Viernes 15 de julio de 2016, en la tarde. De a poco se fue llenando el convento de adolescentes que, sonriendo, charlando y jugando parecían no tener mucha dificultad al despedirse de sus padres que los venían a traer. Ellos esperaban hacer en los próximos días cosas muy divertidas, así como también la Catequesis, la Santa Misa y algunos otros momentos serios.

¿De dónde vienen estos tan sólo 40 chicos? De todas las partes de nuestra diócesis, aunque algunos también de afuera. Se entusiasmaron ya sea por haber participado el año anterior, o por haber participado a los ‘días de Familia’ en Heiloo, o ‘arrastrados’ por amigos o amigas.

La organización del mismo está en manos del obispado con la colaboración del ‘Santuario de Nuestra Señora del Amparo’, esto es, prácticamente, de las hermanas. Otros líderes que nos ayudaron son jóvenes que conocemos de hace tiempo y que por eso sabíamos que podían trabajar con estos chicos de una manera divertida y significativa. La dirección espiritual del campamento estuvo a cargo del R.P. Mario Rojas IVE, que vino especialmente para esto desde su comunidad del sur.

Los adolescentes vienen no sólo de distintas ciudades o pueblos, sino también con distintos antecedentes. De todos modos la mayoría tenía una base razonable en lo referido a la Fe, y esto hizo posible profundizar más durante las catequesis. La creación, el pecado original, la naturaleza caída, el por qué de la Encarnación, el pecado, la Redención, la Confesión – todos estos temas fundamentales estaban a la orden del día. En sus prédicas y cortas ‘buenas noches’, el p.Mario habló especialmente de la Eucaristía y de la importancia de rezar las tres Ave Marías cada día. Las historias reales que ilustraban esto hacían que los chicos escucharan en silencio total.

Tiener-Kamp-SSVM-IVE-Bisdoom (4)

El domingo a la noche tuvimos la ‘noche de la Misericordia’, donde hubo la posibilidad de acercarse al Sacramento de la Penitencia. Otros 5 sacerdotes vinieron para escuchar las confesiones. En la ‘capilla grande’ entramos todos por la ‘Puerta Santa de la Misericordia’, y ante la presencia del Santísimo Sacramento, se creó un verdadero clima de arrepentimiento y oración. Muchos de los chicos se acercaron al Sacramento, entre los cuales, algunos lo hicieron por la primera vez. Es conmovedor ver lo felices que estaban después de haber recibido la absolución. Después hemos oido a algunos que hacían ‘propaganda’ de este Sacramento, a sus papás.

Tiener-Kamp-SSVM-IVE-Bisdoom (4)

El lunes hicimos un ‘día de hombres’ y ‘día de mujeres’. Eslke Antonissen vino a hablarles a las chicas sobre la dignidad de cada una como mujer, y los medios prácticos para vigilarla y mantenerla por medio de, por ejemplo, el modo de vestirse. Después de la charlita y de responder las tantas preguntas que surgieron, salimos caminando en dirección al lugar de nuestro programa de la tarde. Caminamos una hora bajo el sol (¡con helado de por medio!) y llegamos a un establo de caballos donde nos organizaron varias actividades con caballos y ponys.

Tiener-Kamp-SSVM-IVE-Bisdoom (4)

Los varones tuvieron la propia catequesis y salieron a pié rumbo a Egmond (2 horas de camino), donde tuvieron una demostración de la brigada de rescate y de construcción de ‘fuertes’ en la playa. Gracias a Dios teníamos tanto para los chicos como para las chicas autos para regresar, gracias a la ayuda de algunas familias amigas.

El campamento de verano finalizó el martes con una catequesis de nuestro Obispo auxiliar, Mons. Hendriks, seguida de la Santa Misa presidida por él mismo y concelebrada por el p. Mario. Varios de los papás se hicieron presentes para la Misa de clausura.

Tiener-Kamp-SSVM-IVE-Bisdoom (4)

Luego de la Misa tuvimos el almuerzo y les hicimos ver a todos las fotos, nuestra canción del campamento, las banderas de los equipos, etc.  Para algunos (chicos o líderes) la despedida fue más dura…. Pero esperamos ver a muchos en los próximos ‘días de Familia’ o campamentos.

Agradecemos a Dios por todas las gracias que hemos podido recibir en estos días. Como el p. Mario decía: ‘más chicos en Gracia, más Gracia en cada chico!’.

Madre Iuxta Crucem, SSVM

Deja un comentario