Fue en el año 1666, cuando la Virgen, con el título  “Consoladora de los Afligidos”, fue proclamada y pasó a ser oficialmente reconocida como patrona de la ciudad de Luxemburgo.

Al celebrarse los 350 años de este hecho tan importante, se proclamó un año Jubilar, cuyo cierre tuvo lugar en este mes de octubre y hemos podido participar de los distintos eventos que se prepararon para la ocasión.

El 7 de octubre, dos de nuestras hermanas ayudaron en la organización de la Vigilia de oración en la Catedral. El programa comenzó con el rezo del Santo Rosario a las 19.30, seguido de una hora de Adoración durante la cual se meditó sobre el Evangelio del día.

El sábado 8 de octubre tuvo lugar una peregrinación con los niños. El punto de reunión fue la capilla del Glacis, donde los padres jesuitas construyeron la primera capilla en honor de la Virgen. Luego comenzamos a caminar por el parque; debido a la lluvia tuvimos que detenernos un poco debajo de los árboles y cantamos algunas canciones hasta que amenizó la lluvia y entonces pudimos seguir la marcha hacia la Catedral.

En el salón de la cripta de la Catedral, siguieron los cantos y luego cada niño escribió su nombre en un gran rosario, que fue ofrecido a la Virgen. Después de una pequeña merienda, nos dirigimos a la Catedral en procesión.

Al llegar hicimos algunos cantos. El Párroco de la Catedral, Padre Henri Hamus, invitó a los niños a saludar a la Virgen más de cerca y a rezarle, terminando con la bendición de cada uno de ellos.

Al salir, los niños recibieron un globo con el logo del año jubilar que luego dejaron volar. Todos estaban muy contentos después de este día de oración y peregrinación con los pequeños.

Por la noche pudimos participar del concierto del coro de la Maîtrise de la Catedral junto con la orquestra Militar del Grand Ducado de Luxemburgo, en el que presentaron un nuevo CD de cantos a la Virgen y Misa escrita en ocasión de este año jubilar.

El domingo 9 de Octubre junto con todos los fieles de la ciudad, participamos de una procesión hacia la Catedral rezando el rosario.

La procesión partió de cuatro iglesias diferentes del centro de la ciudad, encontrándose finalmente a la entrada de la Catedral, en donde tuvo lugar la Misa Pontifical y la Renovación del Voto Solemne a la Virgen.

Desde mayo hasta octubre de este año la imagen de la Virgen salió de la Catedral veintiséis veces en peregrinación visitando parroquias, comunidades religiosas, hogares de ancianos y escuelas.

Damos gracias a Dios por todos los beneficios recibidos durante todo este año Jubilar de la Virgen Consoladora de los Afligidos. Y pedimos que Ella renueve en nosotros el deseo de ser santos:
que en nuestras palabras resplandezca la verdad, que nuestras obras sean un canto a la caridad,
que en nuestro cuerpo y en nuestro corazón brillen la pureza y la castidad, que en nuestra vida se refleje el esplendor del Evangelio. [1]

Hna. Maria Czestochowa, SSVM

[1] Oración del Santo Padre Francisco, Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Virgen María, Domingo 8 de diciembre de 2013.

 

Deja un comentario