las delegaciones Nuestra Señora de Zarvanytsia, en Ucrania, y Nuestra Señora María Puerta de la Aurora, del norte de Europa; se aprobó también la anexión de la misión en Escocia a esta última provincia). También se votó sobre los modos referidos a Vida Monástica, aprobando la creación de un noviciado monástico. Asimismo, se plantearon diversas propuestas sobre el hábito religioso y lo expresado respecto a eso en nuestro derecho propio, acordándose de no innovar en esta materia.

Al final de esta sesión el p. Gustavo Nieto comunicó algunos nombramientos, como hemos ya informado.

En las Buenas Noches, el p. Luis Miguel Martínez, del Monasterio en Túnez, se refirió a diversos aspectos peculiares de la vida del Instituto allí, del trabajo de los padres del IVE en la Catedral, y de la función del mismo Monasterio como centro espiritual de la diócesis. Tomando pie de algunos principios y modos apostólicos empleados por el Beato Charles de Foucauld, patrono del Monasterio, ejemplificó la gran actualidad que tienen, cómo son inspiradores y cómo manifiestan intuiciones muy profundas y válidas para la misión en contextos de mayoría musulmana.

En las sesiones de esta mañana, hoy 21 de julio, comenzamos hablando sobre el trabajo en Parroquias del IVE, y sobre el final de la mañana algunos apostolados especialmente cualificados. El primer tema fue el apostolado intelectual directo en el ámbito universitario (Centro de Estudios San Bruno). Para participar de estas sesiones ha sido invitado por el Capítulo el p. Gianluca Trombini. Por la tarde expuso él mismo sobre Ediciones y Proyecto Cultural Cornelio Fabro: historia, estado actual, proyecciones y necesidades.

En las otras sesiones de la tarde se habló sobre las obras de misericordia y sobre otros apostolados propios, como los colegios y oratorios. También se trató el apostolado con menores de edad.

Al finalizar los trabajos, el p. Nieto comunicó al Capítulo un nuevo destino, definido después del ofrecimiento explícito del interesado: se trata del p. Carlos Walker, que es destinado a la provincia de extremo Oriente. Su nuevo y novel provincial, que es este humilde vocero, le da una calurosa bienvenida a esta apasionante misión. E invita a seguir su ejemplo.

En las Buenas Noches el p. Florencio Gerry nos contó sobre la misión en Ecuador. Resaltando que, sobre todo en los lugares más de “interior”, es un hermoso lugar de apostolado, por cómo se conserva la cultura bastante sana. Luego nos comentó sobre las parroquias que atendemos en Guayaquil, San Luis Rey de Francia y San Pío de Pietrelcina. Ésta última, en el Guasmo Sur, zona de mucha pobreza y conflictividad, donde desde hace pocos años funciona una escuela del Instituto, hoy con 350 alumnos. Misión hermosa y de la que se pueden esperar muchos frutos.

Seguimos agradeciendo a todos su cercanía, y encomendándonos nuevamente a sus oraciones.

En el Verbo Encarnado y su Madre Santísima.

Miguel Soler, IVE

Vocero

Deja un comentario