Patronales en cuarentena
Por: Hna. Ma. Filia Crucis

 

Este año, la fiesta de “Nuestra Señora de los Buenos Aires” (Bonaria), patrona de nuestra pequeña provincia, fue bastante peculiar no sólo porque fue en tiempo de cuarentena sino también porque el festejo tuvo lugar en San Rafael, sede de la provincia vecina “Nuestra Señora de Luján”. Así es, ¡la Virgen de los Buenos Aires en San Rafael!

Cómo llegamos aquí

Este tiempo de “cuarentena” a cada comunidad le tocó de un modo especial y seguramente habrá muchas anécdotas. A nosotras en particular, nos tomó por sorpresa en nuestro viaje a San Rafael, para la fiesta de San José y votos perpetuos de una hermana de nuestra provincia. Fue en esa semana que se decretó la cuarentena en Nacional y aquí estamos ya ¡hace dos meses!

Las hermanas de la casa provincial nos hospedaron, convirtiéndose en doble casa provincial: Nuestra Señora de Luján y Nuestra Señora de los Buenos Aires. Se ha convertido, como recita el Himno Nacional Argentino, en las “las Provincias Unidas de Sur”.

También hay hermanas de distintas misiones, que quedaron en la misma situación, lo cual hace que tengamos una muy linda y enriquecida vida comunitaria. Debemos destacar la figura de nuestro querido, San José quien está trabajando bastante para cuidar a esta nueva comunidad de 20 hermanas.

Bien, pero dijimos que ésta crónica era sobre la Virgen…

Festejos: Virgen de los Buenos Aires

Quisiera destacar el espíritu de familia con el que se vivió la preparación y los festejos mismos, pues todas las hermanas trabajaron con mucho empeño y alegría; ya sea las hermanas de la casa provincial, cada una en su ámbito, escenografía, cocina, cosas dulces, sacristía, floreros, etc., como las hermanas del monasterio quienes nos ayudaron con la Liturgia y pusieron a nuestra disposición la sacristía. Incluso desde del Monasterio de Cerdeña, Italia nos ayudaron para conseguir material litúrgico propio de la Virgen de Bonaria.

Para prepararnos espiritualmente se organizó un triduo en el cual tuvimos:

  • Noches “marianas”: Cada noche se hizo una pequeña exposición: la primera tuvimos una charla sobre la consagración a María. La siguiente, fue una mensual sobre la historia de la Virgen de Bonaria y el significado teológico del nombre e imagen. También se habló de la importancia que tiene la devoción a María Santísima en estos tiempos.
  • Buenas noches alusivas, preparadas por algunas madres.

El 23 de abril por la noche rezamos los maitines de la Virgen con los posteriores festejos, y el 24 tuvimos la Santa Misa, la que presidió el P. Emilio Rossi,  y concelebró y predicó el P. Pablo Rossi. Luego tuvimos el almuerzo festivo y un fogón con distintos números: interpretación en piano, cantos, poesías, etc. y por último el canto del Himno a la Virgen de Bonaria, que se canta en Cerdeña.

Por la tarde, rezamos las Vísperas con las hermanas contemplativas, y la M. Itatí nos dio las buenas noches en la que nos habló sobre como los frutos de nuestra Familia religiosa dependen de la unión a nuestras raíces.

Como cierre de esta gran fiesta realizamos una procesión por el predio de la casa Provincial con la imagen de la Virgen de los Buenos Aires. Rezamos el Santo Rosario con meditaciones sobre los atributos de la Santísima Virgen para reparar por las ofensas contra su Inmaculado Corazón  su protección sobre nuestra Familia religiosa. Durante la procesión llevamos candelas y conseguimos un parlante con el cual, nuestros cantos y oraciones resonaban a través del campo en el silencio de la noche y como un eco subían al cielo. Así es que, en la noche sanrafaelina, la Virgen de los Buenos Aires iba rodeada de sus devotas esclavas con las velas encendidas y tributándole sus oraciones y humildes cantos.

Realmente fue una gracia poder festejar así a Nuestra Madre del Cielo, e imploramos a Ella su protección para nuestra provincia y para el mundo entero.

Hermana Ma. Filia Crucis- Misionera Prov. Ntra. Sra. De los Buenos Aires

Casa Provincial – Comunidad “Ludovica de Angelis”