Queridos todos,

Los hacemos partícipes de los acontecimientos que hemos vivido en Holanda en torno al centenario de las apariciones de la Virgen de Fátima.

Consagración de Holanda al Inmaculado Corazón de María

El 13 de mayo pasado, al cumplirse el centenario de la primera aparición de la Virgen en Fátima, todos los obispos de Holanda reunidos en la Basílica de la Sterre der Zee en Maastricht, hicieron la consagración “de sus obispados y de todas las personas que viven en sus obispados” al Inmaculado Corazón de María, luego de la celebración solemne de las Vísperas. “A través esta consagración -dice el comunicado- los Obispos esperan que los creyentes sean fortalecidos para recorrer como Iglesia en Holanda, el camino a través de la vida en la fe, esperanza y amor, con gozo y confianza, hacia Dios el Padre Celestial”[1].

Fatima_Servidoras_Consagración_obispos_Holanda

El día 13 de Mayo, la basílica de la Sterre der Zee en Maastricht estaba llena de fieles venidos de varias partes del país, para unirse al acto de consagración de sus obispos. Este acto de consagración hecho por todos los obispos reunidos, creemos ha marcado un nuevo período para la Iglesia local. Las abundantes bendiciones que se han seguido después de este acto, pueden verse en los fieles, sobre todo en una crecida devoción a nuestra Señora y, particularmente, en un interés por profundizar el mensaje de Fátima, central para comprender nuestra historia.

Imagen traída de Fátima y utilizada para la Consagración de los Obispos

Nosotras pudimos participar de este histórico acto de consagración y pudimos hacerlo, además, por un hecho especial que quiso marcar Dios en su providencia. La semana de la pascua, un grupo de hermanas tuvimos la gracia de peregrinar a Fátima, Portugal. Además del motivo propio de peregrinación, teníamos la intención de traer una imagen de más de un metro para colocar en una gruta en el jardín de la casa provincial en Brunssum. Nuestras hermanas hacen apostolado en la basílica los primeros viernes de mes, y fue así que el primer viernes de mayo comentaron al Rector de la Basílica del reciente viaje a Fátima y de la imagen traída para ser colocada en una gruta en nuestro jardín. Dado que ellos buscaban una imagen para colocar el día 13, se decidió que sería la imagen recién traída de Fátima y que había sido bendecida en la Capilla de las Apariciones, delante de la cual se haría tan importante consagración. La estatua, como podrán ver en las fotografías, es muy hermosa y de gestos muy delicados y cobró un sentido especial ante este hecho providencial.

Con un grupo de familias con sus niños, quisimos participar de este día yendo en peregrinación al Santuario. Lo hicimos, eligiendo como punto de partida la gruta dónde vivió San Gerlaco, recorriendo a pie los caminos entre bosques y campos que el mismo Gerlaco recorría cada semana para ir a venerar al santo obispo Servasio en Maastricht[2].

Consagración de nuestro Instituto a nuestra Señora de Fátima

Esta imagen de la Virgen de Fátima no se encuentra aún en su lugar definitivo, pues comenzó a “peregrinar” visitando nuestras comunidades.

En unión con toda la familia Religiosa, el día 15 de mayo hicimos nuestra consagración como Instituto. Para ello, nos reunimos con todas las hermanas en la comunidad de La Haya, y en la iglesia, frente a esta misma imagen que el día 13 había presidido la consagración hecha por los obispos, hicimos nuestra consagración como Instituto, según la hermosa fórmula enviada por el Gobierno General, que es un elocuente compendio de nuestra espiritualidad mariana y de nuestro cuarto voto.

Aquí en Holanda, muchos grupos, asociaciones y familias hicieron ese mismo fin de semana y a lo largo del mes de mayo, mes que en Europa está dedicado a María, el acto de consagración a Nuestra Señora de Fátima. De este modo, como Instituto, participamos por un doble título en esta consagración, en unión a la Familia religiosa y en unión a la Iglesia local.

