(2 videos al final de la crónica)

Intituto del Verbo Encarnado - Misioneros construyen una bilioteca en Papúa Nueva Guinea

Queridos amigos y familia, queremos compartir con ustedes la alegría que tuvimos el pasado 22 de octubre al haber terminado y bendecido una biblioteca para nuestra querida misión aquí en Vánimo, Papúa Nueva Guinea, y también así de este modo queremos aprovechar a agradecer una vez más a Dios y a todos los que nos han ayudado para que este proyecto se haya hecho realidad.

Intituto del Verbo Encarnado - Misioneros construyen una bilioteca en Papúa Nueva GuineaLa idea de la biblioteca surgió hace un par de años cuando los niños y jóvenes de la parroquia venían a golpear la puerta de nuestra casa para pedirnos un libro para leer. Comenzamos haciendo fotocopias de libros en Indonesia, luego pusimos un pequeño mueble en cada capilla con libros de devoción para el momento de adoración al Santísimo. Más tarde, en un viaje a USA por la “mission appeal” conocí a una señora, Jeannine Landry, que muy generosamente junto con su esposo y otras familias de New Hampshire se propusieron mandarnos libros, yo les advertí, y aún más, traté de disuadirlos sabiendo que no es fácil enviar encomiendas a Papúa, no es solo el costo, sino que muchas veces las cartas o encomiendas nunca llegan, pero ellos insistieron y se pusieron en campaña para enviarnos los libros. Así fue que, después de una larga espera, llegaron las primeras cajas de libros ¡y buenos libros! Luego conseguimos más donaciones desde Australia y aún estamos esperando un contenedor que tienen preparado con más
de 2000 libros para nuestra biblioteca.

Intituto del Verbo Encarnado - Misioneros construyen una bilioteca en Papúa Nueva GuineaAquí, si bien la gente habla el “pidgin” y sus propios dialectos, muchos saben inglés, especialmente los niños y jóvenes ya que en las escuelas se enseña en inglés, así es que muchos de ellos pueden disfrutar de la lectura de un libro, y así lo hacen, será porque aquí la gente no tiene televisión, radio o internet como es común tener en otros lados o será porque simplemente son más sencillos y entonces pueden disfrutar de otras cosas. Todo esto estimuló el ir adelante con este proyecto. Y por nuestra parte contábamos con el bien que puede hacer una buena lectura… cómo alimenta el alma, cómo refresca y recuerda las verdades que no debemos olvidar, cómo llena el corazón de los jóvenes con grandes y sanos ideales y en general cómo enriquece la cultura.
Entonces fue que, a principio de este año, después de haber recibido la ayuda de las “mission appeal” a través de nuestros superiores, comenzamos a reconstruir el edificio que estaba destinado para una biblioteca, el mismo está a 20 metros de nuestra casa y otros tantos de uno de los colegios que tenemos en nuestra parroquia. Para la construcción además de los cuatro carpinteros que comenzaron a venir todos los días, colaboraron todos. Por ejemplo, un domingo después de la Misa en las villas más cercanas se anunció que los padres necesitaban ripio para preparar el cemento, entonces las señoras cuando iban al río a lavar la ropa llenaban bolsas con ripio y al pasar nosotros en la camioneta las cargábamos; otras veces cuando hacía falta mano de obra era cosa de ir a la villa y buscar algunos jóvenes que contentos se subían a la chata y nos íbamos a buscar piedras, arena u otras veces a mezclar cemento… también apareció providencialmente una señora mayor, vecina nuestra y muy amiga, “mama Pola” que hace años fue enseñada por un misionero para hacer de bibliotecaria en la biblioteca del seminario, ella junto con otras voluntarias vinieron a ordenar y categorizar los libros.

Intituto del Verbo Encarnado - Misioneros construyen una bilioteca en Papúa Nueva Guinea Intituto del Verbo Encarnado - Misioneros construyen una bilioteca en Papúa Nueva GuineaIntituto del Verbo Encarnado - Misioneros construyen una bilioteca en Papúa Nueva GuineaAsí todo se fue dando providencialmente, no hubo que forzar nada, sino que más bien las cosas se fueron dando como de modo espontáneo, y aunque las dificultades no faltaron, como así tampoco el esfuerzo y sacrificio de todos los que colaboraron, podemos decir que para nosotros fue claro como Dios estuvo atrás de todo esto, y entonces el mérito una vez más es solo Suyo, por eso quisiéramos agradecerle a Él, Quien no se olvida de los más pequeños y de Quien recibimos todos y cada uno de los bienes, y también agradecerle a San Juan Pablo II, a quien hemos encomendado esta obra.

Intituto del Verbo Encarnado - Misioneros construyen una bilioteca en Papúa Nueva Guinea

Se haría muy extenso si me pongo a contar de como hicimos para construir, para conseguir los materiales; de como fue el día de la inauguración, la Misa con el obispo, la bendición de la biblioteca; del viaje del busto de JPII; de los festejos y la alegría de la gente. Eso lo dejo para que se lo imaginen. Solo me limito a decir que la gente se alegró mucho por el nombre que le dimos a la biblioteca y por el monumento que colocamos, y aún más al recordarles que San Juan Pablo II fue el primer y único Papa que ha visitado estas tierras y no solo una sino tres veces.

Intituto del Verbo Encarnado - Misioneros construyen una bilioteca en Papúa Nueva Guinea

No quisiera terminar sin dejar de nombrar a “St. Michael Primary School” y Liz que desde Australia nos han donado más de 2000 libros; también tenemos que agradecer a Mons. Robert Fuhrman que junto con Joseph McSweeny desde New Jersey, USA, nos donaron los paneles y equipo de energía solar para poder tener luz en la biblioteca ya que en el área no hay electricidad; también quisiera mencionar al Sr. y Sra. Davino que colaboraron también desde New Jersey USA; y por último aprovechamos a agradecer a “Aktion Unsere Spende” que desde Suiza ya hace años sostiene a los misioneros del IVE aquí en Papúa.

Intituto del Verbo Encarnado - Misioneros construyen una bilioteca en Papúa Nueva Guinea

Nos encomendamos nosotros y nuestra querida misión a sus oraciones, recen para que esta obra recién comenzada pueda dar muchos frutos entre estas gentes que Dios nos ha encomendado.

instituto-del-verbo-encarnado-misioneros-sacerdotes-10

P. Martín María Prado, IVE.

Deja un comentario