Del 18 al 22 de septiembre, unos 680 estudiantes participaron del Campamento del Estudiante, organizado por el Instituto del Verbo Encarnado. El mismo se llevó a cabo en Campo de los Andes, Mendoza, y los participantes llegaron desde varios puntos del país (Mendoza, Buenos Aires, Córdoba, Tucumán, etc) e incluso desde países vecinos donde el Instituto tiene presencia religiosa, como Chile y Paraguay. El campamento se realizó bajo el lema “No temas María, porque has hallado gracia delante de Dios” (Lc 1, 30), designado por el Papa Francisco para la Jornada de jóvenes de este año.

Los jóvenes fueron acompañados en todo momento por más de 150 religiosos (sacerdotes, seminaristas, religiosas), quienes estuvieron a cargo de toda la organización. En el trabajo fueron ayudados por un grupo de unos 80 voluntarios; jóvenes mayores de 18 años, en su gran mayoría antiguos participantes del Campamento, que optaron por vivir el espíritu del mismo, ayudando esta vez a que los estudiantes vivan a pleno estos días inolvidables, como quien devuelve algo de tanto bien recibido.

En un ambiente de gran alegría y familiaridad, se organizaron 4 equipos que compitieron en varios tipos de destrezas físicas y deportivas, con todas las ventajas que trae el trabajar en equipo y el sacrificarse por los demás.

Cada día en el Campamento se celebraba la Santa Misa con todos los estudiantes, y al final del día se realizaba una procesión, especialmente el jueves que fue procesión de Corpus Christi, presidida por el Santísimo Sacramento. Asimismo, los jóvenes recibieron dos conferencias muy provechosas; la primera a cargo de la Hna. María del Cielo Leyes, SSVM, quien fue por más de 20 años misionera en Medio Oriente, y brindó su impactante testimonio acerca de los cristianos perseguidos, los conocidos mártires nazarenos. La segunda conferencia fue dada por el P. Dr. Miguel Á. Fuentes, acerca de la adicción a la tecnología, especialmente del celular, y medios prácticos para ordenarse en su uso. La misma fue muy bien recibida por los jóvenes, que ciertamente tomaron nota de los inconvenientes del mal uso de estos medios.

El Viernes fue un día dedicado a la montaña, en el cual se coordinaron unas 12 salidas a distintos cerros y parajes cercanos, donde los jóvenes pudieron entrar en contacto con la naturaleza, y en un espíritu de compañerismo y sacrificio, aspiraron a las cumbres como quien aspira a la santidad y la unión con Dios, aprovechándose de tantas semejanzas que se ven entre la vida espiritual y el ascenso sacrificado pero gratificante a una montaña.

Todo lo narrado escuetamente es para dar gracias a Dios, pero debemos ante todo dar gracias por el testimonio que tantos jóvenes han podido manifestar ante la sociedad argentina, ante los mismos jóvenes, y ante el mundo que no todo está perdido, que un gran número de los que son el futuro de la sociedad, quieren vivir según Dios y el Evangelio. Este fue el mayor provecho testimoniado por los mismos jóvenes; poder acercarse más a Dios, poder crecer en la fe, formarse, poder renovar la vida de la gracia. Para esto, especialmente durante la Misa y las Procesiones, pero también en todo momento, más de una docena de sacerdotes estuvieron disponibles para la confesión, sacramento al cual concurrieron cientos de los participantes, si no todos, y además también hicieron consultas y conocieron más sobre la vida espiritual. Damos gracias a Dios por tantos beneficios recibidos, especialmente el de ver a tantos jóvenes plantearse su vida ante Dios y ante la sociedad con tanta seriedad y entusiasmo.

Vale la pena reproducir alguno de los testimonios en agradecimiento que hicieron llegar los mismos jóvenes. Una joven voluntaria escribe: Estoy realmente Feliz de haber participado un año más del campamento, soy muy feliz en esos días cada año. Aunque a veces se haga difícil ir por temas económicos o por la facultad, voy igual.. es un tiempo que me tomo para el alma, para estar más cerca de Dios y reencontrarme con amistades tan sanas y amigos religiosos! Este campamento lo disfrute muchísimo, me reí mucho con el grupo San Felipe, me reí mucho con mis amigas, pude confesarme y charlar con un padre amigo, y me gustaron mucho las conferencias especialmente la de (las nuevas tecnologías) también fui muy feliz sirviendo a los demás y limpiando..(me gusta mucho ir con las bandejas y repartir comida) jaja. En lo personal, les agradezco mucho el cariño brindado y cada enseñanza..Gracias por acercarnos más a Dios y también gracias por hacernos reír tanto! Lo único que me pone triste es que haya terminado el campamento, porque hay que volver a la vida cotidiana y a la rutina.. pero me quedo con hermosos recuerdos.

Y unos jóvenes estudiantes expresaron:

 Las verdad, fue un privilegio poder ir a ese campamento, es impresionante cómo te muestran en camino hacia Dios, como te iluminan el alma con tanta felicidad y amor. La pase muy bien. Todas las cosas que nos enseñaron son hermosas y que nadie actualmente lo logra hacer. Estoy muy contenta, y les voy a agradecer siempre todo lo que hicieron por nosotros, jamas dejen de hacerlo!

 

Me encanto el campamento, se conoce a muchos jóvenes y se reafirma nuestra fe. Gracias por tan bella experiencia y por el esfuerzo q cada organizador hace Somos muy agradecidos con ello y sabemos todo lo que cuesta.

Aprendes que Dios está en tu vida y es lo primero que se agradece, a no olvidarlo ni dejarlo de lado, que todos los días está con nosotros y no solo los Domingos; aprendes a superarte y que Dios está ayudándote a cada paso. Me encanto el campamento y le agradezco a cada uno de los organizadores.

 

Se pueden ver resúmenes en video de cada día del campamento en los siguientes vínculos:

https://www.youtube.com/watch?v=uDmBycbqOfc

https://www.youtube.com/watch?v=tJ41FZ0jt2Y

https://www.youtube.com/watch?v=Lsq-Bvx4C-Q

https://www.youtube.com/watch?v=k30FQQJ7TKo

https://www.youtube.com/watch?v=no9S9saQFMY

Más fotos en Facebook.com/iveargentina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here