Retomamos algunas cosas del Capítulo a las que no nos hemos referido antes.

Sermones y “Buenas noches”

En los sermones de la Santa Misa se están exponiendo brevemente algunos puntos de la Exhortación apostólica Evangelii Gaudium, del Papa Francisco.

El día lunes 11 las Buenas Noches estuvieron a cargo del P. Mario Da Silva, párroco en la Franja de Gaza. Con un notable entusiasmo y alegría nos hizo una sintética descripción de la misión allí y de las dificultades principales y peligros; pero sobre todo nos habló de la importancia de una presencia misionera allí y del tanto bien que se hace (sea a cristianos como a musulmanes), de la importancia en ese lugar de la vida comunitaria con el sacerdote compañero de misión, de la difícil situación que viven con ejemplar fe los cristianos. Después del canto a la Virgen, el Sr. Cardenal quiso saludarlo y tenerlo cerca durante la cena para seguir comentando.

El martes 12 de julio nos dio las Buenas Noches el P. Luis Montes, misionero en el Kurdistán iraquí (Erbil). Luego de una breve descripción de los apostolados que lleva adelante allí, se refirió más genéricamente a lo que significa ser misionero en estos lugares, con referencia específica a sus años en Bagdad, a la terrible situación que allí se vive, a la suerte de los cristianos y a la alegría en la pobreza y en la tribulación que se ve en los rostros de los refugiados. Extremos todos inexplicables absolutamente sin la acción de la gracia de Dios, en los cristianos y principalmente en el misionero. Comentó cómo esta gracia todopoderosa es una experiencia diaria y viva, y que es el camino de santificación del misionero, más allá de sus debilidades. Terminó invitando a ir a misionar allí no a los que se sienten preparados y fuertes, sino a los débiles e imperfectos, ya que es condición reconocerlo para que se muestre la gracia de Dios. A la conclusión, no se pudo contener un aplauso que surgió de entre los visitantes.

Ayer 13 de julio, el P. Domingo Avellaneda hizo un resumen de sus 12 años en Lituania. En la diversidad y cantidad de actividades pastorales desarrolladas, gran parte por pedido del Obispo o del clero local, enfatizó cómo es allí valorada especialmente la formación recibida en el Instituto, pidiendo a Dios para todos la fidelidad al carisma y dándole gracias por ella. Se refirió de manera especial al trabajo por las vocaciones, con la fundación de un Seminario Menor, y al ofrecimiento de las obras y oración por ellas, que por ser todos de una misma familia, fructifican allí donde Dios quiere y quizás no vemos, pero fructifican siempre.

Actividades y noticias del Capítulo

Asimismo, ayer miércoles 13 se retomaron las sesiones del Capítulo según el programa estipulado.

Por la mañana se procedió a elegir un nuevo secretario del Capítulo, por haber sido nombrado el P. Nieto Superior General. Luego de un escrutinio, la votación recayó sobre el P. Fernando Vicchi. El Sr. Cardenal determinó que quienes habían sido elegidos escrutadores, Padres Pablo Rossi y Diego Ibarra, asumieran las funciones de asistentes suyos, ya que los dos asistentes elegidos precedentemente han pasado también a formar parte del Consejo General.

Luego de la pausa, tuvo lugar el informe del estado del Instituto por parte del Superior General saliente, p. Carlos Walker. Después de desarrollar variedad de temas, señaló que quizás lo más importante que tenía para decir era agradecer a Dios tantísimos ejemplos de religiosos con una disposición inmediata, total y siempre alegre para ser destinados donde fuera (lo que no excluye la humilde presentación de posibles dificultades objetivas); así como tantos y reiterados  ofrecimientos de padres (muchas veces de entre los mayores) para ir a misiones dificilísimas; afirmando que a su juicio, mientras contemos con muchos religiosos con este espíritu, podremos decir que el Instituto goza de buena salud. Agradeció de manera particular al Fundador por lo recibido de él; y a los Padres del Consejo y Provinciales que le acompañaron en su misión estos años, y dio sus mejores augurios al nuevo Superior General y a los Padres del Consejo entrante. Un larguísimo aplauso le acompañó hasta su sitio.

Durante el resto de las sesiones de la mañana tuvieron lugar los informes de Vida Monástica, a cargo del p. Pablo Di Cesare, y de las provincias de Nuestra Señora de Aparecida (Brasil) por parte del p. Emilio Rossi, y Nuestra Señora de Chapi (Perú), a cargo del P. Alfredo Alós.

Por la tarde las sesiones comenzaron con una exposición de Mons. Lino Fumagalli, Obispo de Viterbo, quien se refirió a la inserción del Instituto en las Iglesias particulares, o bien, por expresarlo de otra manera, qué debe y puede esperar un obispo de la presencia del Instituto en su diócesis. En una ponencia con definidos trazos teológicos, amenizada con anécdotas y giros coloquiales, señaló cómo lo más importante que puede y debe esperarse de un Instituto en una diócesis es un claro testimonio de consagración, o sea la profecía de los consejos evangélicos vividos esencialmente y con seriedad. La vida consagrada es un don para la Iglesia, y ésta lo recibe en cada Iglesia particular. Desarrolló más largamente diversos aspectos de esta inserción. Valoró luego, muy positivamente, la presencia del Instituto en su diócesis. Siguió un interesante intercambio sobre algunos aspectos de la formación sacerdotal, campo en el que cuenta con rica experiencia.

Al final de esta exposición se avisó que el Presidente del Capítulo y sus asistentes decidieron que el P. Christian Ferraro, nuevo Consejero General, participara de las sesiones del Capítulo con voz sin voto.

En la segunda sesión de la tarde tuvo lugar el informe de la provincia de Nuestra Señora de Luján (Argentina, Chile, Bolivia, Paraguay), a cargo del p. Gabriel Zapata.

Terminamos la tarde, como cada día, con la Adoración Eucarística y las Vísperas. Y también como todos estos días, el ambiente familiar de la cena se prolongó en una festiva recreación.

Dando gracias a Dios, nos encomendamos, una vez más, a las oraciones de todos.

En Cristo y María Santísima.

  1. Miguel Soler, IVE

Vocero

Deja un comentario