Congreso sobre Fátima

Como ápice de lo vivido en torno al centenario, queremos contarles acerca de la gracia que tuvimos de organizar un congreso para profundizar en el mensaje de Fátima. Este congreso fue organizado en conjunto por nuestra Familia Religiosa y el Sint-Janscentrum o seminario diocesano de la ciudad de Den Bosch. El día elegido fue el miércoles 31 de mayo, último día del mes de María y lo realizamos en la sede del Sint-Janscentrum. Cabe destacar que este lugar tiene una ubicación geográfica importante, pues se encuentra en el centro del país y esto facilita la concurrencia de los participantes, no sólo desde Holanda sino también desde Bélgica.

La ciudad de Den Bosch es la capital de la región de Brabante Septentrional. En su catedral, también dedicada a San Juan, se alberga la preciosa y milagrosa imagen de la Dulce Madre de Den Bosch (Zoete Moeder), que es centro de peregrinación desde el siglo XIV y muy venerada por el pueblo fiel aún en nuestros días. En su interior, se encuentra la capilla que contiene la preciosa imagen, la cual es visitada por numerosos peregrinos y está siempre adornada con flores y velas votivas dejadas por los fieles, junto con sus plegarias.

Fatima_Servidoras_Consacración_Holanda

Aún en nuestros días, el mes de mayo dedicado a la Santísima Virgen es vivido intensamente por los fieles. En este sentido, fue una gracia poder realizar este congreso como clausura del mes de María. El tema elegido para el mismo fue “Fátima y la esperanza de paz para el siglo XXI”. Los expositores invitados fueron tres. La primera conferencia estuvo a cargo del Padre Gonzalo Ruiz, quien vino desde Roma y habló sobre “Fátima y los mártires del siglo XX. Nuestro completar en la carne lo que falta a la pasión de Cristo”. (Col. 1, 24). La segunda conferencia estuvo a cargo de Monseñor Jan Hendriks, obispo auxiliar de la diócesis de Haarlem-Amsterdam, canonista y mariólogo, quien habló sobre “La consagración de nuestras familias a María a la luz de Fátima”. Por último, la tercera conferencia estuvo a cargo de la Madre Anima Christi, misionera en Rusia, quien habló sobre “Fátima, Rusia y la protección maternal de María: un testimonio”.

La hermosa imagen de Nuestra Señora de Fátima ante la cual los obispos hicieron la consagración de Holanda, presidió también este congreso. Puesta sobre un anda de procesión y decorada con flores blancas y azules, la imagen estuvo colocada al frente del salón de conferencias, y así atraía las miradas y pensamientos de todos con su silenciosa y majestuosa belleza.

Para una mejor participación de la gente y para facilitar la difusión del congreso, debimos trabajar previamente en dar a conocer el evento, y así esperar que un mayor número de personas pudiese aprovechar la presentación de gran nivel que haría cada uno de los expositores. Para esto, pedimos ayuda al periódico católico Katholiek Nieuwsblad quien gustosamente accedió a poner el evento en su periódico, el cual se distribuye en Holanda y Bélgica. Con motivo del centenario de Fátima, el periódico había planeado un número especial sobre Fátima que se publicaría el día 12 de mayo. Motivados por la iniciativa del congreso y los expositores invitados, decidieron entrevistar también a Mons. Hendriks y publicar esta entrevista como uno de los principales artículos para esta edición especial (KN, edición del 12 de mayo, pg. 14). La entrevista llevaba por título “María es muy importante para la familia”, y en ella el periodista entretejía hábilmente la consagración que los obispos harían al día siguiente, el mensaje de Fátima y su actualidad y el congreso sobre Fátima del día 31 de mayo. La entrevista fue una excelente presentación de la importancia de consagrarse a María y una notable invitación al congreso, publicando incluso los datos de contacto para inscribirse. Con esta excelente presentación, la gente empezó a tomar gran interés en el congreso y de todas partes comenzaron a inscribirse. Además, pudimos repartir panfletos volantes, luego de la ceremonia en la Basílica de Maastricht el mismo día 13 de mayo y publicar el evento en los sitios web del Instituto y del seminario de Den Bosch, habilitando también un formulario para la inscripción.

