Querida Familia Religiosa:

Queríamos contarles con unas breves líneas cómo, del 16 al 24 de enero, la Villa de Potrerillos (Mendoza) se vio “rejuvenecida”.

Este año pudimos realizar nuevamente el Campamento de Jóvenes, del cual participaron 52 chicas de 12 a 19 años. También, contamos con la gran ayuda de 4 voluntarias y de la gente de Potrerillos, que se alegra de ver tantas jóvenes que aunque hacen un poco de ruido desde temprano, no dejan de contagiarles su jovialidad.

Ya desde el primer día, cada una sabía por quién tenía que competir y hacer hinchada, a qué jefa tenía que obedecer y quiénes eran sus compañeras en el equipo. Les dimos los nombres de las patronas que resonaron constantemente durante todo el campamento y que marcaron de modo especial las distintas actividades. Esta vez fueron tres santas mártires de la pureza, de los primeros siglos: Santa Lucía, Santa Cecilia y Santa Inés. Y todo esto, bajo el lema de la sexta bienaventuranza: “Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios” (Mt. 5,8…)

SSVM-Argentina-Campamento-JovenesLos días pasaron entre competencias y actividades varias: para comenzar, las jóvenes presentaron sus equipos, las vidas de sus santas patronas aprendidas de memoria y bien explicadas, los estandartes con sus diversos significados, y los himnos, con todo el esfuerzo por entonarlos lo mejor posible.

Luego participaron de competencias deportivas como hándbol, básquet y volley; atletismo y varias carreras, como la infaltable “carrera con obstáculos”, que las chicas pedían por favor que no faltase este año. Compitieron también en la búsqueda del tesoro, y en representaciones, mostrando sus capacidades para la actuación y sus distintos talentos.

SSVM-Argentina-Campamento-JovenesFinalmente, la competencia que tiene mayor importancia y a la que dedicaron cada momento entre las otras actividades, cada segundo que podían aprovechar y cada instante de espera o de tiempo libre… fue la competencia de Catecismo. Las menores estudiaron el catecismo de las 93 preguntas, y entre ellas se iban haciendo las preguntas y sacándose las dudas con las hermanas y el padre; y respondieron todas muy bien ante el jurado que las interrogaba. Las mayores estudiaron algunas preguntas del Compendio, sobre los sacramentos, un poco más difíciles, pero también supieron responder al jurado.

SSVM-Argentina-Campamento-JovenesAdemás de las competencias, tuvimos oportunidad de ir con las chicas a algunas salidas, en las que se dejó notar la alegría, el esfuerzo y la generosidad. Una mañana salieron las más grandes a escalar un cerro en Valle del Sol, no muy lejos de Potrerillos. Allí se encontraron con algunos religiosos del Instituto que estaban de vacaciones por esa zona, y quisieron unirse a la aventura. Llegadas a la cumbre, tuvieron la Santa Misa, y luego el almuerzo recreado por un fogón en el que hubo cantos en distintos idiomas, bailes folklóricos y algunas imitaciones que hicieron reír al público. Así, animadas para la vuelta, bajaron a Morteritos donde acamparon esa noche.

SSVM-Argentina-Campamento-JovenesSSVM-Argentina-Campamento-JovenesSSVM-Argentina-Campamento-JovenesCon las más chicas salimos ese día a hacer una caminata hasta Morteritos, también en Valle del Sol. Pasamos el día en el río, entre cantos y juegos, y allí esperamos a las grandes que venían de la montaña.

Otra salida muy divertida para todas fue ir al muelle del otro lado del dique Potrerillos, donde pudimos hacer competencias de Kayac. Después de probadas las habilidades para remar y hacer equilibrio sin caerse al agua, pasamos una lindísima tarde entre nados y “tiraditas”.

SSVM-Argentina-Campamento-JovenesSSVM-Argentina-Campamento-JovenesFinalmente, la salida más esperada, fue hacia el río Mendoza, para hacer Rafting. Salimos dos tandas de 5 botes cada una. Mientras las chicas intentaban cantar el himno del campamento, las interrumpía el agua que golpeaba en los botes, de modo que el canto terminó convirtiéndose en risas, gritos y tragar un poco de agua. Apenas terminamos, nos agarró la lluvia, por lo que volvimos rápido al campamento, escuchando en el viaje todas las anécdotas de lo que les había pasado a cada una.

SSVM-Argentina-Campamento-JovenesNo faltaron, durante esos días, los actos de piedad. Cada día un equipo se organizaba para preparar la liturgia: la Santa Misa, los oficios, el anda de la Virgen, el Rosario, los cantos, etc. Tuvimos una Capilla con el Santísimo y durante todo el campamento, las jóvenes se acercaban a hacer visitas al Santísimo. El domingo hicimos la procesión de Corpus Christi por las calles de la Villa Potrerillos, y luego estuvo el Santísimo expuesto durante todo el día, hasta la bendición eucarística por la tarde, de la que todas participamos. Era muy edificante ver cómo las jóvenes se preocupaban por anotarse en algún turno y que este no se les pase por distraídas, así que preguntando a cada rato la hora, todo el día tuvimos muy presente a Jesús Sacramentado.

SSVM-Argentina-Campamento-JovenesSSVM-Argentina-Campamento-JovenesComo siempre, todas estas actividades van entrelazadas con infinidad de anécdotas que cada una de las chicas que participaron del campamento pueden contar sin cansarse. Porque el recuerdo de los momentos vividos en sana alegría, y sobre todo, vividos en gracia, vuelven a llenar el alma una y otra vez.

Por eso, damos gracias a Dios por haber podido realizar un año más este campamento que dejó grabado en el corazón de las jóvenes el deseo de guardar sus almas limpias para poder ver un día a Dios en la eternidad. Les pedimos que las tengan presentes en sus oraciones para que perseveren siempre en la gracia.

Así fue que las despedimos mientras se iban cantando “… la pureza, el gran tesoro de nuestra juventud, la Virgen guardará”. Que sea siempre el canto de sus corazones y que se contagie a sus familiares y amigos.

En el Verbo Encarnado,

Hermanas del Estudiantado Santa Catalina de Siena.

1 Comentario

Deja un comentario