Por gracia de Dios, estos esfuerzos dieron su fruto. A pesar de que el congreso se realizaría un día miércoles, o sea a mitad de la semana, y en el mes de mayo (que usualmente es un mes muy ocupado por encontrarnos a fines de períodos lectivos), sin embargo, más de 250 personas asistieron al congreso. Un hecho importante que ayudó a la concurrencia de la gente, fue el haber contratado tres colectivos los cuales partieron desde nuestros conventos de Brunssum, La Haya y Heiloo. Así, aproximadamente 100 personas llegaron por estos medios desde el norte y sur del país.

Fatima_Servidoras_Consacración_Holanda

Dado que los participantes eran de distintas lenguas, decidimos ofrecer traducción simultánea de las exposiciones, entregando a cada participante un auricular para seguir las conferencias con selección de tres canales de traducción (holandés, inglés y español). La primera conferencia del Padre Gonzalo sería en español con traducción simultánea al holandés y al inglés. Luego, las otras dos conferencias serían en holandés, con traducción simultánea al inglés y al español. Gracias a este sistema y al excelente trabajo de traducción hecha al holandés por la Madre Iuxta Crucem, al inglés por la Madre Nadiya y al español por una laica voluntaria, se permitió que las conferencias fuesen seguidas por cada uno de los participantes de modo fácil y según el ritmo normal de la exposición, logrando que temas teológicos difíciles fuesen seguidos con gran atención por la gente.

Procesión y Consagración a María

Al finalizar las conferencias, la hermosa imagen de la que hemos hablado anteriormente, ante la cual los mismos obispos de Holanda hicieron la consagración del país y que estuvo presente durante todo el congreso, fue llevada solemnemente en procesión por los seminaristas, precedidos por velas llevadas por dos Servidoras. Luego, el pueblo fiel siguió a la imagen llevando velas y cantando el tradicional canto del Ave María a Nuestra Señora de Fátima.

IVE-SSVM-Conferences-Fatima (7)

Al llegar al altar preparado en el jardín y decorado con hermosas flores blancas, fue depositada la imagen transportada en andas y Mons. Hendriks guió la consagración, que fue seguida por todos los fieles, ya que cada uno tenía una estampa con esta oración. Al finalizar la consagración, los fieles fueron colocando uno a uno su velita encendida, dejándola a los pies de la Virgen. Fue un momento muy solemne y de gran recogimiento, donde los fieles se detenían a depositar su vela y a rezar ante Nuestra Señora, mientras las hermanas continuaban entonando cantos a la Virgen.

En Cristo y María,

Hna. María de Montserrat

Solemnidad del Sagrado Corazón

Las tres conferencias serán publicadas en la revista internacional católica Communio, en la edición holandesa del mes de octubre, gracias a la invitación del padre rector F. De Rycke del seminario de Den Bosch, quien es también el jefe de redacción de la edición holandesa (http://communio.nl/wp/). También el periódico católico antes citado, Katholiek Nieuwsblad, publicó un extenso artículo luego del congreso, bajo el título “El mensaje de Fátima es inagotable” en su edición digital del 1 de junio con galería de fotos (https://www.katholieknieuwsblad.nl/nieuws/de-boodschap-van-fatima-is-onuitputtelijk) y en su edición impresa del 9 de junio, pg. 13. También agradecemos a este periódico católico por el gran trabajo de difusión hecho.

Pueden ver galería de fotos del evento, yendo al sitio del seminario de Den Bosch http://www.sint-janscentrum.nl/?p=newsitem&id=868&t=Fotoserie+indrukwekkende+Fatimaconferentie o bien al nuestro, en el siguiente enlace: https://www.facebook.com/ssvmnortherneurope/videos/1404892589586466/

[1] https://www.rkkerk.nl/toewijding-nederlandse-bisdommen-aan-onbevlekte-hart-maria/  “Door deze toewijding aan het Onbevlekte Hart van Maria hopen de bisschoppen dat alle gelovigen gesterkt worden om als Kerk in Nederland de weg door het leven te gaan in geloof, hoop en liefde, met vreugde en vertrouwen, naar God de hemelse Vader.

[2] Gerlachus van Houthem, (Gerlaco de Valkenberg) (1100? – 1170?), fue un ermitaño holandés del siglo XII.

Deja un comentario